La noche del 28 de marzo de 2013 las fuerzas pretorianas del Régimen irrumpieron en la cárcel de Koridalós en Atenas. En concreto irrumpieron en muchas celdas de la cárcel, entre ellas en muchas de presos políticos. Los maderos inmovilizaron a los presos, los esposaron y los sacaron de las celdas y empezaron a investigar su interior.

Esta operación policial terrorista duró toda la noche, hasta las 6:00h de la mañana siguiente. Los presos pasaron la noche esposados fuera de sus celdas y sin pegar ojo. Al día siguiente los presos se negaron a participar en el registro diario, reaccionando a la represión que recibieron.

El 25 de marzo había tenido lugar una operación semejante en la cárcel de Tríkala, en el centro del país. Los maderos propinaron palizas a varios presos, entre ellos a un preso político anarquista.

Con estas operaciones represivas terroristas el Estado pretende imponer el terror en las cárceles y reprimir cualquier tentativa de organización de resistencias al terrorismo dentro de ellas. El 29 de marzo de 2013, 350 presos de la cárcel de Koridalós sacaron un comunicado, en el cual hacen claro que no se van a quedar de brazos cruzados y expresan su solidaridad con los presos de la cárcel de Tríkala. Los presos señalan que a la violencia de los maderos van a contestar con la violencia de la dignidad.

Deja un comentario

*

Archivo