Entradas con la etiqueta ‘medios de transporte grecia’

Sigue el texto de la Asamblea abierta contra en control y las exclusiones en los medios de transporte, sobre dos movilizaciones realizadas recientemente en estaciones de metro de Atenas contra la nueva medida del billete electrónico y en general contra el control y las exclusiones en los medios de transporte masivos.

El 20 de diciembre de 2017 unos 100 compañeros y compañeras realizaron una marcha por el centro de Atenas. La marcha partió de Monastiraki y recorrió el centro de Atenas. Se gritaron lemas como “si no resistimos en los medios de transporte, nuestras ciudades se convertirán en cárceles modernas”, “Todo es nuestro porque todo está robado, ningún billete, acceso libre a los trenes”, “La solidaridad entre los pasajeros machacará a los maderos y los revisores”, “A romper todas las maquinas de validación de billetes”, “Ni electrónico ni normal, ningún billete, acceso libre al metro”, “Escuchadlo atentamente maderos y revisores: Váis a recibir palizas en los medios de transporte”. En la concentración que antecedió a la marcha se leyeron textos por megafonía. En la concentración y la marcha se repartieron panfletos y se tiraron volantes.

La marcha forma parte de un conjunto de acciones de la Asamblea abierta contra en control y las exclusiones en lso medios de transporte. Estas acciones están en marcha, en el marco de la lucha por el uso libre de los medios de transporte masivos. Unos días antes, el viernes 15 de diciembre, la Asamblea había realizado una concentración fuera de la estación de metro Egaleo, en la cual se leyeron textos por megafonía. Leer el resto de esta entrada »

Sigue el comunicado emitido por el Local Antiautoritario de la Universidad de Ciencias Sociales y Políticas a una marcha contra el billete electrónico y todo lo que conlleva para nuestra vida su introducción en los medios de transporte masivos.

Εstamos en una época de agudización de las diferencias de clase y de empobrecimeinto intencionado de los estratos sociales inferiores. En esta época el Estado, en colaboración con la llamada “iniciativa privada”, ha puesto en marcha una tentativa más de control de la vida pública. Esta vez se ha puesto en el punto de mira el sector del transporte público. El objetivo de la introducción del nuevo sistema del billete electrónico es el control absoluto de un derecho que ya está mercantilizado.

Desde luego el billete electrónico sobrepasa el tema de la mercantilización y entra en terrenos (campos) nuevos, importados del extranjero, de sociedades en que el control de las poblaciones está más avanzado. Tienen que conseguir la normlidad en la conciencia y la cotidianidad de las personas, creándose de esta manera un precedente muy peligroso para la violación de la libertad individual, y consiguiéndose una victoria de la “cultura” liberal del control y la vigilancia. Leer el resto de esta entrada »

Texto de la Asamblea de la plaza de Keratsini-Drapetsona y del centro social auto-organizado Resalto. El texto fue repartido en dos acciones realizadas recientemente por estos colectivos contra el billete electrónico y los sistemas de control social y de exclusiones, introducidos hace un mes en los medios de transporte masivos.

Acceso libre para todos a los medios de transporte masivos

La instalación del sistema del “billete electrónico” comenzó a finales de 2016, después de la instalación de sistemas informativos del tiempo de llegada de los autobuses en las paradas de autobuses y trolebuses. Las estaciones de metro se vallaron con torniquetes de entrada y salida, y se instalaron en ellas más cámaras de vigilancia y nuevos sistemas automáticos de expedición y recarga de billetes y tarjetas electrónicos. Al mismo tiempo, en los autobuses, los trolebuses y los tranvías se colocaron las nuevas máquinas validadoras de billetes electrónicos. La “re-estructuración” impuesta de nuestra vida diaria, revestida de un manto de tecnología y “modernización” preanuncia las inminentes exclusiones sociales y de clase, el fichaje electrónico de nuestros desplazamientos, y la extensión de las prohibiciones y la vigilancia.

