La huelga de 8 meses de los trabajadores en “Acería Griega” tiene fastidiado y aterrorizado tanto al patrón de la empresa como a los capitalistas griegos.  El miércoles 20 de junio el patrón de la empresa Mánesis procedió a más despidos de trabajadores, demostrando cual sería el destino de los trabajadores si hacían caso a sus promesas falsas, rompían la huelga y aceptaban las condiciones de esclavitud que se les pretendió imponer.

El jueves 21 de junio al mediodía, unos 40 rompehuelgas aparecieron ante las puertas de la acería. Ninguno de ellos es obrero. Son directores, ejecutivos, personal de la Administración y otros esbirros del dueño, así como unos cuantos bravucones contratados por la patronal de la acería. Este conglomerado de rompehuelgas trató de irrumpir en las instalaciones de la acería y ocuparla, pero fue rechazada por los obreros huelguistas que estaban presentes en aquel momento. En el conflicto que sucedió a esta tentativa violenta de romper la huelga, tres obreros resultaron heridos y se trasladaron al hospital más próximo a la acería. A los dos les dieron de alta del hospital y el tercero sigue hospitalizado pero está bien de salud.

Cuando los trabajadores rompehuelgas se apartaron de los bravucones, los huelguistas atacaron a estos últimos, echándolos de las proximidades de la entrada de la acería y haciéndoles huir. Después de ser rechazados, los rompehuelgas regresaron y se quedaron unas cuatro horas fuera de la acería antes de dispersarse y desaparecer. Pronto llegaron más huelguistas y solidarios para reforzar la defensa de la acería ocupada. Estos últimos en su mayoría son izquierdistas.

No fue esta la primera vez que la patronal de la acería trata de romper la huelga por todos los medios. Varias veces ha intentado hacerlo con rompehuelgas pero sin éxito. Entre ellas mencionamos el caso del deplorable intento del 28 de febrero. El 3 de enero se valió de otra maniobra para aterrorizar a los huelguistas: amenazó con cerrar la empresa. A principios de junio la “Justicia” declaró ilegal la huelga, sin lograr desanimar a los huelguistas.

Estado, Capital y medios de desinformación, con rabia están tratando de acabar con la huelga heroica de los obreros en “Acería Griega”. Sin embargo, ellos continúan luchando, indicándonos el camino. Solidaricemos con la lucha que están dando. Es una lucha que nos concierne a todos.

Deja un comentario

*

Archivo