Entradas con la etiqueta ‘paro’

El 2 de febrero de 2017 el grupo “Contraataque de Clase (grupo de anarquistas y comunistas)” realizó una acción en el Organismo de Empleo del barrio ateniense de Peristeri, contra la nueva normativa sobre los desempleados. Sigue el texto que se repartió durante la concentración de protesta. Creemos que es interesante la parte del texto en la que se hace referencia a algunas de las clausulas de la nueva normativa.

¿Qué lucha contra el desempleo? Su guerra contra los desempleados se va intensificando…

En la coyuntura actual del saqueo de clase y social, y aguardando la aprobación de un paquete más de medidas anti-obreras y anti-populares ordenadas por los acreedores imperialistas como requisito para la clausura de la segunda valoración, con la nueva normativa del Organismo de Empleo, votada ya por la mayoría de los miembros de su junta directiva y presentada en el ministerio de Empleo, la coalición gubernamental está intensificando la guerra contra aquellos estratos de la clase trabajadora que experimentan de la manera más cruel las consecuencias de la crisis capitalista y de estos siete años de memorandos.

En el contexto de la sumisión a la Unión Europea y sus directivas, con dicha normativa, cuyo título ilustrativo es “Determinación de medidas de control del desempleo, de los derechos y las obligaciones de los desempleados, así como de las sanciones impuestas en caso de no cumplir con las obligaciones”, se pretende institucionalizar el fichaje mediante la imposición de sanciones, la distinción entre desempleados “respetuosos de la ley” y no “respetuosos de la ley”, la consolidación de la opinión falsa de que el responsable del desempleo (el cual según los datos oficiales afecta a uno de cada cuatro trabajadores y a uno de cada dos nuevos trabajadores) no es el mismo sistema capitalista que diacrónicamente la engendra y la nutre, sino los mismos desempleados y las mismas desempleadas. Leer el resto de esta entrada »

El siguiente texto fue publicado el 17 de agosto de 2015 en la página web “Calendario de un desempleado”. Es el correo electrónico que envió a la página web una mujer desempleada de unos 45 años. El título de la publicación en griego es “Unas jornadas de trabajo”.

Después de catorce meses de desempleo lo único que pude encontrar fueron unas jornadas de trabajo en una planta envasadora de uvas. Mujeres de todas las edades, todas casadas y con hijos, cuyos maridos están en paro, trabajando por 22 euros diarios, más la seguridad social. La seguridad social fue la razón principal por la que me fui a trabajar a esta fábrica.

Pagué 35 euros por el certificado sanitario, a pesar de que ya tengo uno. No veo luz en ningún lado. Hace catorce meses estuve cinco meses trabajando y nada más. No tengo hijos, no tengo puntos de promoción…El camino es largo para los 20añeros, para nosotros que tenemos 45 años, para todos…Procuramos no perder la esperanza. Leer el resto de esta entrada »

El siguiente texto fue escrito por una desempleada de 26 años, y fue publicado en la página web “El calendario de un desempleado”.

“Hola, llamo por el currículum que nos ha dejado, sobre el puesto trabajo. ¿Sigue estando interesada? ¿Puede pasar por la oficina esta tarde a las 7 a hablar sobre este tema?”.

Así que con esta llamada de teléfono comenzó mi día. Me preparé, me puse mi mejor sonrisa y me fui allí. Por supuesto el trabajo no tenía nada que ver con mis estudios. ¡Sí, sí, estaba segura de que iba a encontrar un trabajo sobre el objetivo de mis estudios, ja, ja, ja! No importa, no estaría mal trabajar como dependienta en una tienda de recuerdos turísticos, entraría en contacto con la gente, sería divertido.

¿Pero, chicos, tiene sentido que te pidan que trabajes siete días a la semana, al principio con horario partido y luego corrido, y poco más de ocho horas diarias por 20 euros al día, como si fuera normal? En realidad te piden que no tengas vida. Pero, hombre, ya que te vas a morir estando todo el día de pie, ¿no podrás tener ni 24 horas a la semana para calmarte, para llenarte las pilas? Leer el resto de esta entrada »

Hemos dedicado ya varias entradas a la situación en Correos de Grecia. La mayoría de los trabajadores fijos son votantes del partido neoliberal auto-denominado Movimiento Socialista de Grecia (Pasok), así como del otro partido derechista de la coalición gubernamental, llamado Nueva Democracia. El sindicato de los trabajadores está controlado por una burocracia partidista que tiene profunda interconexión con los aparatos estatales y el Capital privado.

La relación entre el Estado y el sindicalismo oficialista tiene unas raíces muy profundas en el Estado griego. El partido del gobierno de turno reparte los puestos de trabajo a sus ovejas-votantes, y los sindicatos oficialistas controlados por él velan por mantener a los trabajadores tranquilos y dóciles, aplicando a la vez la política gubernamental en el sector público, y encargándose de la gestión- encubierta u oculta- de subvenciones y de fondos estatales y europeos, y consintiendo adjudicaciones directas sin concurso público, así como la contratación de trabajadores con contrato temporal sin derechos laborales.

