Texto publicado en la página web del Observatorio de Actividades Mineras. El título del texto alude al uevo disparate de la empresa minera El Dorado Gold, reproducido por sus lacayos y portavoces: La fusión rápida (flash melting). La empresa sostiene que este método puede usarse para el procesado del oro de Calcídica. Desde luego a la empresa le importa un bledo el hecho de que este método no se ha usado en ningún otro lugar en el mundo, y que si el contenido del arsénico usado supera el 0,5% (en el caso de Calcídica será del 8%), el método resulta sumamente peligroso para la vida humana y el medio ambiente.

Hace diez días, en una entrada de un amigo en Facebook, entablé conversación con un empleado de la empresa Elinikós Jrisós (Oro Griego), quien, usando un apodo, llamó a su interlocutor estúpido y contaba todas las fábulas bien conocidas de su empresa sobre la fusión rápida (flash melting): Que este método puede funcionar independientemente de la cantidad de arsénico que tenga el condensado, que lo confirma el director finlandés de Outtec, que hay una fábrica semejante en el centro de Hamburgo, e.tc.

Yo le contesté empleando las cifras de los estudios de la empresa, le dí enlaces de artículos publicados en páginas web extranjeras que demuestran que lo que dice que va a hacer la empresa aquí no existe en ningún lugar en el mundo, señalando que él es el primero que va a respirar el arsénico emitido por la fábrica, y que tendría que ser el primero que tendría que preocuparse. Por supuesto, todo esto fue en vano. El hombre estaba totalmente liado. Una vez puso en duda que el porcentaje del arsénico en el concentrado de las fábricas de Skuriés y de Olimpiada es del 8%. Le dije: “¿Quieres que sea 6%? ¿Acaso 5%? ¿Cuánto quieres que sea?” No cambia nada, porque si el arsénico es más del 0,5%, el método es peligroso. En otra ocasión aceptó que el porcentaje del arsénico es alto, pero “el método funciona”. No sabía decirme dónde trabajaba. Desde luego, de su perplejidad no tiene la culpa él, sino la buena patronal de la empresa que no dice cada vez la misma mentira…

Concluyendo le dije que le pidiera a la empresa dos cosas que pueden demonstrar indudablemente quién dice la verdad y quién dice mentiras. Y si encontraba estas dos cosas y son realmente ciertas, yo admitiría que me había equivocado y pediría perdón. Se puso de acuerdo, con la certeza que la empresa (con sus argumentos) haría callarse a todos los la que ponen en duda.

Unos días más tarde me dijo que esperara porque iba a realizar una “investigación”. Al final se fue corriendo (del dialogo) y trató de borrar las huellas del debate. En esta imagen yo parezco hablar sόla, porque mi interlocutor cobarde había borrado todo lo que había escrito.

¿Quién tiene miedo de la verdad? La pregunta-desafío aún está en vigor y se dirige ya a la misma empresa y al director ejecutivo de ella, sr. Dimitriadis, y a los varios catedráticos y ex miembros del Instituto de Estudios Geológicos que se portan como si fueran empleados suyos:

1. Indiquen tan sólo un estudio científico sobre el uso industrial exitoso del método de la fusión rápida (flash melting) en condensados cuyo arsénico es del 8%.

2. Indiquen tan sólo una fábrica en el mundo entero que use el método de la fusión rápida (flash melting) en condensados cuyo arsénico es del 8%. Atención: Fusión rápida en todas las fases del proceso, hasta la producción de metales puros y la eliminación del arsénico, como prevé el estudio aprobado para las minas de Calcídica.

Hagan públicas estas dos cosas y si son ciertas, yo y la página antigold.org admitiremos que estamos equivocados y pediremos perdón en público por haber estado acusando de fraude a la empresa desde 2013.

El texto en griego, portugués.

Deja un comentario

*

Archivo