Texto de la Unión Sindical Libertaria de Tesalónica, publicado con motivo de la decisión racista de la Asociación de Padres de Alumnos de la escuela de Oreokastro, de cerrar la escuela del pueblo, si se inscriben en ella los hijos de los inmigrantes y los refugiados que viven en la zona.

El martes 13 de septiembre se anunció el comunicado de la Asociación de Padres de Alumnos de la escuela de Oreokastro, en el cual se hablaba del cierre de la escuela en el caso de que se inscribieran alumnos que son inmigrantes, o en el caso de que estos alumnos hicieran uso del edificio de la escuela. Esta decisión sucedió a la del concejo municipal de Oreokastro, y fue fuertemente apoyada tanto por el alcalde como por los concejales y los que presenciaron la sesión del concejo, quienes andan propagando sus delirios racistas y ultraderechistas. Puesto que una autoridad municipal no es competente para indicar quien puede y quien no puede asistir a clases en una escuela, el objetivo de tales decisiones es generar hostilidad e histerias conservadoras antes de que se tome cualquier decisión y se realice cualquier acción.

Vivimos juntos, trabajamos juntos: La emigración era y sigue siendo una necesidad constante de los oprimidos, de los obreros, para reivindicar una vida mejor. En la coyuntura actual muchas comunidades de personas pertenecientes a varias etnias desarraigadas se ven obligadas a apilarse en centros de reclusión y de espera, situados en torno a las ciudades.

No es la primera vez que vivan aquí hijos de los refugiados y de inmigrantes. En el territorio del Estado griego los hijos de los inmigrantes de segunda y tercera generación son compañeros de clase y vecinos nuestros desde hace muchos años. La vida junto con hombres cuya identidad nacional y religiosa es diferente es un problema sólo para los partidarios de ideas fascistas.

“¿Cómo vamos a salvarnos de la “libertad” de nuestra esclavitud y de las ideas “patriotas” de los traidores? ¿Y cuándo (vamos a salvarnos) de los dioses de los ateos y de los caníbalos?”

Κostas Várnalis

Las amenazas fascistas y racistas, ya sea por temor o por palabras de estupidez y de populismo superficial, recuerdan sólo a nacionalismo, al cual nosotros somos reacios y nos oponemos adoptando un enfoque de clase. No vamos a dejar tales comunicados sin respuesta. Llamamos a los docentes, los padres, los y las estudiantes de Oreokastro a condenar estos comunicados racistas.

Unión Sindical Libertaria de Tesalónica

El texto en griego, portugués.

Deja un comentario

*

Archivo