00ÁÈÇÍÁ-ÅÐÅÉÓÏÄÉÁ ÓÔÇ ÓÕÃÊÅÍÔÑÙÓÇ ÃÓÅÅ/ÁÄÅÄÕ.(ICON PRESS / ËÉÁÊÏÓ ÃÉÁÍÍÇÓ)ÁÈÇÍÁ-ÅÐÅÉÓÏÄÉÁ ÓÔÇ ÓÕÃÊÅÍÔÑÙÓÇ ÃÓÅÅ/ÁÄÅÄÕ.(ICON PRESS / ËÉÁÊÏÓ ÃÉÁÍÍÇÓ)ÁÈÇÍÁ-ÅÐÅÉÓÏÄÉÁ ÓÔÇ ÓÕÃÊÅÍÔÑÙÓÇ ÃÓÅÅ/ÁÄÅÄÕ.(ICON PRESS / ËÉÁÊÏÓ ÃÉÁÍÍÇÓ)ÁÈÇÍÁ-ÅÐÅÉÓÏÄÉÁ ÓÔÇ ÓÕÃÊÅÍÔÑÙÓÇ ÃÓÅÅ/ÁÄÅÄÕ.(EUROKINISSI/ÁÍÔÙÍÇÓ ÍÉÊÏËÏÐÏÕËÏÓ)ÁÈÇÍÁ-18-10-2012-Áðåñãéáêü óõëëáëçôÞñéï ÃÓÅÅ - ÁÄÅÄÕ// ÂÏÕËÇ ÖÑÁ×ÔÇÓ.(EUROKINISSI-ÃÅÙÑÃÉÁ ÐÁÍÁÃÏÐÏÕËÏÕ)9ÁÈÇÍÁ-ÅÐÅÉÓÏÄÉÁ ÓÔÇ ÓÕÃÊÅÍÔÑÙÓÇ ÃÓÅÅ/ÁÄÅÄÕ.(ICON PRESS / ËÉÁÊÏÓ ÃÉÁÍÍÇÓ)DSC03325Manifestación de la huelga del 18 de octubre: la primera aplicación del nuevo plan represivo del RégimenDisturbios en las protestas contra la austeridad en Grecia
La manifestación de la huelga general del 18 de octubre fue algo menos masiva y combativa que la del 26 de octubre. No obstante, esta vez las movilizaciones fueron caracterizadas por la aplicación en la manifestación de Atenas de un plan prefabricado de la Policía de provocar a los manifestantes, disolver la manifestación y reprimirla de una manera totalmente inmotivada y bien organizada, sin tener el menor pretexto por parte de los manifestantes. Se trata de la nueva política represiva del Régimen, cuyas fuerzas represivas no cargaron solamente contra manifestantes sino contra todos los que encontraron a su paso.

¿Huelga general o huelga “general”?

La huelga del 18 de octubre ha sido una huelga «general» más, convocada por los sindicatos oficialistas de los trabajadores en el sector público y privado. El interrogante que se le ocurre a alguien es por qué una gran parte de los esclavos asalariados, que se supone que estuvieron en huelga, no salieron a la calle. Una primera respuesta es que son muchísimos los trabajadores del sector privado que no pudieron participar en la huelga a causa del terrorismo de la patronal. Estos trabajadores, que son la mayoría en el sector privado, se vieron forzados a trabajar. Puede ser que en el centro de las ciudades grandes, como Atenas y Tesalónica, casi todo haya permanecido cerrado debido a las manifestaciones celebradas, sin embargo en las afueras de estas ciudades, en las ciudades más pequeñas y en los pueblos, la participación en la huelga, activa o no, ha sido mucho menor, con respecto al sector privado. En estas zonas casi todos los negocios permanecieron abiertos.

¿Pero qué huelga es esta?        

