Cartel y comunicado de la colectividad anarquista de Tesalónica “Negro y Rojo”, publicados en su página web.

El texto del cartel:

“La humanidad se ha dejado gobernar durante largo tiempo, demasiado largo, y que la raíz de sus desgracias no reside en esta o en aquella forma de gobierno, sino en el principio y en la misma existencia del gobierno, sea cual fuere su naturaleza”.

Mijaíl Bakunin

Ningún gobierno quiere o puede defender los intereses de los plebeyos. Luchas sociales combativas, sin líderes, contra las planificaciones del Estado y del Capital.

Marcha de solidaridad y apoyo de la lucha de los trabajadores de Viomijanikí Metaleftikí, jueves 11 de mayo de 2017, a las 18:00h, en Kamara.

Huelga contra la votación del cuarto memorándum, el día de la huelga general, miércoles 17 de mayo de 2017, a las 10:00h, en Kamara.

Colectividad por el anarquismo social “Negro y Rojo”, miembro de la Organización Política Anarquista/Federación de Colectividades

El texto del comunicado:

La aprobación (votación) del cuarto memorándum viene a intensificar la barbarie estatal y capitalista que están sufriendo los oprimidos. Arrancando de esta acepción notamos que la coalición gubernamental, estando en plena concordancia con su trayectoria y no sorprendiendo a nadie, refuerza la profundización de la crisis, cuyas consecuencias afectan una vez más a las clases sociales inferiores, haciendo insoportable su cotidianidad. Por supuesto, esta ofensiva tiene tantas interpretaciones y facetas como las pretensiones de los soberanos. Por un lado, las nuevas medidas económicas conducen a una indigencia cada vez más intensa, y por el otro lado, la represión estatal hace todo lo posible para que no haya rupturas como consecuencia de las luchas y las resistencias sociales, ya que el gobierno sabe de sobra que las ilusiones falsas sobre una movilización popular convocada por unos mediadores y apoyada por una parte de los partidos que aspira a gestionar el Poder se han desmoronado del todo después de la aparición del verdadero rostro de Syriza, al quitarse este partido su careta luchadora falsa. Ya es claro que las formas de resistencia que han surgido no pueden ser aleccionadas, sino que constituyen una reacción espontánea contra la degradación de nuestras vidas y la indigencia, y se vuelven contra la política estatal, los gobiernos y la gestión de nuestra vida por el Poder, o sea contra la esencia de los sistemas de Poder.

La ratificación de la medida que permite la apertura de las tiendas por lo menos treinta domingos al año (mientras que ya se ha comenzado a hablar de cincuenta y dos domingos al año) demuestra de la manera más clara que es lo que les reserva el cuarto memorándum a los trabajadores, los jubilados y los desempleados. La coalición gubernamental aplica los planes de explotación más extrema de los trabajadores por el gran Capital. Ya las llamadas “líneas rojas” son unas narraciones cómicas con consecuencias trágicas para la gente trabajadora. Los jubilados y los desempleados se están poniendo de nuevo en el punto de mira, ya que se recortan las pensiones principales y suplementarias, mientras que el límite del importe máximo exento de impuestos constituye el índice emblemático de la indigencia en curso. En concreto, la aprobación del cuarto memorándum prevé la reducción del límite exento de impuestos a los 5.681 euros, la reducción del subsidio por desempleo y del subsidio de calefacción, la ayuda familiar, los subsidios a los afectados por desastres naturales, los subsidios de pobreza, más despidos en el sector público, así como la abolición del domingo como día festivo. También, les da a los supermercados el derecho de vender medicamentos, prevé la liberalización de los despidos masivos, la abolición de los convenios colectivos y del derecho al descuento por presentar recibos de gastos médicos, la abolición del derecho de las mujeres viudas de cobrar la pensión de su esposo fallecido, y la supresión con varios trucos burocráticos de muchos desempleados de los archivos del Instituto Nacional de Empleo. Uno de los objetivos de lo anteriormente citado es dar la sensación falsa de la reducción de la tasa de desempleo. Esto demuestra con qué facilidad son confeccionadas las cifras y cuál es su verdadero valor.

También, el gobierno de la “Izquierda”, que andaba diciendo que iba a prevalecer la «legalidad democrática» en el país, al mismo tiempo que denunciaba que los memorandos anteriores estaban en contra de la Constitución, sigue la política de sus predecesores derechistas, y no sólo viene a imponer la vía única de la explotación y la opresión, sino también aprueba unas nuevas medidas cuyas consecuencias seguirán notándose después de su mandato. Estas medidas vienen a sumarse a la larga lista de las medidas impuestas a los oprimidos, empeorando las condiciones de supervivencia de los de abajo, sirviendo los que las van a votar como unos siervos a los intereses del sistema capitalista, del cual constituyen una parte integrante. El nuevo Medievo es llamado de nuevo “desarrollo” y “modernización” en el “nuevo lenguaje” del totalitarismo moderno. Estamos entrando en un período de muchos cambios a varios niveles. Este período debe comenzar con la masificación y refuerzo de las resistencias sociales y de clase, así que se derroquen los planes económicos y represivos del Estado y del Capital. Por eso, aunque sabemos muy bien el coste económico significante que tiene para los trabajadores la pérdida de un día laboral, consideramos que ya es hora de que los explotados y los oprimidos salgan de nuevo de manera combativa a la calle. El dinero perdido de la jornada laboral del 17 de mayo no se dará por perdido, si logramos reestructurar las resistencias de clase, impedir la realización de los planes del gobierno, del Estado y del Capital, y organizar la defensa y el contraataque sociales.

