El comunicado de la asamblea de la okupa 111 (Tesalónica) sobre su posible desalojo por la Policía.

Hace unos días nos enteramos de que nuestra okupa iba a ser desalojada. La fecha (del desalojo) que se nos anunció era el 14 de enero de 2016. Hasta el momento en que fue escrito este texto nuestro nos es desconocida la evolución del caso, ya que después de muchos intentos no hemos podido encontrar más información sobre el estado del edificio, es decir si se ha vendido y si fue el dueño del edificio quien ha puesto en marcha el proceso del desalojo. El 13 de enero fue convocada en el edificio de la okupa una asamblea abierta, para decidir sobre el modo en que se realizaría la defensa de la okupa. En la asamblea se concretaron los turnos de vigilancia de la okupa. Al final, la noche pasó sin que los maderos procedieran al desalojo.

Al día siguiente se anunció la celebración de algunas actividades, así que hubiera gente en la okupa, y para impedir cualquier tentativa de desalojo por parte de los maderos. No obstante, el 15 de enero por la mañana tres compañeras que estaban fuera del edificio fueron agredidas por policías secretos, y a continuación fueron retenidas preventivamente sin ningún motivo. Enseguida varias personas solidarias se reunieron delante de la Comisaría de la Torre Blanca, donde estuvieron retenidas las compañeras durante aproximadamente una hora.

Aparte de este hecho, últimamente venimos observando que la embestida de la represión contra los centros sociales y las okupas está siendo más fuerte, tanto con amenazas de desalojo como con ataques fascistas. En concreto, en Tesalónica dos okupas, Libertatia y Terra Incognita, han recibido ataques incendiarios por parte de fascistas. Más concretamente, el ataque incendiario contra la segunda fokupa mencionada más arriba fue un fracaso para los agresores, dado que el “artefacto incendiario” nunca explotó. Tampoco había posibilidad de que explotara. Las okupas Mundo Nuevo y Orfanotrofío fueron amanazadas con ser desalojadas desde el primer momento de su existencia.

Para nosotros las okupas son unas de las estructuras más importantes de la lucha anarquista. Constituyen un lugar en el que se echan los cimientos de una vida colectiva, se edifican relaciones de confianza y se les da a las personas la oportunidad de actuar libremente y sin jerarquías, contra los modelos que promueve el sistema capitalista. En estos lugares las personas intercambian ideas, se agudizan las conciencias, o sea, que se crea un núcleo de auto-organización y auto-gestión. Las ocupaciones constituyen focos de contrainformación y de propaganda de ideas anarquistas, teniendo como fin postrero su difusión en la sociedad. Ocupamos los edificios vacíos de la ciudad gris, confiriénoles vida y convirtiéndolos en punto de arranque y continuación de una lucha de resistencia contra los que quieran reprimir la libertad del pensamiento y de la expresión, contra los que te quieran con la cabeza agachada por toda la vida, obedeciendo a las supuestas leyes morales que te imponen, y contra el juego sucio de la compra y venta y de la máxima explotación, cuyo único fin es el lucro, y acabando con la estética del hombrecillo que ve la sociadad ideal dentro de una ciudad homogénea y llena de tiendas. No solicitamos nada y no colaboramos con el Estado y la patronal. La ocupación de un edificio constituye una opción política, ya que somos reacios a cualquier tipo de propiedad y no tenemos la intención de ser esclavos de un aparato estatal. Por lo tanto, debemos defender los lugares de resistencia, ya que constituyen una parte integral del movimiento anarquista.

Llamamos a una asamblea, el domingo 17 de enero de 2016, a las 17:00h, en la okupa de techo para inmigrantes Orfanotrofío, para coordinar nuestras acciones contra la represión que están recibiendo las okupas.

Para no vivir como peones, ya es tiempo de tomar lo que nos pertenece. Todo nos pertenece, porque todo es robado.

Okupa 111

El texto en griego.

Deja un comentario

*

Archivo