Durante el último año estas acciones del Estado y de las direcciones de las empresas del transporte urbano han provocado una ola de resistencias colectivas, con acciones de varios tipos que sucedieron a varios ciclos de lucha dada durante la última década por el uso libre de los medios de transporte masivos: Reparto de panfletos en barrios, autobuses, estaciones de metro y paradas de tranvía, intervenciones con el fin de dirigirse a los trabajadores en los medios de transporte masivos, marchas y eventos, sabotaje o retirada de máquinas validadoras de billetes, destrucción de torniquetes de exclusión y de taquillas de venta de los nuevos billetes electrónicos. Leer el resto de esta entrada »

Hace unos días la “Iniciativa de trabajadores en los medios de transporte-Frente de clase”, el “Sindicato de camareros, cocineros y de trabajadores en el sector de la alimentación” y la “Asamblea de resistencia y solidaridad de Kipseli-Patission”, la “Asamblea abierta de Peristeri” y la “Iniciativa de habitantes e Kesarianí” realizaron una acción-“intervención” en una estación de metro de Atenas contra el billete electrónico. En esta acción se repartió un texto sbre este tema, firmado por las tres primeras colectividades. Siguen unos fragmentos de este texto (casi la mitad), acompañados por unos comentarios nuestros.

“Los trabajadores en los medios de transporte están experimentando con particular intensidad las consecuencias de esta re-estructuración. La intensificación de su trabajo en la expedición de billetes preanuncia las condiciones que experimentarán todos los trabajadores”.

En el comunicado se habla de “trabajadores” en general. En este caso creemos que no se puede generalizar hablando de “trabajadores” sin concretar a qué trabajadores se refiere. Hay varias categorías de trabajadores en los medios de transporte, desde los directores, todo tipo de ejecutivos y peces gordos bien remunerados y otros esbirros privilegiados, a los esclavos asalariados de bajo rango, que cobran poco dinero y sus condiciones laborales no son nada buenas. Leer el resto de esta entrada »

Sigue el texto informativo de la Asamblea contra el control y las exclusiones en los medios de transporte masivos, repartido durante una acción realizada en tres estaciones de metro de Atenas.

El sábado 4 de noviembre de 2017, un poco después de las 21:00h un grupo de cuarenta compañeros realizó una intervención dentro de tres trenes del metro de Atenas, entre las estaciones Síntagma, Syggrou-Fix, Monastiraki y Omonoia, en puntos de venta de billetes dentro de las estaciones, y en los andenes de estas estaciones. Se repartieron panfletos a todos los pasajeros, se tiraron volantes y se pegaron cientos de pegatinas en todas partes dentro de las estaciones, sobre todo en las máquinas validadoras de los billetes. La comisaría que estaba dentro de la estación de Syntagma tenía las luces apagadas, aunque dentro de ella había “personal”. En Monastiraki, los maderos que estaban dentro de la estación permanecieron inactivos.

Algunas de las consignas gritadas: “La solidaridad entre los pasajaros va a acabar con el terrorismo de los maderos y los revisores”, “Todo es nuestro porque es robado, ningún billete, acceso libre a los trenes”, “Ni electrónico ni normal, ningún billete dentro del metro. Ni electrónico ni normal, ningún billete, acceso libre al metro”, “Escuchadlo bien maderos y revisores, váis recibir palizas en los medios de transporte”, “Si no nos resistimos en los medios de transporte, pronto ellos se convertirán en cárceles modernas”, “La solidaridad es el arma de lso pueblos, guerra contra la guerra de los patrones”. Leer el resto de esta entrada »

El viernes 26 de mayo de 2017 se realizó una acción contra las nuevas medidas en los medios de transporte masivos. La acción fue realizada en una estación de metro de Atenas por estudiantes de tres facultades de la Universidad de Atenas. Recordamos que las nuevas medidas prevén varias formas de control y de vigilancia estrictas, la colocación de barras en los autobuses y en el metro, la instalación de cámaras de vigilancia en el interior de los vagones, la contratación de un cuerpo espacial de vigilantes para los medios de transporte masivos, quienes tendrán colaboración con la Policía, así como la aplicación de la medida del billete electrónico (registrando los datos personales del pasajero y excluyendo a personas del uso de los medios de transporte masivos).

