Unas palabras desde los calabozos del séptimo piso de la Dirección General de la Policía

A pesar de que ya han pasado tres días desde nuestra detención durante la marcha/patrulla antifascista del domingo 30 de septiembre, consideramos que es bueno aclarar algunas cosas.

El domingo 30 de septiembre, después de un llamamiento abierto se realiza una marcha motorizada y pegado de carteles antifascistas en el centro de Atenas, dando comienzo en el barrio de Exárjia, centro de Atenas. Esta marcha vino como respuesta a los pogromos fascistas y a los ataques contra inmigrantes, realizados en varias zonas del centro de la ciudad por bandas fascistas disfrazadas de “comités de habitantes o de dueños de tiendas”, apoyadas por las bandas estatales oficiales.

La relación entre el partido neonazi Jrisí Avgí (Aurora Dorada) y la Policía griega se da por hecha y como este tema está trillado no nos interesa analizarla o explicarla aquí en este momento. Después del ataque de unos miembros de Jrisí Avgí (“ciudadanos”) contra l marcha motorizada, tuvo lugar una embestida del equipo motorizado Delta de la Policía, el cual seguía (la marcha) tanto por detrás de ella como por las calles paralelas  a las de la ruta de la marcha. Al final fueron detenidos/as 15 luchadores y luchadoras antifascistas, quienes fueron golpeados/as en varias partes de su cuerpo como en la cabeza, en las manos, en las piernas, mientras que se usaron contra ellos armas de tipo taser (de electrochoque).

Los detenidos fuimos conducidos al sexto piso del edificio de la Dirección General de la Policía, fuera del Departamento de Protección del Sistema Político del Estado, donde durante la noche recibimos palizas, amenazas, tirones de cabello, quemaduras, y se sacaron fotos nuestras para los álbumes personales de los miembros del equipo Delta que nos tienen vigilados.

Las amenazas de tipo “ahora que sabemos quienes sois, os vamos a enterrar como a vuestros abuelos en la guerra civil” son indicativas del ambiente de terrorismo que intentaron imponer los pretorianos cretinos de los grupos motorizados Delta. También, no se nos permitió la comunicación con abogados o médicos durante 19 horas. Al día siguiente, después de nuestro traslado-show a donde nos sacaron fotos, fuimos conducidos a los tribunales.

Durante nuestra estancia allí, la policía antidisturbios cargó contra los solidarios reunidos, propinando una paliza a muchos de ellos, mientras que retuvo a 25 personas y finalmente fueron detenidas 4 de ellas. Desde el momento de su detención serán conducidas al sexto piso de la Dirección Central de la Policía, donde serán sometidas a una intimidación similar, con controles físicos humillantes. Tomando una decisión vengativa sin precedentes extendieron su detención por más de tres días, mientras que la de los 15 detenidos es hasta el jueves.

Somos llevados al centro de detención del 7º piso de la Dirección General de la Policía, en un ala que está abarrotada de presos (de capacidad para 30 personas mientras que en este momento 80 personas “viven” aquí en unas condiciones increíblemente miserables), con el fin de ”sacarnos de quicio”. Sin embargo, aquí nos hemos dado con una solidaridad sin parangón, por parte de personas que están presas, ”olvidadas” en sus celdas hasta tres meses.

En este período de “crisis económica”, en el que cada vez más personas son conducidas a la pobreza y la indigencia, el canibalismo social es recompensado como una virtud, el fascismo se levanta la cabeza en nuestros barrios, la ofensiva del Estado se intensifica a todos los niveles, las políticas que promueven la auto-organización, la solidaridad, el compañerismo y la acción directa, son las que pueden alzarse no sólo a modo de un muro para retener el temor que están tratando de imponernos, sino como una perspectiva de una organización social diferente.

Comprende el fascismo a fondo. Machácalo, no va a desaparecer por sí solo.

Los detenidos del 30 de septiembre y del 1 de octubre (algunos de ellos son descendientes orgullosos de los “pandilleros anarcocomunistas”)

El texto en griego.

Un comentario para “Texto de los detenidos en la marcha antifascista motorizada”

Deja un comentario

*

Archivo