En estas condiciones de imposición de la indigencia, nos enfrentamos a todo lo que han creado las políticas de gestión soberanas. Son unas políticas que favorecen a los patrones de todo tipo y a sus vanguardias. Son unas políticas que ponen en el punto de mira a luchadores y regiones enteras, tratando de crear la imagen de unas zonas-gueto. Son unas políticas que favorecen intencionadamente los intereses empresariales y otros, ya se trate de la sustitución a toda costa de la formación de alianzas con mafiosos, después del fracaso de la restricción en el otorgamiento de licencias televisivas, y la alianza con Melissanidis y el apartheid social que intenta establecer en el barrio de la nueva Filadelfia, así como los ataques al barrio de Exarjia y contra las luchas del movimiento anarquista (en este barrio se ha conseguido la recuperación del espacio público por sus habitantes, mediante una lucha organizada y consecuente contra la mafia), así como la elevación de los fascistas al rango del aliado político, a través de las presencias públicas comunes y la política del gobierno, la cual, intensificando la miseria dentro del entramado social, les da a las escorias fascistas la oportunidad de emerger. No es difícil entender que como está agotado el discurso de Syriza “contra los memorandos”, y este partido está esforzándose por quedarse en el Poder, se dirige a los partidarios de la “legalidad”, mientras que al mismo tiempo se vuelve de manera combativa contra el enemigo interno, quien sigue siendo siempre el mismo: Los anarquistas, los okupantes, los que se solidarizan con los perseguidos y con los que luchan contra los planes de la Soberanía.

Al mismo tiempo, a nivel social trata de desorientar a la gente de las políticas de indigencia que aplica, y de reprimir las resistencias sociales. Desatando la represión estatal, su jefatura política intenta, por un lado, crear un público y unas alianzas políticas reunidas en torno al dogma de la pacificación social y la seguridad, y por el otro lado, intenta anular la creación de movimientos sociales capaces de derrocar la situación actual, creando rupturas en el Estado totalitario moderno y en el Capital. Ataca a okupas y estructuras del movimiento, detiene a antifascistas, conduce a los inmigrantes al estado de la invisibilidad y la inexistencia, pone en el punto de mira a obreros luchadores, como a los trabajadores en los medios de transporte masivos que están dando una lucha social combativa, mientras que al mismo tiempo sella la vía única de la indigencia y la pobreza de los estratos sociales plebeyos, votando las nuevas medidas. Y como el futuro que nos tienen reservado es lúgubre y sombrío, nosotros como anarquistas y como segmento de la parte más afectada de la clase obrera, no tenemos más remedio que luchar sin retroceder, sin mediadores y desde abajo, contra las nuevas medidas, contra los patrones, contra los fascistas, contra la ofensiva de los medios de desinformación, contra todo tipo de mafias que contribuyen a la agudización del canibalismo social, contra el Estado y el Capital. Debemos prepararnos para el enfrentamiento por todos los frentes con los gobiernos izquierdistas o derechistas, debemos formar resistencias, cultivar los conceptos de la solidaridad de clase y de la auto-organización social, de la formación política anti-jerárquica sin instituciones y partidos, aunque se trate de las organizaciones y partidos de la Izquierda extraparlamentaria, los cuales simplemente son otra faceta de la política de Syriza.

En este nuevo período debemos actuar sobre la base de la masificación y el refuerzo de las resistencias sociales y de clase, así que se anulen (se derroquen) los planes económicos y represivos del Estado y del Capital. Ya es tiempo de volver a dar batallas, una tras la otra, teniendo, sin embargo, un plan unitario de auto-organización social. Hay que dejar claro que estas batallas conciernen a amplios segmentos de los de abajo. Jóvenes, trabajadores, desempleados, estudiantes, jubilados, deben dar luchas sin retroceder y sin mediadores, para anular en la práctica leyes viejas y nuevas que hipotecan el presente y el futuro. El movimiento anarquista organizado, como la única fuerza que puede, quiere y sabe formar resistencias y movimientos sin mediadores y líderes (cuya única tarea es traicionarlos a la primera oportunidad), deberá dar estas luchas de manera combativa, siendo consecuente y poniendo metas que puedan inspirar a los oprimidos, así que se cultive aún más el concepto de la auto-organización social, de la formación política sin jerarquías, y que aumente el rechazo de las propuestas institucionales y parlamentarias.

El próximo período será crucial, se tendrá que ganar terreno, ya que la crisis estará avanzando y estará creando más puntos muertos para los oprimidos. Durante este período el dilema “Barbarie estatal y capitalista, fascistización y guerra, o revolución social” se estará planteando cada vez más. Mientras la crisis vaya avanzando, nosotros estaremos proponiendo y estaremos luchando por la revolución social, la anarquía y el comunismo libertario contra la barbarie estatal y capitalista, la fascistización y la guerra.

Marcha de solidaridad y apoyo de la lucha de los trabajadores de Viomijanikí Metaleftikí, jueves 11 de mayo de 2017, a las 18:00h, en Kamara.

Huelga contra la votación del cuarto memorándum, el día de la huelga general, miércoles 17 de mayo de 2017, a las 10:00h, en Kamara.

Colectividad por el anarquismo social “Negro y Rojo”, miembro de la Organización Política Anarquista/Federación de Colectividades

El texto en griego, portugués.

Enlace corto: http://verba-volant.info/es/?p=12543.

Deja un comentario

*

Archivo