El siguiente comentario fue escrito por una persona que quiso participar en un debate abierto en Atenas Indymedia sobre las próximas elecciones. Desde los primeros comentarios publicados el debate se encauzó al tema de la posición que tienen que tomar los anarquistas. El comentario que publicamos en esta entrada es una respuesta a otro comentario, en el que se asemeja la organización con un “practicismo burocrático partidista”. El comentario que hemos traducido y publicamos aquí no fue publicado en el enlace de dicho debate. Fue “censurado” y trasladado a la sección de los comentarios ocultos…

El partido es, por antonomasia, una forma jerárquica de organización política. Su jerarquía es formalísima y es formada mediante uno ciertos procedimientos. Si consideras que la CNT era un partido, atrévete a decírseloselo a los anarquistas, no (lo escribas) aquí, porque aquí tendrás que escribir argumentos. La forma de organización aformalista está basada en las jerarquías informales y en el compromiso y la consecuencia política inexistentes. Resulta muy eficaz en la práctica: Un puñado de personas en una plaza va pensando en qué puede hacer. Uno dice: “¿Por qué no quemamos una comisaría?”. “No hay cómo y por qué, no nos convertiremos en partido, el que quiera me acompaña, el que esté acojonado se queda fuera de la organización”. Es decir, que brevemente, por mayoría y con un centralismo democrático, prevaleció la idea de uno. Tras el éxito de la acción no hubo continuación, no hubo ningún motivo de crear una formación más allá de esta acción. La organización se disolvió. Para la próxima acción: otra vez a la plaza. Y si durante la acción se quemó alguna viejecita que había ido a la comisaría para firmar alguna autorización, nadie asume ninguna responsabilidad. De todo esto se le echa la culpa a la Anarquía, a los compañeros y las compañeras, a los solidarios y las solidarias, a los anarquistas. Y dale que dale con lo mismo.

Esto es exactamente lo que se tiene que hacer para que nunca surja la liberación social, para que siga existiendo el capitalismo y el Estado de la represión, y para que se intensifiquen las relaciones competitivas caníbales. Todos menos el líder aformalista sabéis muy bien que (en caso de desacuerdo, discrepancia) no tenéis más remedio que retiraros, por lo que optáis por seguir al líder. (Es una táctica) más autoritaria que la del partido, porque por lo menos en el partido a la entrada te dicen quiénes y cómo tienen el poder y (si quieres ser miembro del partido, sabes todo esto) y tienes la opción de aceptarlo o no.

El texto en griego, portugués.

Deja un comentario

*

Archivo