Varias veces la Asociación de Empleados en Correos y Empresas de Mensajería Urgente del Ática (provincia de Atenas) ha denunciado que el sindicato oficialista llamado Federación de Empleados en Correos, es accionista en la empresa de mensajería urgente de Correos de Grecia. Los jefes del sindicato oficialista actúan como codueños y patrones de la empresa (por ahora) estatal. Por esta razón hace dos años no reaccionaron a la declaración del gobierno de privatizar Correos de Grecia. Leer el resto de esta entrada »

Historias de desinformación, parte VII: El descenso del desempleo, el “primer contacto con el trabajo” para los desempleados, y otros cuentos neoliberales.

Durante los últimos años dos son los temas que son repetidos hasta la saciedad por todos los medios de desinformación: el supuesto aumento del número de los turistas, y el supuesto descenso de la tasa de desempleo. En esta entrada no vamos a tratar el primer tema, a pesar de que se ofrece para revelar como los aparatos desinformativos han llegado a distorsionar la realidad de una manera exagerada. Trataremos el tema del desempleo, con motivo de las últimas declaraciones del primer ministro y del ministro de Empleo.

Según los datos de la Oficina de Estadística Nacional la tasa de paro oficial es algo más del 27%. Como hemos analizado en nuestra entrada “Desempleo: Las cifras no (siempre) dicen (toda) la verdad” estos desempleados son solamente los que tienen derecho a cobrar el subsidio por desempleo y los que están registrados como tales en los archivos oficiales del Instituto Nacional de Empleo.

Los que han trabajado un solo día en el tercer trimestre del año son considerados trabajadores durante este trimestre, y no aparecen en las cifras de la tasa de desempleo engañosas de la Oficina de Estadística Nacional. Los que trabajan uno o dos días a la semana cobrando unas migajas son considerados trabajadores, y por consiguiente no están incluidos en la tasa de desempleo oficial. Lo mismo pasa con los modernos esclavos, llamados beneficiarios por el Poder y sus medios de propaganda masiva. Tampoco aparecen en la tasa de desempleo los desempleados que asisten a cursos o seminarios de formación ocupacional (por lo general ficticios). Leer el resto de esta entrada »

El siguiente texto fue escrito por un desempleado, y fue publicado en la página web El calendario de un Desempleado. El texto es una carta ficticia escrita por el patrón de una empresa, y dirigida a sus empleados.

Estimado empleado, ahora que estoy viviendo los últimos momentos de mi vida tengo que confesarte algunas cosas que nunca has entendido.

Esclavo mío concienzudo, leal y trabajador, por tu bien no pagaba todas las contribuciones patronales a la seguridad social. De todos modos los fondos de pensiones los han hecho quebrar los gobiernos a los que tú has votado.

Por tu bien, con el pretexto de la crisis comencé a dejar de pagarte todo el sueldo, así que te fueras acostumbrando a cobrar menos.

Por tu bien pasamos al trabajo rotativo, así que pudieras descansar. Y yo seguí debiéndote dinero.

Y tú empleado (tonto) fiel, pensaste que apoyabas la empresa.

Por tu bien, los gobiernos a los que tú has votado, han contribuido a la abolición de la jornada de ocho horas diarias y de cinco días semanales, así como los convenios colectivos. Leer el resto de esta entrada »

Texto de la Asamblea de desempleados/trabajadores en el “trabajo de interés general” y en programas del Instituto Nacional de Empleo y del Marco Estratégico Nacional de Referencia, para el evento relativo que se celebró el 20 de noviembre de 2013.

“Programas de trabajo de interés general” “desempleados beneficiarios”, “voucher (bono) de incorporación al mercado laboral para jóvenes desempleados menores de 29 años”, “vouchers de reintegración”, remuneración diaria de 19.6 euros y de 17.1 euro para los menores de 25 años, sueldo mensual de menos de 490 euros…

Palabras dispersas que conforman un terreno hostil y en el último año y medio se han incorporado al vocabulario diario de aquellos desempleados que buscamos con ansiedad conseguir algún ingreso a través de los “programas contra la pobreza” del Instituto Nacional de Empleo. El lenguaje orwelliano de estos programas pretende ocultar la realidad asfixiante de la explotación laboral que estamos sufriendo. No nos dicen que los “programas de trabajo de interés social” son unas medidas neoliberales extremas que han sido aplicadas primero en el “Occidente desarrollado” como unas medidas aplicadas para que los pequeños infractores pagaran su multa y no fueran encarcelados. En la Grecia de 2013 puede ser que ya no conciernan a los infractores, pero no es casual que la filosofía por la que se rige cualquier programa financiado por el Marco Estratégico Nacional de Referencia que se refiere a los “desempleados beneficiarios” sea que ellos son responsables de su estado de desempleo y no los memorandos y la crisis del Sistema, y por consiguiente el objetivo del trabajo que se les “ofrece” es “ayudarles a regresar al mercado laboral”. Leer el resto de esta entrada »

La siguiente historia fue publicada por una desempleada en la página web “El Calendario de un Desempleado” bajo el título “Cuento Navideño”.

