Hace unos días unos altos ejecutivos de la empresa multinacional El Dorado Gold visitaron al arzobispo de Grecia (foto). Se trata del director ejecutivo y del vicepresidente de la empresa, así como del director ejecutivo de su empresa filial en Grecia, Elinikós Jrisós (Oro Griego). Dicha empresa es la encargada de las obras desastrosas de extracción de oro en el noreste de Calcídica, las cuales han causado una oleada de protestas por parte de los habitantes de la provincia y de miles de solidarios en toda Grecia.

Según leemos en los medios desinformativos, los altos ejecutivos de la multinacional informaron al arzobispo, “del estado de salud de los mineros” que llevaban veinte días en las minas protestando por la decisión ministerial que anulaba las obras de extracción en el bosque de Skuriés. Los medios desinformativos quieren hacernos creer que los títeres acorbatados de la multinacional que cobran 18 millones de dólares al año, o sea unos 75.000 dólares por cada día laborable, se pusieron preocupados por la salud de los mineros, y cruzaron el Atlántico para informar al…jefe de la Iglesia griega… Como veremos más adelante la cosa no es exactamente así.

En los mismos medios leemos que el arzobispo “manifestó su preocupación por el estado de salud de los mineros”, mencionando que “apoya su lucha”. Se trata de la misma persona que jamás ha manifestado su preocupación por el estado de salud de los miles de habitantes de la provincia que están sufriendo las desastrosas consecuencias del proceso con cianuro de millones de toneladas de tierra, por la contaminación de los acuíferos o por la destrucción total de los ecosistemas de la zona, por no hablar de la represión brutal que llevan años sufriendo por parte de las fuerzas represivas del Régimen. El arzobispo apoya (con unos años de retraso) la “lucha” de un puñado de mercenarios, pero no se ha enterado de la lucha anti-minera de los habitantes de los pueblos de la provincia y del movimiento anti-minero en toda Grecia.

Para nosotros, la parte más importante de la noticia se halla en la afirmación de los peces gordos de la multinacional que “expresaron su intención de apoyar la obra social de la Iglesia”. Ya se entiende porque ha tardado tanto la Iglesia en apoyar, aunque sea verbalmente, a los mercenarios de la multinacional. Esperaba un apoyo material directo a cambio de su “apoyo” verbal. Sin embargo, este apoyo no ha sido solamente verbal.

No es la primera vez que se pone de manifiesto la interrelación entre la Iglesia y el Capital transnacional. Desde que han comenzado las obras de extracción de oro en Calcídica, la empresa minera que tiene a su cargo las obras es el patrocinador del obispado local. El monasterio de Iviron, uno de los veinte monasterios del monte Athos, un estado teocrático-protectorado del patriarcado de Constantinopla, accedió al arrendamiento a largo plazo de un bosque en Skuriés, de unas 93 hectáreas de superficie, el cual será usado por la empresa minera para el almacenamiento de residuos tóxicos. Desde luego, del almacenamiento de estos residuos peligrosos nunca ha manifestado su preocupación ni el arzobispo ni algún otro ejecutivo o alto dignatario de la Iglesia. Es de esperar: La Iglesia recibió una donación de 1,4 millones de euros por parte de los inversores devotos. Señalamos que este dinero es tan sólo un adelanto de lo que recibirá la Iglesia por los servicios prestados al Capital.

Fuente: http://antigoldgr.org/.

Un comentario para “Las preocupaciones selectivas de la Iglesia griega y las donaciones de oro de El Dorado Gold”

  • Las preocupaciones selectivas de la Iglesia griega y las donaciones de oro de El Dorado Gold | greek_independent_news:

    […] Traducción: verba volant […]

    Responder

Deja un comentario

*

Archivo