El 2 de febrero de 2017 el grupo “Contraataque de Clase (grupo de anarquistas y comunistas)” realizó una acción en el Organismo de Empleo del barrio ateniense de Peristeri, contra la nueva normativa sobre los desempleados. Sigue el texto que se repartió durante la concentración de protesta. Creemos que es interesante la parte del texto en la que se hace referencia a algunas de las clausulas de la nueva normativa.

¿Qué lucha contra el desempleo? Su guerra contra los desempleados se va intensificando…

En la coyuntura actual del saqueo de clase y social, y aguardando la aprobación de un paquete más de medidas anti-obreras y anti-populares ordenadas por los acreedores imperialistas como requisito para la clausura de la segunda valoración, con la nueva normativa del Organismo de Empleo, votada ya por la mayoría de los miembros de su junta directiva y presentada en el ministerio de Empleo, la coalición gubernamental está intensificando la guerra contra aquellos estratos de la clase trabajadora que experimentan de la manera más cruel las consecuencias de la crisis capitalista y de estos siete años de memorandos.

En el contexto de la sumisión a la Unión Europea y sus directivas, con dicha normativa, cuyo título ilustrativo es “Determinación de medidas de control del desempleo, de los derechos y las obligaciones de los desempleados, así como de las sanciones impuestas en caso de no cumplir con las obligaciones”, se pretende institucionalizar el fichaje mediante la imposición de sanciones, la distinción entre desempleados “respetuosos de la ley” y no “respetuosos de la ley”, la consolidación de la opinión falsa de que el responsable del desempleo (el cual según los datos oficiales afecta a uno de cada cuatro trabajadores y a uno de cada dos nuevos trabajadores) no es el mismo sistema capitalista que diacrónicamente la engendra y la nutre, sino los mismos desempleados y las mismas desempleadas.

Brevemente, entre otras cosas, la nueva normativa (la cual es un copiado de textos de los manuales más neoliberales) prevé:

– La obligación de los desempleados de presentar pruebas de sus acciones de haber buscado trabajo. Como pruebas son considerados el envío de currículum incluso a oficinas de empleo privadas (o sea de trata de esclavos asalariados), y las entrevistas realizadas. En caso de no presentar dichas pruebas, el Organismo de Empleo procederá a la interrupción de la prestación del subsidio por desempleo a los desempleados que lo reciban (y por consiguiente de la atención médica y del uso gratuito de los medios de transporte masivos).

– La obligación de los desempleados de aceptar cualquier trabajo, curso de formación o servicio de asesoramiento ofrecidos a ellos por el Organismo de Empleo. Con respecto al trabajo “ofrecido”, las limitaciones asociadas con el salario son pocas, y son cada vez menos según van aumentando los meses del desempleo. Los desempleados de larga duración son considerados totalmente reciclables, dado que, por ejemplo, si llevan más de 18 meses en paro, están obligados a aceptar cualquier trabajo, cobrando las migajas del salario mínimo. “La no aceptación de cualquier puesto de trabajo, curso de formación o servicio de asesoramiento, conlleva su expulsión de los registros de los desempleados y la interrupción de la prestación del subsidio por desempleo”.

La coalición gubernamerntal, siendo un gestor político dócil y obediente de sus patrones capitalistas e imperialistas, a través de esta nueva normativa monstruosa, está intentando presentar una imagen ficticia, la del “descenso de la tasa de paro” (con la expulsión de miles de desempleados de los registros del Organismo de Empleo), ahorrar fondos con los recortes de los subsidios por desempleo, la creación de un potencial obrero aún más barato, y de masas de desempleados dóciles, con la cabeza agachada, listos para aceptar cualquier puesto de trabajo, independientemente de salarios, horarios y condiciones laborales, dispuestos a ser molidos en la cruel máquina de moler humanos del Capital.

No podemos dejarnos realizar todo esto. No podemos dar más pasos hacia atrás. Debemos acabar con el fatalismo y el derrotismo. No se puede aceptar esta vida miserable que se nos “ofrece”, y el futuro aún más miserable que nos están preparando. Debemos darnos cuenta de que tenemos fuerza colectiva, debemos formarnos según criterios de clase, organizarnos políticamente, resistir y luchar para acabar con esta situación lamentable y abrir el camino a la perspectiva revolucionaria, por el comunismo y la anarquía.

Que se retire de inmediato la nueva normativa monstruosa del Organismo de Empleo. No más pasos hacia atrás.

Contraataque de clase (grupo de anarquistas y comunistas)

El texto en griego, portugués.

Deja un comentario

*

Archivo