El 22 de marzo de 2013 el presidente y el secretario general del sindicato de los trabajadores en la empresa minera Elinikós Jrisós (Oro Griego), títere de la multinacional El Dorado Gold, se reunieron con tres diputados del partido neonazi Aurora Dorada (foto). La reunión tuvo lugar en las oficinas de este partido, dentro del Parlamento griego.

Los representantes de los mercenarios de la empresa minera no dudaron en fotografiarse con los fascistas y en exponerles sus «problemas», buscando su apoyo. Desde luego, en esta reunión tan cordial no hicieron la mínima mención a las consecuencias desastrosas que va a tener la instalación y el funcionamiento de una minería de oro en Calcídica, tanto para el medio ambiente como para los habitantes de la provincia. Tampoco hicieron una mención a la lucha anti-minera contra los planes del Capital trasnacional y del Estado griego.

Los diputados fascistas afirmaron que van a apoyarlos, añadiendo que la explotación de los yacimientos de oro (o sea la desertificación de la zona) tiene que ser realizada por una empresa controlada por el Estado.

No vamos a analizar aquí ni el populismo ni el corporativismo fascistas. La noticia, sin embargo, es indicativa de la identidad de los esbirros de Oro Griego, a los que los medios de desinformación llaman “trabajadores”, “jornaleros decentes”.

Deja un comentario

*

Archivo