Imagen de previsualización de YouTube

El 26 de octubre, Beglitis y Magriotis, dos ministros del gobierno, se atrevieron a salir de sus escondites y asistir a las festividades en honor de San Demetrio, en Tesalónica, llamado patrono de la ciudad por las autoridades eclesiásticas y civiles. Tanto entrando en la iglesia de San Demetrio, como saliendo de ella, recibieron los fuertes abucheos de la gente reunida en las proximidades de la iglesia. En el vídeo se oyen los abucheos de las personas reunidas, quienes están haciendo gestos de abucheo contra el ministro de “Defensa”, Beglitis, gritando “canallas”, “ladrones”. Algunos trataron de acercarse a ellos para atacarlos, no sólo verbalmente. Sin embargo, estaban guardados por soldados y agentes de la Policía Militar y no recibieron del todo lo que merecen.

Deja un comentario

*

Archivo