“Cualquier osado intento de hacer un gran cambio en las condiciones existentes, cualquier noble visión de nuevas posibilidades para la raza humana, han sido etiquetados de utópicos.”

Como anarquistas, cuyo fin postrero es la creación de una sociedad diferente, metemos en nuestra aljaba un arma más: El discurso teatral. En concreto, para nosotros el teatro constituye un medio de despertar conciencias y de mantenerlas despiertas, teniendo como objetivo la edificación de una sociedad anti-jerárquica cuyas leyes serán iguales para todos y en la cual todos tendrán el mismo valor. En nuestros días, el arte en general, y el teatro en concreto, son productos de explotación cada vez más dura, de mercantilización, y medios de manipulación. Los partidarios de un teatro semejante promocionan el racismo, el nacionalismo, el odio, la homofobia y el patriarcado, mientras que no dejan de elogiar, por supuesto, el estado actual social y político de la vorágine neoliberal como la única alternativa que hay. Por consiguiente, con el pretexto de la sátira, proceden a la culpabilización del trabajador de bajo nivel económico.

La colectividad teatral anarquista Hybris propone la resistencia y la lucha contra la alienación y la decadencia. Luchamos y a la vez creamos focos de acción y de solidaridad. Nos oponemos a cualquier tipo de discriminación basada en la nacionalidad, la religión, la raza y el sexo. Estamos reacios a cualquier relación de explotación, autoritaria u otra, procedente, reproducida, impuesta y perpetuada por los varios mecanismos de represión estatal, directa o indirecta, y por los que la ejercen. Apoyamos todas las estructuras, okupas y colectividades que funcionen de una manera horizontal, anti-jerárquica, teniendo en cuenta los principios de la solidaridad y la auto-gestión, contra los patrocinadores, las subvenciones estatales y de la Unión Europea, y los intereses económicos cuyo fin es el lucro. El objetivo de la colectividad teatral anarquista Hybris es ser parte integrante del movimiento revolucionario, social y de clase.

Consideramos que la razón de la existencia del arte no es servir a la élite ni limitarse a un ciclo cerrado de “izquierdistas” aficionados al arte. Al contrario, su objetivo principal es hacer aún más fuerte la fuerza, el impulso necesario para derrocar la percepción de la conciencia sobre las necesidades reales del ser humano y de la sociedad.

El discurso teatral, estando íntimamente ligado al discurso político, puede poner de relieve varias cuestiones actuales, y someter al espectador a un proceso de conexión de sus propiedades como ser político, como trabajador, como ser humano, como transmisor y receptor del arte, re-estructurando la percepción fragmentada de la sociedad y el individuo, así como de la interrelación entre ellos.

Nos dirigimos a todos los que desean luchar en común con nosotros, crear cosas junto con nosotros, en el marco de múltiples formas de arte y acción, con el fin de fusionar y presentar el resultado de este proyecto en el ámbito de la acción y el discurso teatrales.

“El bastión más fuerte del Poder es la uniformidad, el mínimo desvío de ella es el mayor crimen”.

Nosotros nos declaramos criminales.

Colectividad teatral anarquista Hybris

El texto en griego.

Deja un comentario

*

Archivo