El siguiente texto fue publicado hace unos días en Atenas Indymedia, con motivo de la llegada de los esbirros de la empresa minera El Dorado Gold a Atenas con el fin de “protestar” por el retraso en las obras de extracción de oro en el noreste de Calcídica. No es la primera vez que la empresa usa a estos “mineros” como trabajadores desesperados en sus negociaciones con el gobierno. Además de los interrogantes planteados en el texto, para nosotros surgen otros dos temas: La falta (esta vez) de una respuesta adecuada a los lacayos del Capital, a nivel teórico y sobre todo en la calle, y el estudio del fenómeno de los antropoides lobotomizados, dispuestos a ser manipulados por el Capital, y a destruir totalmente el medio ambiente en que viven por el lucro de sus amos y por las migas que estos les van a echar.

Hoy la empresa cierra su fábrica en Skuriés. El ejército de la empresa desciende a Atenas. Piden que se les conceda de inmediato una licencia por cuarta vez. La discrepancia principal entre los dos partidos y El Dorado Gold es la concesión o no de una licencia de funcionamiento de una fábrica a la empresa minera.

Pero recurramos a la lógica. Me imagino que (el canal televisivo) Sky no enseña los árboles talados. En vez de ellos enseña imágenes de su archivo de hace uno o dos años. Un ejemplo es esta turbina roja de la fosa de residuos que nos han enseñado hasta hoy en todas las fotos. Hace tiempo que las fosas son dos. También, nadie dice que durante todo el verano la empresa ha estado haciendo perforaciones en Tsikara y en otros lugares. Temporalmente estas obras fueron impedidas por los pocos que siguen luchando hasta hoy, ya sea con concentraciones de protesta en los sitios en que se realizan estas perforaciones, o con la celebración durante diez días de eventos antimineros en la montaña, durante los cuales algunas obras se suspendieron sólo por celebrarse cerca de ellas estos eventos. La empresa se vio forzada a limitar las obras en el terreno que se le ha concedido, cambiando, por supuesto, su política con respecto a la actitud de los mineros hacia los habitantes permanentes de la provincia que son reacios a la extracción de oro. También, cambió la política de las fuerzas de represión. Se hizo más sueve, con el fin de apaciguar las tensiones, que lo contrario no contribuiría a la realización de los planes de la empresa minera.

Para restablecer la verdad queremos decir que la empresa nunca paró sus obras o despidió a gente. No podría haberlo hecho, ya que necesita a todos los mineros y a sus familias, como podéis entender viendo en la tele escenas de la protesta de los mineros y de los miembros de sus familias. Visito la provincia a menudo y me fijo en el cómo la empresa minera ha transformado a estos 1.200 “trabajadores de la muerte”, de agricultores y proletarios a soldados de su ejército. Desde luego, este este tema tiene un cierto pasado. Algunos de ellos son hijos de mineros que vinieron de otros lugares a la provincia y se alojaron en las viviendas obreras de Bodosakis. Stratoni es un pueblo de este tipo. Viviendas de este tipo hay en el pueblo de Megali Panaguiá y en otros pueblos mineros montañosos.

Una verdad más es que estas personas son manipuladas y usadas por todos de la peor manera: Primero por la empresa, la cual les puso una primera tarea (misión) antes de contratarlos, para escoger a los menos inteligentes y más manipulables de cada familia. En 2012 les dijeron por teléfono en Stratoni: “Si queréis trabajo, todos a la fábrica ya”. Hasta las sirenas sonaron en la fábrica. A continuación los cargaron en camionetas de la empresa y los llevaron a destruir el puesto de guardia que estaba montado en la montaña para la protección de la zona montañosa. Este puesto había sido construido por un grupo de vecinos, quienes por muchos años habían puesto de relieve el carácter problemático de los modos de extracción viejo y moderno, a través de la creación de una iniciativa contra las nocividades. Desde luego, todo esto no está escrito en el contrato de trabajo de los mineros, ni se dice en las noticias de la tele.

También, algo que nadie ha dicho o criticado, es quiénes son en realidad estos notorios trabajadores que salen en los canales de la tele y nos bombardean con declaraciones de tipo “si somos despedidos, no podremos dar de comer a nuestros hijos”. Por ejemplo, vimos (en la tele) a un “minero” haciendo tales declaraciones. Contra esta persona se ha presentado una denuncia, acusándola de haber propinado junto con otros “mineros” una paliza a un habitante de su pueblo que está en contra de la extracción. Esta misma persona que “va a pasar hambre” si cierra la fábrica, es el presidente del equipo de fútbol del pueblo Megali Panaguiá. Las personas que protestan fuera del ministerio, disfrazadas de obreros pidiendo que no cierre la empresa, llevan el uniforme y el casco de seguridad que les ha facilitado la empresa, comen gratis la comida que les ofrece una compañía de servicio de catering contratada por la empresa, y protestan en jornadas de ocho horas. Por supuesto, ninguno de ellos duerme en tiendas de campaña, sino que están alojados en un hotel pagado por la empresa durante los días de su estancia en Atenas.

¿Si esto se llema sindicalismo y estas personas se llaman obreros, cómo se llaman los dirigidos y espoleados por el Capital?

Esto con respecto al espectáculo que nos ofrecen los canales televisivos. La aproximación de los partidos al tema está fuera de lugar. El líder del partido de la oposición defiende las firmas recolectadas por su partido (a favor de la extracción), como alguien que está dispuesto a vender todo. Para él los únicos árboles que tienen algún problema son los quemados, porque se han podido talar, la única catástrofe ocurrida en el mar es la del Ática [1], porque el pueblo no tendrá playas para bañarse y porque se perdió mucho petróleo que usaríamos para talar más árboles con sierras mecánicas. Y a la madre que lleva a su hijo a la playa de Stratoni a bañarse, le dirá que todos los desechos producidos en las minas llegan a un acuífero que está en el universo. La familia de Mitsotakis nos tiene acostumbrados a estas cosas, simplemente este último ha salido muy blandegue.