Una segunda respuesta al interrogante anterior es que una parte de la clase trabajadora está harta de estas huelgas de un día de carácter apaciguador, al mismo tiempo que la sociedad está siendo conducida a la miseria y al totalitarismo, y está recibiendo una ofensiva sin precedentes por parte del Capital y del Estado. El Poder, a través de los sindicatos oficialistas, pretende manipular y apaciguar la rabia del pueblo, encauzándola en formas de protesta anodinas para el Régimen, el Estado, el Capital y todos sus lacayos. Pretende hartar a la gente e inyectar en el inconsciente colectivo la convicción de que no podemos derrotar o derrocar el Régimen y que nada se puede conseguir luchando. Después de tantas pseudo-huelgas como esta, que parece que no tienen ningún resultado visible o directo, mucha gente ya está harta. No obstante, en un fragmento de la sociedad cada vez más grande va madurando la idea de una huelga indefinida y combativa.

¿En qué condiciones se ha realizado la manifestación de la jornada de huelga general?

Una tercera respuesta al interrogante planteado anteriormente es el terrorismo ejercido a la sociedad. Desde muy temprano de la mañana del 18 de octubre las estaciones de metro más próximas al centro de Atenas se cerraron y permanecieron cerradas durante casi todo el día. Fuera de las estaciones de metro que estuvieron abiertas, grupos de maderos realizaban constantemente retenciones de personas que se dirigían al centro. Desde las primeras horas de la mañana las escorias que se llaman policías secretos estaban esparcidas por todo el centro de Atenas, intimidando, aterrorizando, agrediendo y deteniendo a manifestantes. Durante toda la semana los medios de desinformación han estado cundiendo el pánico, hablando reiteradamente de “disturbios”, “follones” e “incidentes” que daban por hecho que iban a darse en la manifestación, como hacen en vísceras de cada movilización. Esta propaganda ha venido a completarse con las imágenes y la desinformación que han transmitido tanto durante como después de la manifestación. Con todo esto el mensaje que quiere emitir el Poder es claro: quedaos lejos del centro de Atenas, lejos de donde se realizan manifestaciones, lejos de todo lo que es colectivo (y sobre todo peligroso para el Sistema).

Como la Policía inició la provocación organizada contra la manifestación

La marcha de la manifestación comenzó un poco después del mediodía, sucediendo a la del autodenominado Partido Comunista (KKE). Los miembros de este partido se marcharon nada más comenzar la manifestación de todos los demás. Así pues no se enteraron nada de lo aconteció después de su breve “ceremonia fúnebre” y que está descrito a continuación. Seguramente lo verán en los telediarios de esta noche, con una buena dosis de desinformación, ya que el periódico de su partido no suele hacer la mínima referencia a manifestaciones que no están organizadas o convocadas por sus superiores en la jerarquía partidista. A la marcha de un puñado de jefes sindicales hacia el Parlamento no vamos a hacer la mínima referencia. La publicación de sus eventos es lo que menos se merecen estos sujetos.

La participación en la manifestación fue algo inferior a la de la del 26 de septiembre. Cuando la mitad de los bloques había llegado a la plaza mayor de Atenas, Síntagma, y la gente estaba tranquila y poco animada, dos escuadrones del llamado equipo antidisturbios de repente cortaron la calle de la plaza por donde pasaba la marcha, formando una barricada. Esta acción intencionada y repentina de la Policía causó la rabia de los manifestantes que estaban presentes. Muchos de ellos se acercaron a los maderos y se pusieron a gritar lemas, pidiéndoles que se retiraran. Bajo la presión de la gente los antidisturbios de retiraron. Sin embargo, su retirada fue realizada de una manera igual de provocativa. Dispararon gases lacrimógenos y granadas aturdidoras y unos grupos de manifestantes contestaron con botellas, piedras y cócteles molotov. Así pues comenzaron los denominados por los medios de desinformación disturbios, en una manifestación que se desarrollaba de una manera tranquila y nada combativa. En este caso los maderos no tuvieron el menor pretexto. Actuaron de una manera intencionada y planeada con antelación.

Como la Policía desarrolló un plan de terrorismo organizado y estudiado con antelación

A continuación tres escuadrones de los mismos bravucones armados invadieron la plaza de Síntagma y cargaron contra todos los manifestantes que estaban en su interior. Su plan era ya obvio: iban a cortar los bloques de la manifestación, tratando a la vez de disolverla y evacuar la plaza. Podrían haber esperado que finalizara la marcha, pero en este caso no se transmitirían en los medios de propaganda las imágenes de los renombrados ya “disturbios”, tan necesarios para la aterrorización de todos aquellos que no participaron en la manifestación.

