Sigue el texto del un grupo de personas de la provincia de Eubea que se opone a la destrucción del humedal de Kolovrejtis (Eubea) en solidaridad con la lucha contra el desvío del río. Dejando de lado el uso de la palabra “ciudadanos” en el título del grupo y en el texto, las inexactitudes sobre la participación de los habitantes de Mesojora y los pueblos vecinos en la lucha combativa y desde abajo contra el desvío, los lemas altisonantes y genéricos al final del texto, así como la falta de cualquier referencia (no sólo en este texto, sino también en textos de varias iniciativas y colectividades políticas y ecológicas) a la actitud de la mayor parte estos habitantes a favor del marco constitucional de la legalidad y la mediación, el texto constituye una de las poquísimas voces de solidaridad, aunque sea teórica, con la lucha contra la destrucción del medio ambiente de la sierra de Pindos.

El grupo de ciudadanos del humedal de Kolovrejtis expresa su solidaridad con la lucha que se está dando durante muchos años contra el desvío del río Aqueloo. Durante los últimos treinta años los habitantes de Mesojora, Tríkala, y ciudadanos solidarios del resto de Grecia están luchando con fervor contra el desvío del río, planificado por los lobbies de las empresas constructoras y de la agricultura intensiva. Están luchando contra el funcionamiento de la central hidroeléctrica faraónica que fue construida en el alto flujo del río, en el corazón de la sierra de Pindos.

El potencial funcionamiento de este monstruo de cemento de 150 metros, promovida durante el último tiempo por el ministerio de Medio Ambiente, le dará el golpe de gracia al río Aqueloo, en el curso del cual ya están en funcionamiento tres presas. Como señala la Red “Mesojora-Aqueloo SOS” “el Estado y la Compañía de Electricidad perciben el río, las aguas y en general los recursos naturales, como algo que tiene que ser explotado, como un medio que puede ser usado para explotar los recursos naturales. Están allanando el camino a la privatización de las aguas y de la energía. No les importa que su nuevo plan continúe teniendo enormes consecuencias medioambientales y que conduzca a la desaparición de Mesojora”.

La lucha contra el desvío del río Aqueloo es una lucha-símbolo del movimiento ecológico en el país, es una lucha por la defensa del medio ambiente y de los bienes comunes del saqueo del “desarrollo”, cualquiera que sea la careta que tiene puesta, es una lucha por que siga siendo el agua un bien natural de acceso libre, es una lucha por la vida, la tierra y la libertad.

En este marco, informamos a nuestros conciudadanos que este agosto también en Mesojora se organizarán debates y eventos culturales por el movimiento, así como una acampada libre a orillas de Aqueloo, una asamblea de solidarios y habitantes el sábado 12 de agosto, y una marcha a la presa el domingo 13 de agosto.

Que se anule el desvío de Aqueloo. Que no funcione la presa de Mesojora.

Grupo de ciudadanos por la salvación del humedal de Kolovrejtis

El texto en griego, portugués.

Deja un comentario

*

Archivo