Hace dos años y medio, una mujer trabajadora fue despedida de su trabajo porque no obedecía a lo que le exigían. Su marido está desempleado y su hijo es estudiante.

Comenzó a buscar trabajo, pero con 1.500.000 de competidores la cosa no era fácil. Últimamente empezó a presentar solicitudes de participación en estos programas de “lucha” contra el desempleo (más bien de su reciclaje), de cinco meses de duración y con un sueldo de 490 euros. Al aproximarse las fiestas navideñas, así como el fin del plazo de su derecho a las prestaciones sociales, ¡se hizo un milagro! La escogieron como empleada administrativa en la Compañía de Transporte Público.

Sin embargo, los milagros duran poco. Cuando se fue a la sede de la Compañía con todos los documentos justificativos, se le anunció que el puesto de trabajo no era de personal administrativo, ¡sino de…revisor! Dos caminos se abrían delante de ella: aceptar el puesto del revisor del billete de los desempleados y los pobrecitos que no habían picado el billete, o no aceptarlo. La respuesta fácil era aceptar el puesto para no perder sus derechos a las prestaciones sociales y no tacharse del archivo de los desempleados, según lo indicado en el anuncio del puesto del trabajo, y para no perder el considerable importe de los 490 euros al mes. Leer el resto de esta entrada »

El siguiente texto es el correo electrónico de un desempleado, enviado a la página web El Calendario de un Desempleado.

Nací el 13 de marzo de 1988 en Atenas. Me gradué de la Escuela Superior de Gráfica en 2011. Domino los programas photoshop, ilustrador, indesign, premiere, after effects, flash, dreamweaver, corel draw, 3d max, maya, html, web design, java, c + . También domino la teneduría de contabilidad, sé barrer y fregar oficinas, así que no necesiten personal adicional para estas tareas. Además sé preparar varios tipos de café, como capuchino, espresso, americano, frapé (batido a mano, para hacer la espuma apropiada).

He cumplido con mis obligaciones militares. Puedo trabajar ininterrumpidamente durante más de 12 horas seguidas sin protestar. También, no tengo vida personal, no tengo amigos, no tengo novia, no tengo la intención de hacer familia (por lo que no tengo grandes exigencias económicas), no tengo sueños más allá de los intereses de la empresa.

No bebo, no fumo, no como, no necesito descansos. No sé qué significa hora extra.  Puedo estar sin dormir durante más de tres días para cumplir con los horarios más locos acordados entre mi empleador y su clientela. En mi trabajo estoy dispuesto a aceptar hasta las intervenciones estéticas más feas, ya que el cliente siempre tiene razón, y si él quiere que su cara aparezca en su tarjeta, yo tengo que ponerla. Puedo participar en reuniones estúpidas, en las que el personal se informa de que “la empresa es un barco que hace aguas y que primero tenemos que tratar de tapar el agujero, antes de zarpar y descubrir nuevos mundos”, antes de que se le proponga una reducción salarial. Leer el resto de esta entrada »

Texto publicado en la página web “El calendario de un desempleado”.

Ha amanecido, otro día que voy a ir a trabajar. Y voy a ir a trabajar porque yo tengo trabajo, mientras que un millón y medio de otras personas en este país no tienen. Y eso me da miedo.

Voy a ir a trabajar porque las facturas siguen sin pagar. Voy a ir a trabajar porque el alquiler está sin pagar, y la posibilidad de ser echada a la calle no es una forma de hablar. Voy a ir a trabajar y no voy a picar el billete en el tren, no porque tenga miedo al control, sino porque no tengo (dinero para pagarlo). Voy a ir a trabajar hoy también a pesar de que sé que voy a cobrar sólo una parte de mi sueldo, como miles de otros trabajadores y trabajadoras en este país. Voy a ir a trabajar aunque tengo miedo de que el dinero para el alquiler y las cuentas corrientes no me vaya a llegar. Voy a ir a trabajar a pesar de que sé que otra vez voy a escuchar lo de la paciencia que tengo que tener y lo de la situación que es difícil y lo que no tengo que desesperarme. Además, fijo que la situación va a mejorar, basta con que tenga paciencia.

Simplemente, hace poco que cuando me despierto por la mañana tengo la extraña convicción de que nada va a cambiar. Cuando entro en el tren veo lo mismo en todos los demás pasajeros y creo que lo mismo ven ellos en mí. Leer el resto de esta entrada »

Archivo