La Policía y los encargados de la empresa privada que tiene a su cargo la explotación del metro trataron de prohibir la concentración dentro de la estación. Los manifestantes hicieron caso omiso de las amenazas y procedieron a la realización de la acción. Se tiraron muchos volantes, se repartieron 1.500 folletos sobre el billete electrónico, y se inutilizaron temporalmente todas las máquinas de validación de billetes.

Las reacciones de la gente fueron varias, algunas positivas, otras negativas, mientras que hubo muchas personas que no mostraron el mínimo interés por el tema. Además de las repercusiones económicas de las nuevas medidas, en la acción se puso de relieve su carácter social. Es dudoso que la mayoría de las personas que participaron en breves diálogos con los manifestantes hayan entendido qué significan las nuevas medidas. Es aún más dudosa la voluntad (de los que reaccionaron positivamente) de luchar por la anulación de las medidas.

Sigue el texto de la “Coordinación de comunidades de lucha anarquistas y antiautoritarias auto-organizadas por el sabotaje a los sistemas de control social y de vigilancia” sobre la destrucción masiva de máquinas de validación de billetes en el Ática (provincia de Atenas).

Las nuevas “reformas” en el funcionamiento y el uso de los medios de transporte masivo constituyen la continuación de la aplicación por parte del Estado y el Capital de unas medidas penosas que supuestamente contribuyen a la recuperación económica, pero en realidad conducen al empobrecimiento. Precios de billetes más altos, barras de control (desde principios de 2016), billete electrónico, cámaras de vigilancia, un nuevo cuerpo de maderos-revisores en todos los vehículos y las estaciones de los medios de transporte masivos: Todo esto es una pequeña muestra de los intentos del Estado de imponer el control absoluto de nuestra cotidianidad y del aislamiento social y de clase de los débiles, de los de abajo y de los que no queremos pagar el billete o no tenemos dinero para pagarlo.

Además de satisfacer nuestras necesidades personales, para nosotros, los obreros, los estudiantes y los desempleados, los desplazamientos con los medios de transporte masivos desde y a los lugares de trabajo, educación, consumo y diversión, constituyen una necesidad impuesta, dado que las distancias en las ciudades son largas. Las nuevas prohibiciones en los medios de transporte masivos constituyen una guerra diaria contra la solidaridad que está emergiendo entre los pasajeros, intercambiando billetes. Al mismo tiempo perpetúan el agobio y el miedo a los revisores, las multas y sus bracuconerías. Los nuevos “ojos que no duermen” de las cámaras de vigilancia que se están instalando incluso dentro de los vagones del metro y dentro de los autobuses, y los maderos que los vigilan, tienen como objetivo la creación de zonas de control absoluto. Leer el resto de esta entrada »

Texto de la colectividad del barrio de Atenas Nikea “Bloqueo al Poder”, publicado en su página web.

El plan de estructuración de la Compañía de Autobuses Urbanos incluye muchísimas disposiciones (medidas) y “nuevas ideas” sobre la represión de los “pasajeros sin billete” y el control de todos los pasajeros: Barras giratorias, entrada sólo por la puerta delantera de los autobuses, puntos de control en las entradas y salidas de las estaciones de metro, cuerpo de revisores con la participación de la Policía, así como cámaras de vigilancia dentro y fuera de los vagones del metro y los autobuses.

De esta manera se va formando un ambiente de control intensivo y de registro de nuestra cotidianidad. Nuestros traslados constituyen una mercancía y unos datos que podrán se procesados en el futuro.

