¿Quién dijo que en Grecia no se construyen carreteras?¿Quién dijo que en Grecia no se construyen carreteras?¿Quién dijo que en Grecia no se construyen carreteras?¿Quién dijo que en Grecia no se construyen carreteras?¿Quién dijo que en Grecia no se construyen carreteras?
¿Quién dijo que en Grecia no se construyen carreteras? En el norte del territorio del Estado griego, en la provincia de Calcídica, la empresa minera “Oro Griego” (Elinikós Jrisós) está construyendo una carretera similar a las carreteras regionales del país, en medio de un bosque y donde hasta hoy había un camino forestal. A continuación analizamos la noticia, tal como la hemos recogido en la página web del Observatorio de Actividades Mineras.

La empresa minera mencionada más arriba es una filial de la multinacional “El Dorado Gold”.  Con el apoyo del Estado griego y sus aparatos represivos lleva unos años pretendiendo instalar una megaminería de oro en el noreste de la provincia de Calcídica. Como se ha explicitado en entradas nuestras anteriores, el funcionamiento de una minería en la zona tendría unas consecuencias desastrosas para el medio ambiente y la vida humana.

Es en esta provincia, y en concreto entre la localidad de Jondró Dendro (cerca del pueblo Megali Panaguiá) y el área minera de Skuriés, donde esta empresa está construyendo ilegalmente una carretera asfaltada en medio del bosque, sin permiso pero con el Estado haciendo la vista gorda ante esta ilegalidad que está rotundamente prohibida por la Administración Forestal y su Departamento de Carreteras.

La obra de la construcción de esta carretera fue bautizada “mejora de la accesibilidad del camino forestal preexistente”, pero como se ve claramente en las fotos que publicamos se trata de una carretera, que para los estándares de la red vial del Estado griego se trata más bien de una carretera regional, más amplia que una carretera local, y por supuesto nada tiene que ver con un camino forestal.

Según la empresa minera, el objetivo principal de la existencia de esta carretera, la cual rompe violentamente la continuidad del ecosistema forestal, ¡es “la gestión correcta y la protección del bosque de los incendios forestales, el desarrollo del recreo y senderismo forestal, en conjunto con la educación medioambiental (la formación en materia de medio ambiente) y el fomento (desarrollo) de la conciencia ecológica”!

La actividad minera como objetivo de la existencia de una carretera asfaltada de estas medidas está citada en el reporte técnico de la empresa minera, pero tan sólo como un objetivo secundario. Según las denuncias realizadas por el Observatorio de Actividades Mineras, un proyecto minero sencillo requeriría un camino forestal algo mejor que el preexistente anteriormente a la construcción de esta carretera monstruosa en medio del bosque. El Observatorio se pregunta si el motivo de su construcción su es tan sólo una manera de decir el Capital trasnacional a la población local y a los que se oponen a la destrucción del ecosistema y a la privatización del agua y los recursos minerales “la montaña es nuestra, vamos a hacer lo que nos da la gana, independientemente de si es legal o ilegal”, o si se trata de un megaproyecto colosal cuya materialización requiere una carretera semejante.

En el mismo reporte técnico del proyecto leemos que “todas las obras previstas en el informe (estudio) se realizarán sobre la base de (respetando) los reglamentos de la arquitectura paisajística, el grado de resistencia[1] del medio ambiente a varias[2] actividades, y en general de la protección y mejora[3] del medio ambiente, y esto se plantea como un requisito primordial e indispensable”…

Los estándares y las normas de las carreteras y los caminos forestales están determinados por el Ministerio de Agricultura. El “Informe de Impacto Ambiental” fue aprobado por la Dirección Regional Forestal y su redacción fue supervisada por las autoridades forestales locales. Los “científicos” (¿quién sigue creyendo en el papel neutro en el ámbito del capitalismo?), los burócratas, los altos dignatarios y los demás parásitos del aparato estatal, han violado las leyes de su propia autoridad y son cómplices no sólo de la construcción de esta carretera, sino también del crimen que se está cometiendo en Calcídica con la minería de oro.

El Observatorio de Actividades Mineras ha presentado una denuncia contra la empresa Oro Griego (Elinikós Jrisós), pidiendo el cese de las obras y la imposición de sanciones a esta empresa. Nosotros no tenemos ilusiones falsas sobre los “procedimientos legales”. El único modo de quitarnos de encima la carga de los que pretenden hacerse con el control de los recursos naturales y violar el equilibrio de la naturaleza, es organizar nuestra lucha contra el sistema inhumano que los nutre.



[1] Son las palabras textuales del texto del reporte técnico. En el texto en español las hemos dejado inalteradas, a pesar de que no tienen mucho sentido (tampoco lo tienen en griego) para dar una idea del concepto que tiene el Capital de la naturaleza.

[2] Lo mismo es válido para esta frase. Las actividades no se concretan como mineras, sino que son intencionadamente determinadas por el término abstracto “varias”.

 [3] Lo de mejorar el medio ambiente no lo percibimos sólo como un mero disparate o un neologismo neoliberal que carece de sentido para cualquier persona que quiere vivir en armonía con la naturaleza. Es indicativo también del cómo el sistema imperante la concibe y de las pretensiones que tiene.

Un comentario para “¿Quién dijo que en Grecia no se construyen carreteras?”

Deja un comentario

*

Archivo