Entradas con la etiqueta ‘programas de trabajo de interés general’

Texto publicado en la página web www.vforvolos.gr.

Muerto el trabajador de 35 años G. Stamelos en un programa de “trabajo de interés social” de cinco meses de duración. Trabajaba fuera de su jornada laboral en el sector de la limpieza. Hace tres meses y medio el 35añero tropezó en las obras realizadas en Megara al tratar de subir al camión de limpieza, y se hizo daño cayendo en el asfalto con la cabeza. Cobraba 19,60 euros al día. En este puesto trabajaba ilegalmente, sin la seguridad social de los trabajos penosos e insalubres, y sin haber firmado el contrato de trabajo relativo. No se trata del único caso, ya que miles de trabajadores en programas de “trabajo de interés social” de cinco meses trabajan ilegalmente y fuera de su horario de trabajo como “beneficiarios”.

Tampoco la muerte del 35añero ha sido un incidente aislado. Constituye, sin embargo, el colmo que rebasó el vaso. El llamado “trabajo de interés social” de los programas del marco estratégico nacional de referencia, que refleja la caída del índice de la tasa de paro, es la realidad de la barbarie capitalista del gobierno, quien saca provecho del desempleo de miles de personas.

Miles de desempleados desesperados presentan solicitudes de participación en los programas de cinco meses de duración del marco estratégico nacional de referencia. En la gran mayoría de los casos las condiciones de trabajo durante estos cinco meses son de explotación extrema, ya que el denominado “beneficiario” trabajará duro, y muchas veces será tratado de la peor manera por el patrón-“contratista”. Por lo general el “beneficiario” cobra una parte de sus honorarios dos meses después, mientras que el resto lo cobra muchos meses después de la finalización del programa. Además, últimamente la desgravación parece ser “olvidada” por el ministerio de Finanzas, destinándose este dinero a los fondos del Estado. Leer el resto de esta entrada »

En los próximos días se hará público el llamado “programa de trabajo de interés general”, a través del cual varios municipios y corporaciones estatales contratarán a 50.000 desempleados. La relativa ley no prevé ninguna modificación de las relaciones laborales de estos esclavos asalariados que van a cubrir temporalmente los puestos que se han quedado vacantes por los miles de despidos de funcionarios.

Los desempleados que participarán en el programa tendrán el mismo estatus que los llamados beneficiarios. No tendrán ningún derecho laboral, ya que como se ha citado no serán considerados trabajadores sino “beneficiarios”. Tampoco van a tener seguridad social. También, los menores de 25 años van a cobrar menos que las migajas que recibirán los mayores de 25 años. Aquí hay que señalar que estos últimos van a cobrar algo menos de 500 euros al mes, y los menores de 25 años algo más de 400 euros mensuales…

Se trata de mano de obra barata y desechable, a la que esta vez el Estado va a contratar no para cubrir las necesidades del Capital privado sino para sí mismo. A pesar de que los desempleados en Grecia serán ya más de un millón y medio de personas, su organización política es casi inexistente. Por muchos que sean los llamamientos de los sindicatos de base y los colectivos contra el desempleo y la precariedad, a auto-organizarse y a resistir contra estas nuevas formas de esclavitud asalariada, la gran mayoría de los desempleados que son proletarios con mentalidad y conciencia pequeñoburguesa, pasan de ellos. En algún momento se debería comenzar un debate sobre las causas de esta actitud, las cuales en nuestra opinión no se limitan sólo al lado de los desempleados o trabajadores sumisos, sino que tienen que ver con el funcionamiento de dichos colectivos y sobre todo con el modo en el que se dirigen a los demás oprimidos de esta sociedad.

El siguiente texto fue publicado en la página web de los “Desempleados y desempleadas de los barrios de Atenas” con motivo de una demanda presentada en la Inspección de Trabajo de Atenas por algunos trabajadores en “programas de trabajo de interés general” de cinco meses de duración contra la Dirección del Fondo Único de Pensiones Complementario.

“Aquí estas son las condiciones. Si no os gustan, podéis dimitir. Ya hacen cola más desempleados”. Estas han sido las palabras de Anastasios Papanicolau, director Fondo de Pensiones Complementarias, dirigiéndose a los trabajadores en los “programas de trabajo de interés general” del Instituto Nacional de Empleo, durante su visita a las oficinas locales del Fondo de Pensiones Complementarias de los dependientes.

Después de un espectáculo mal montado, celebrado en consulta con una lacaya suya (empleada en la Administración), el director exigió el aumento de la productividad de los trabajadores en los llamados “programas de trabajo de interés general”. Trató de sembrar la discordia y el antagonismo entre los trabajadores, anunciando que se publicarían en el tablón de anuncios los nombres de los tres mejores y los tres peores de los trabajadores, insinuando algunos beneficios para los mejores, diciendo: “Aquí estoy, ya veréis.” Amenazó con despedir a un colega que no estaba de acuerdo con él, con el fin de aterrorizar a todos los trabajadores (pero sin llegar a despedirlo).  Sin embargo, cambió de actitud enseguida, cuando algunos trabajadores “beneficiarios” reaccionaron al comportamiento terrorista, ofensivo e inapropiado de la Dirección. Los trabajadores de puesto fijo que acompañaban al director (entre ellos el actual presidente del sindicato de los trabajadores) se quedaron atónitos, porque no esperaban que los desempleados reaccionaran. Leer el resto de esta entrada »

Historias de desinformación, parte VII: El descenso del desempleo, el “primer contacto con el trabajo” para los desempleados, y otros cuentos neoliberales.

Durante los últimos años dos son los temas que son repetidos hasta la saciedad por todos los medios de desinformación: el supuesto aumento del número de los turistas, y el supuesto descenso de la tasa de desempleo. En esta entrada no vamos a tratar el primer tema, a pesar de que se ofrece para revelar como los aparatos desinformativos han llegado a distorsionar la realidad de una manera exagerada. Trataremos el tema del desempleo, con motivo de las últimas declaraciones del primer ministro y del ministro de Empleo.

Según los datos de la Oficina de Estadística Nacional la tasa de paro oficial es algo más del 27%. Como hemos analizado en nuestra entrada “Desempleo: Las cifras no (siempre) dicen (toda) la verdad” estos desempleados son solamente los que tienen derecho a cobrar el subsidio por desempleo y los que están registrados como tales en los archivos oficiales del Instituto Nacional de Empleo.

Los que han trabajado un solo día en el tercer trimestre del año son considerados trabajadores durante este trimestre, y no aparecen en las cifras de la tasa de desempleo engañosas de la Oficina de Estadística Nacional. Los que trabajan uno o dos días a la semana cobrando unas migajas son considerados trabajadores, y por consiguiente no están incluidos en la tasa de desempleo oficial. Lo mismo pasa con los modernos esclavos, llamados beneficiarios por el Poder y sus medios de propaganda masiva. Tampoco aparecen en la tasa de desempleo los desempleados que asisten a cursos o seminarios de formación ocupacional (por lo general ficticios). Leer el resto de esta entrada »

Archivo