El viernes 13 de febrero de 2015, a las 20:00h, un inmigrante paquistaní suicidó en el centro de reclusión para inmigrantes de Amygdaleza. El 28añero Mohamed Nadím estaba más de año y medio recluido cuando se informó de que su reclusión se había prolongado otros seis meses (llegaría a los veinticuatro meses en total), pese a que la ley prohíbe la reclusión de los inmigrantes más de dieciocho meses en cualquier centro de reclusión.

Esta es la tercera muerte de un inmigrante recluido durante los últimos días. Hace unos días otro inmigrante había fallecido en otro centro de reclusión bajo circunstancias poco claras, mientras que la semana pasada un inmigrante afgano había muerto de tuberculosis dentro del mismo centro de reclusión. En estos modernos campos de concentración miles de inmigrantes están congestionados dentro de contenedores, las condiciones de higiene son pésimas y la atención médica es inexistente.

Algo más de una hora después del asesinato de Mohamed Nadím cientos de inmigrantes acudieron a su celda, violando las reglas penitenciarias que prohíben el desplazamiento de los recluidos de su sector durante casi todo el día. Los inmigrantes permanecieron muchas horas en la celda de Nadím, negándose a entregar su cadáver a la Policía, y exigiendo el cierre del centro de reclusión.

Pronto llegaron a Amygdaleza fuerzas de la llamada Policía antidisturbios. Los maderos, sin embargo, no entraron en del centro de reclusión, permaneciendo durante muchas horas fuera del recinto, aguardando órdenes para reprimir cualquier tentativa de realización de un motín dentro del centro de reclusión, así como cualquier manifestación combativa fuera de él.

Hoy, sábado 14 de febrero, a las 10:00h se realizó una concentración en Amygdaleza contra el funcionamiento de los centros de concentración-reclusión para inmigrantes, con la participación de pocas personas.

Un comentario para “Suicidio de inmigrante en el centro de reclusión de Amygdaleza”

Deja un comentario

*

Archivo