Este texto fue publicado en la página web http://imf-fuck-off.blogspot.gr, bajo el título “Ocupación para siempre”.

Cuando nadie lo esperaba, ya que el hecho de que la lamentable inercia ha echado raíces en el pueblo griego podrá ser explicado sólo por el historiador del futuro, de repente apareció un atisbo de esperanza de rebelión en las movilizaciones de los estudiantes de secundaria.

En pocos días centenares de ocupaciones estallaron en todas partes en el país, y el futuro se espera ser aún más brillante, ya que todos sabemos de nuestra juventud gloriosa que este fenómeno fácilmente puede difundirse y convertirse en un dolor de cabeza para el gobierno y los asquerosos pequeñoburgueses, que, por un lado han desmantelado todo, pero por otro lado no se conforman con el caos que han causado, y quieren destrozar también las generaciones futuras.

Las ocupaciones estudiantiles tienen un dinamismo particular, porque tienen una serie de características únicas: En primer lugar, hablamos de chicos de 13 a 18 años de edad, es decir, de personas cuyo carácter y cuya conciencia política todavía están siendo formados. Por consiguiente, ninguna persona razonable puede acusarlos de que tienen fines egoístas, excepto los estúpidos ultraderechistas del gobierno con estos nombres ridículos que tienen.

En segundo lugar, a los chicos de esta edad les importan un bledo los juegos de Poder sucios, las negociaciones de la deuda pública, las pruebas de los bancos, la Troika, el partido del gobierno Nueva Democracia, el partido de la oposición Syriza, el cadáver del Pasok (el segundo partido de la coalición gubernamental), y la planta exótica llamada Papulias . Les importa un bledo todo esto, y esto es lo debido, porque tienen la voluntad, la visión y la convicción de que pueden arrasar con todo lo que se ponga en su camino. Es la renombrada (notoria) tendencia (propensión) natural de los jóvenes a la rebelión, que quieren y tienen la manera de acabar con su presente actual podrido y crear algo nuevo.

En tercer lugar, la represión, que sin duda vendrá pronto por parte de los padres, los profesores, los fascistas, los periodistas, los maderos y los jueces, en estas edades puede crear rápidamente una ola masiva de solidaridad que se pondrá al lado de los estudiantes. Entonces empezará a salir otra vez la gente a la calle con agresividad. Eso es lo peor para los políticos, los burócratas y sus esbirros asquerosos, quienes quieren encauzar cualquier rabia social a las ilusiones de las próximas elecciones.

No olvidemos que en 1998, en el período de la dinastía sucia del Pasok, cuando se suponía que Grecia estaba en pleno desarrollo y modernización, las miles de las ocupaciones estudiantiles y la revuelta que estalló contra el ministro de Educación en aquel entonces, que quería transformar las escuelas en centros de exámenes destinados exclusivamente a la memorización y la cacería de buenas notas, fue durante varios meses una espina clavada en las costillas del Poder. En la actualidad, en el año 2014, los chicos tienen un sinfín de razones para cerrar las escuelas y convertirse en la pesadilla de los gobernantes (soberanos).

Además, una ocupación estudiantil en 1973 fue la que hizo lo obvio y se volvió decididamente contra la Junta militar. Ni los partidos, ni los políticos demócratas burgueses (aquí podéis vomitar), ni sus aliados extranjeros, ni nadie. Un pequeño grupo de estudiantes hizo la ocupación de la Escuela Politécnica y les escupió a la cara a los pequeñoburgueses comprometidos, que “lo pasaban bien”, es decir, al 90% del pueblo griego. En nuestros tiempos, los mismos tipos comprometidos están hundidos en la inactividad y están viendo su vida destruyéndose. Entonces el apoyo a los estudiantes es el único camino que podemos tomar.

El texto en griego, portugués.

Deja un comentario

*

Archivo