Texto publicado en la página web http://www.iforinterview.com.

Hace muchísimos años, cuando los trabajadores tenían la conciencia y la voluntad de reivindicar lo obvio, la huelga tenía a la patronal acojonada. ¿Por qué?

Porque los patrones y los gobiernos sabían que cuando los sindicatos convocaban una huelga, en esta huelga todas las fábricas dejaban de funcionar, todas las oficinas quedaban vacías, y en los medios de producción y en el aparato estatal no trabajaba ni un trabajador, hasta que los trabajadores consiguieran lo que estaban demandando. Y este era su temor principal: Que “se congelara” todo. El número de las personas que saldrían a la calle era algo secundario.

Hoy día ni siquiera se plantea el tema de la reivindicación de algo más. Al contrario, cada dos por tres vmos perdiendo uno tras el otro todo lo obvio que había sido conseguido en aquel entonces (antes de que naciéramos). Hoy no somos capaces de proteger ni siquiera lo poco que nos ha quedado.

El próximo lunes se va a abolir el derecho a la huelga para los sindicatos. Esta es una de las cláusulas desprecibles (viles) de la propuesta de ley presentada en el Parlamento. Se da por hecho que esto va a ocurrir, porque creo que nadie espera que una huelga de 24 horas o un paro de trabajo de unas horas, pueda anular la aprobación de esta ley. Además del hecho de que a todos los sistemas (regímenes) les importa un bledo que hagamos algo de lo anteriormente mencionado, sólo el hecho de que le comunicas a tu patrón la duración de tu huelga es una aceptación de tu derrota y tu sumisión.

Creo que si queremos ver algo de luz dentro de la oscuridad impuesta por nuestra propia sumisión a los deseos del Sistema, es vía única la reconsideración de todo. No sólo las jefaturas de los sindicatos (que claramente tienen la mayor parte de la responsabilidad), sino todos.

Porque si pensamos en el salario diario, al tiempo que nos estamos hundiendo, estamos condenados a perder este salario también, tarde o temprano (después de que se convierta en propina, si esto no ha pasado ya).

El texto en griego.

Deja un comentario

*

Archivo