“¡Nos enriquecemos con la miseria de los inmigrantes!”Cartel del Grupo político autónomo Fallout sobre los que se aprovechan del funcionamiento de los centros de reclusión para inmigrantes en la región fronteriza de Tracia. El cartel ha sido pegado en las calles de ciudades de Tracia y está publicado en la página web contrainformativa Tracia Contra.

No ha pasado ni un año desde las movilizaciones “espectaculares” del pueblo de Tracia (o sea de los pequeñoburgueses racistas junto con los representantes de la autoridad local, la cleriguicia y los fascistas organizados) en contra de la transformación de las Escuelas de Formación de maderos de la región en centros de concentración (reclusión) para inmigrantes. Entonces algunos marginados sosteníamos que todo este jaleo acerca de las “bombas higiénicas” y la “transformación de Grecia en un país islámico” sirve solamente para cubrir los regateos entre los patrones locales y el gobierno por el reparto del dinero que se saca del funcionamiento de los centros de reclusión para inmigrantes.

Sosteníamos que los mismos sujetos políticos que lloraban ante las cámaras de la tele por la degradación de la región, se frotan las manos calculando la parte que les corresponde de las subvenciones europeas y la economía sumergida que se está desarrollando en torno de unas vidas que son bautizadas ilegales. No podíamos imaginarnos, sin embargo, que la misma chusma, teniendo como campo de acción el centro de reclusión de Venna, confirmaría nuestra opinión de una manera tan obvia, saliendo en los medios de desinformación locales para admitir descaradamente: “¡Nos enriquecemos con la miseria de los inmigrantes!”

11 de diciembre de 2012: En el telediario de un canal televisivo local la autoridad municipal de Sappes junto con unos cuantos dueños de restaurantes y supermercados se quejan del rumoreado cierre del centro de reclusión para inmigrantes de Venna. En realidad admiten que el pilar principal de la economía local es la alimentación de los presos con restos de comida, cargando al Servicio de Inmigración de la Unión Europea. ¿Si ellos se van de aquí, a quién vamos a vender comida caducada a unos precios tres veces más altos que el los de los alimentos no caducados?

Después de esta exhibición de ridiculez, ¿hay algún izquierdista que nos pueda convencer de que los griegos saben de emigración y que no son racistas? ¿Hay algún periodista que nos pueda convencer de que la culpa de todo la tiene “la mala planificación del gobierno”? ¿Acaso nuestros patrones grandes y medianos nos pueden convencer de que los obreros inmigrantes “tienen la culpa de la mala situación de «nuestra» economía”?

Grupo político autónomo Fallout

Un comentario para ““Queremos los centros de reclusión. ¡Nos enriquecemos con la miseria de los inmigrantes!””

Deja un comentario

*

Archivo