A los que se les ocurra no pagar el precio del traslado (que irá aumentando según el itinerario) los espera un cuerpo de chivatos (uniformados o no), vigilantes en la Tierra del santo proceso de picar el billete. Estos estarán listos para perseguir y castigar a los que cometan el pecado mortal de no pagar el billete (la memoria del asesinado Thanasis Kanautis en Peristeri, por no tener billete, está siempre viva). También, los espera el accesorio indispensable de todo Poder que tiene respeto a sí mismo: Cámaras de vigilancia. Leer el resto de esta entrada »

Información sobre la manifestación del 1 de abril contra las nuevas medidas en los medios de transporte masivosInformación sobre la manifestación del 1 de abril contra las nuevas medidas en los medios de transporte masivosInformación sobre la manifestación del 1 de abril contra las nuevas medidas en los medios de transporte masivos
El sábado 1 de abril se realizó en el centro de Atenas una manifestación contra las nuevas medidas en los medios de transporte masivos (formas de control y de vigilancia muy estrictas, barras en los autobuses y en el metro, cámaras de vigilancia en el interior de los vagones, vigilantes especiales para los medios de transporte masivos, en colaboración con la Policía, y sobre todo la introducción del billete electrónico (registrando los datos personales del pasajero y excluyendo a personas del uso de estos medios). Esta movilización viene a sumarse a una serie de manifestaciones, acciones y sabotajes, en respuesta a la aprobación de las medidas anteriormente citadas.

En la manifestación participaron unas 500 personas, en una ciudad de unos 4,5 millones de habitantes, cuya gran mayoría usa diariamente o varias veces a la semana los medios de transporte masivos. Notamos que los manifestantes dieron con unos cuantos consumistas lobotomizados, quienes defendieron la mercantilización de los bienes sociales y su “derecho democrático de pagar por usar los medios de transporte masivos”… La mayoría de los participantes en la manifestación han sido anarquistas, anti-autoritarios, libertarios y personas que pertenecen a coordinadoras e iniciativas contra el billete electrónico y por el uso gratuito de los medios de transporte masivos. Notamos también que ningún partido (parlamentario o extraparlamentario) ha convocado ninguna manifestación contra la mercantilización de los medios de transporte y las (nuevas) formas de control y vigilancia en ellos.

La concentración se realizó en la plaza de Monastiraki, y fue sucedida por una marcha a la plaza mayor (Síntagma) a lo largo de la calle peatonal Ermú, la más comercial en Atenas. Algunos de los lemas gritados son los siguientes: “Ni barras de control, ni revisores: Negativas de pago por nuestras necesidades básicas”, “Para el transporte la solución es fácil: Uso gratuito de los medios de transporte masivos, y patadas a los revisores” y “Ni barras ni máquinas validadoras, la crisis la tienen que pagar los patrones” (vídeo). Una vez finalizada la marcha, se rompieron varias de las nuevas máquinas validadoras instaladas en la estación de metro de Omonia (vídeo).

El texto en portugués.

Continúa la lucha contra las nuevas medidas en los medios de transporte masivos (formas de control y de vigilancia muy estrictas, barras en los autobuses y en el metro, cámaras de vigilancia en el interior de los vagones, vigilantes especiales para los medios de transporte masivos, en colaboración con la Policía, y sobre todo la introducción del billete electrónico (registrando los datos personales del pasajero y excluyendo a personas del uso de los medios de transporte masivos).

La Coordinadora de colectividades del centro de Atenas por el uso gratuito de los medios de transporte masivos realizó dos acciones antes de la manifestación del sábado 11 de marzo. El miércoles 1 de marzo se realizó una “intervención” en autobuses urbanos en el centro de Atenas. Se pegaron pancartas y se pintaron lemas en su parte exterior. A continuación se repartieron folletos en paradas de autobuses y trolebuses, así como dentro de ellos. El jueves 2 de marzo se realizó una acción en la estación de metro Victoria. Se repartieron folletos informativos sobre las nuevas medidas dentro de la estación y en las zonas aledañas de ella. Estas acciones constituyen la continuación de la manifestación del 18 de febrero y de las acciones que la antecedieron.

El sábado 11 de marzo se realizará una marcha por el centro de Atenas contra las nuevas medidas y a favor del uso libre de los medios de transporte masivo por todos y todas. La concentración será en la plaza de Monastiraki, a las 12:00h.

Archivo