Los bloques de los manifestantes que habían huido después de la carga policial regresaron a la plaza, pero esta vez se alinearon en su parte alta, donde se enfrentaron a otro escuadrón de los terroristas armados de la guardia pretoriana del Régimen. Otros abucheos, otra retirada de los maderos. Los bloques de los manifestantes se unieron en la parte alta de la plaza, delante del Parlamento. En este momento por la parte baja estaba pasando el bloque del partido parlamentario socialdemócrata Syriza y de otros partidos de la Izquierda extraparlamentaria. La manifestación estaba de nuevo reunida. Parecía que el plan de la Policía estaba fracasando…

Como la Policía llevó a cabo la operación terrorista cuando parecía que su plan estaba fracasando

La Policía esperó a que pasara el bloque de este partido parlamentario y a continuación varios escuadrones salieron corriendo a la vez hacia la parte baja de la plaza, cargando contra los manifestantes que se encontraban ahí y al tiempo echándolos de los alrededores de la plaza. Casi simultáneamente dos escuadrones de equipos antidisturbios se echaron a correr hacia la misma dirección, habiendo partido desde la parte alta de la plaza, dirigiéndose hacia el mismo sitio. La tarea de estos maderos fue completada por los equipos motorizados. Varios de ellos salieron de los Jardines Nacionales, en la parte alta de la plaza de Síntagma, pasando por al lado de los manifestantes que estaban huyendo, insultándolos y buscando a personas cuya vestimenta y aspecto físico no eran de su gusto para hacer detenciones. Terrorismo puro y duro. Efectivamente, unos minutos más tarde en la zona peatonal de la Acrópolis se abalanzaron sobre un grupo de personas jóvenes, deteniendo a dos de ellas y lesionando en la cabeza a una persona más. Los maderos del equipo motorizado Delta que procedieron a esta detención injustificada fueron abucheados por mucha gente que presenció esta brutalidad organizada con antelación.

Así pues la Policía griega montó un escenario de disturbios que según los profesionales de la propaganda masiva “fueron reprimidos por ella con prontitud y eficacia”. Así pues los medios de desinformación pueden hablar o escribir de estos disturbios que «sacudieron una vez más el centro de Atenas», de «un grupo de encapuchados que comenzó a lanzar piedras y bombas incendiarias a la Policía antidisturbios, que se vio obligada a intervenir» y por supuesto de la forma genérica que tanto les gusta usar a estos medios de propaganda siempre que quieren desinformar y esconder la verdad de «jóvenes que atacan a la Policía con cócteles molotov y piedras».

Unas seis horas después del comienzo de la manifestación los enfrentamientos aislados de grupos de manifestantes con la Policía se trasladaron al barrio de Exárjia. Un poco después de las 13:30h un manifestante de 65 años murió de infarto. Fue trasladado al hospital a las 14:00h. El manifestante era miembro de la organización sindical del Partido Comunista. Debido a que por ahora la información que nos llega es escasa y al hecho de que no confiamos en la información filtrada del Partido “Comunista” (sobre todo después del caso del 53añero muerto en la manifestación del 20 de octubre de 2011) que se precipitó a anunciar que el manifestante murió antes del comienzo de los incidentes si fue trasladado al hospital media hora después, de momento no vamos a transmitir más detalles sobre este tema. De haber más información, se va a publicar en esta misma entrada. De las cargas policiales se lesionaron otras seis personas, una de las cuales está gravemente lesionada.

Concluyendo queremos señalar la presencia en la manifestación de hoy de dos bloques de unos cuantos manifestantes nacionalistas. Sus partidos son autodenominados patrióticos y enfocan su crítica en los “políticos traidores”. Se trata de nacionalistas que van disfrazados de izquierdistas, progresistas o socialdemócratas, aunque en realidad estos términos en muchísimas ocasiones son sinónimos.

Más fotos: 1, 2, 3.

Imagen de previsualización de YouTube Imagen de previsualización de YouTube Imagen de previsualización de YouTube Imagen de previsualización de YouTube

Deja un comentario

*

Archivo