Imagen de previsualización de YouTube

El domingo 10 de marzo, tras muchos meses de silencio, los “indignados” de Atenas realizaron una manifestación en la plaza mayor de Síntagma, delante del Parlamento. El lema principal del llamamiento a la manifestación era “Pobreza, desempleo, suicidios. ¡Basta ya!”. Los 1.500 manifestantes que participaron en ella recibieron una carga policial y se dispersaron en las calles aledañas.

En el vídeo se ve el momento de la detención de un manifestante por los miembros de la denominada Policía antidisturbios. Los maderos lo están pegando e insultando, al estar tumbado en el suelo. Una manifestante lo incita a decir en alto su nombre y apellido. Él logra hacerlo a pesar de que uno de los maderos trata de taparle la boca.

En el mismo vídeo se oye la voz de una persona que está denunciando la actitud de la Policía hacia los fotógrafos. Al enterarse los maderos que ellos se habían acercado para sacar fotos del incidente, empezaron a empujarles, pegarles y disparar gases lacrimógenos hacia ellos.

El incidente demuestra una vez más el hecho de que las fuerzas represivas no tienen el mínimo escrúpulo, al tiempo que deja claro que han recibido la orden de machacar y acabar con cualquier resistencia al Régimen.

Deja un comentario

*

Archivo