En las antípodas de este punto de vista (opinión) estaba Syriza, no obstante, este partido se ha transformado (alterado), como se transformarán (se alterarán) los habitantes de Calcídica dentro de poco. Recuerdo a los diputados de Syriza Karanikas e Igglezi insultando a los maderos de las llamadas fuerzas antidisturbios, acompañando los autobuses con los manifestantes antiautoritarios, y diciendo “El día 25 tomamos el Poder, el 16 se van (las minas)”. Los habitantes de Calcídica todavía están esperando. La alteración, sin embargo, no tiene que ver con esto. La alteración de las ideas se ve en el tema de la extracción: Ahora (los del gobierno) dicen “¿A dónde se llevará el oro? ¿Quién lo procesará? ¡Nosotros!”, y ponen condiciones para la realización de la extracción. Yo digo que ellos han entrado en el juego y se reparten los cargos y el dinero. Esto no tiene que ver nada con la posibilidad de cierre de las minas. El cierre es ciencia ficción para los que conocen la situación. El cambio de la posición de Syriza en este tema no es una sorpresa después de la alteración y la traición de la mayoría de los griegos después de su decisión de salir de la Unión Europea. Es simplemente una traición de la sociedad que lo votó creyendo que iba a cerrar las minas.

Después de todo esto, hoy después de la publicidad que le ha dado al tema adrede tanto El Dorado Gold como Sky, el canal televisivo de Alafuzos, de repente los miembros de Syriza han puesto en funcionamiento los comités, siguiendo la línea política del partido, la cual es la supuesta resistencia. Atención compañeros. Por algo han regresado (los de Syriza). Seguro que no lo han hecho para cerrar las minas.

Y con respecto a los “gálatas”, cuyo caldo mágico se ha acabado: Tened cuidado, estáis llenos de fascistas de Aurora Dorada. Yo esperaba que los encausados estuvieran en primera fila y no escondidos en sus orificios. El temor ha ganado y los gálatas están divididos, al igual que antes de la lucha. En este caso el error no es político y no fue cometido sólo por ellos sino también por las varias organizaciones políticas que fueron llamadas a la lucha. El error ha sido uno, pero es muy grande: La lucha se desplazó de la montaña al pueblo de Ierissós, cuarenta kilómetros lejos de la montaña. Algunos lemas de tipo “beyond Europe” y “no border” no ayudaron al regreso de la gente a la montaña. El primero condujo a la gente a una playa, al mismo tiempo que había gente en la montaña. El segundo trasladó a la montaña las reflexiones de Tesalónica. Reforzaron instantáneamente al movimiento, pero luego este se desinfló notablemente, al no haber la presencia constante de la gente y la propaganda igual de constante del tema de Calcídica.

Por lo tanto, hoy hay que saber que la lucha se ampliará, no porque los vecinos vayan a cambiar y vayan a salir a las calles, sino porque cuando se acabe el tema de Skuriés les tocará a otras zonas de Macedonia. Si algunos no pueden ver el cuadro, digo que la empresa tiene planificación y estrategia. Se abrirán fosos en todas partes, y el fin y el anhelo de la empresa es la destrucción medioambiental de la región de Macedonia. ¡De toda la región!

Nuevas zonas se incorporarán a la lucha, la cual podría ser victoriosa, si no hubiera interconexión, si los partidos y los políticos fueran sinceros, si el dinero no fuera mucho, y por supuesto ni no se cometiera este grave error. Siempre la lucha se daba en la montaña. En la montaña tendría que seguir dándose.

Hoy, nosotros en Atenas somos llamados a demonstrar a estas fichas en el tablero de ajedrez de la empresa y de los gobiernos que no son bienvenidas. No los queremos aquí. Los ejércitos empresariales y las personas que sacrifican la prosperidad, la salud y el futuro de una sociedad en aras de su interés personal, son las escorias de la sociedad. La ignorancia y la manipulación no les permiten tener otros criterios que el lucro (interés económico). Lamentablemente para ellos, este interés es a corto plazo.

Compañeros y compañeras, tendremos que reaccionar de inmediato. A partir de mañana tenemos que estar ahí para echarlos una vez más, como ocurrió aquella vez que se fueron cuanto antes. Estamos a favor de los trabajadores que con sus luchas reivindican una vida mejor, y que salen a las calles contra el Capital y no manipulados por él, sirviendo a sus intereses.

El mensaje de la lucha en Skuriés llega a todos. No concierne sólo a los habitantes de la provincia, es una lucha que si se pierde, con su masividad a nivel local y la solidaridad que como movimiento hemos buscado y hemos logrado, no parará, limitándose a anular alguno de los fines secundarios de la empresa. Los habitantes de Nigrita, Serres, así como de otras zonas de Macedonia estarán ante hechos consumados. No podrán reaccionar contra la extracción, cualquiera que sea la forma que tenga esta en su provincia.

Que los mandemos, pues, a casa. “Mineros” de El Dorado Gold marchaos. No sois bienvenidos.

Contra el saqueo de la naturaleza, lucha por la tierra y la libertad.

El texto en griego, portugués.

[1] N.d.T. Se refiere al hundimiento de un pequeño petrolero en el golfo de Atenas y a la marea negra que se extendió por el golfo tras su hundimiento.

Deja un comentario

*

Archivo