Texto de la iniciativa de trabajadores en el sector del comercio Orthostasía (trabajar de pie) sobre las movilizaciones recientes en el marco de la lucha contra los planes de la patronal de eliminar el carácter festivo del domingo.

El domingo 23 de julio de 2017 fue el primer domingo en el cual los empleadores en el sector del comercio aplicaron la “legislación beneficiosa” del gobierno sobre los 32 domingos laborables en unas zonas supuestamente turísticas. No tenemos ilusiones falsas: Los 32 domingos laborables desde mayo hasta octubre crean unas condiciones infernales para todos los que trabajamos en el sector del comercio: Intensificación asfixiante del trabajo, eliminación del ya reducido tiempo libre, extensión excesiva de las jornadas laborales, y aumento de las horas de trabajo. Ya nuestros convenios son unos trapos.

Compañeros y compañeras de trabajo, ha llegado el junio y estamos fuera de las tiendas comerciales del centro de Atenas, tratando de bloquear la aplicación de la ley. Es algo que hemos conseguido con nuestras fuerzas, con nuestras luchas. Los sindicatos, las asambleas obreras y las colectividades que participamos en la “Coordinadora de acción contra la eliminación del domingo como día festivo y contra los horarios liberalizados”, con nuestras movilizaciones continuas hemos dado un frenazo a la violencia del grupo de empresas multinacional Inditex, y lo hemos obligado a retroceder, junto con otros patrones que supuestamente están en la “vanguardia” (por ejemplo, H&M). Hemos demostrado a nosotros mismos que todo es posible, basta con tomar el asunto en nuestras manos.

Al mismo tiempo, hemos hecho un llamamiento abierto a nuestros colegas, a los sindicatos ramales y empresariales en el sector del comercio, a convocar (organizar) una huelga el domingo 16 de julio. Este domingo (uno de los ocho según la ley) ha sido una oportunidad para los empleadores para tomar venganza y vencer las resistencias exitosas que se alzan a modo de barreras desde hace cuatro años para defender el carácter festivo del domingo. No es fortuito el hecho de que tan sólo cinco días antes de la huelga el gobierno se precipitara a especificar los límites (confines) geográficos de las “zonas turísticas”, echando una mano a los patrones, así que ellos abrieran sus tiendas dentro del municipio de Atenas.

El domingo 16 de julio, la calle peatonal más comercial de Atenas (Ermú) se convirtió en un punto de encuentro, de lucha y de acción desde abajo para muchos colegas. Logramos cerrar todas las tiendas desde la plaza de Síntagma hasta Monastiraki, y de salvaguardar nuestra huelga de manera organizada. En el marco de esta huelga asociaciones (sindicatos) e iniciativas de clase realizaron movilizaciones en veinte ciudades. La huelga del 16 de julio en el sector del comercio a nivel nacional demostró que el carácter festivo del domingo es un asunto de la clase obrera, y lo defenderá tal como lo conquistó: Con sus luchas de clase.

Sabemos muy bien que el objetivo estratégico del Capital y de los intereses empresariales en el sector del comercio es la abolición total del domingo como día festivo. No se van a conformar con los 8 o los 32 domingos, porque su objetivo real es tener (ellos) la libertad total de decidir sobre el cuándo, el dónde y el cómo vayan a abrir las tiendas, haciendo caso omiso de las necesidades y los derechos de los trabajadores. Una prueba de eso es el domingo 23 de julio de 2017, el primer domingo en que fue aplicada la ley. Algunos promocionaron abiertamente la apertura de sus tiendas (por elemplo, Leroy Merlin, IKEA, Intersport, Kotsóvolos, Factory Outlet), mientras que otros lo hicieron más “discretamente” (Inditex, H&M, Public). Algunos abrieron sus negocios por primera vez (tiendas en el Pireo y en el aeropuerto), mientras que otros que buscaban todo tipo de pretextos para abrirlos, no los abrieron (p.e. las tiendas en la calle peatonal más comercial en el centro de Atenas, Ermú). Esta es la jungla de las leyes del mercado y de la competencia, esta es la barbarie que engendra la insistencia de los empleadores de vender y lucrar.

Compañeros y compañeras de trabajo, os llamamos a seguir luchando, sin retroceder, por la defensa del carácter festivo del domingo. La eliminación de los días festivos y de la jornada en el sector del comercio es un ejemplo que se aplicará a otros sectores laborales, contra todas las conquistas (acervos) obreras. En cada cadena comercial, en cada tienda departamental (gran almacén), en cada zona comercial, debemos hablar abiertamente sobre la defensa del carácter festivo del domingo, sobre la reivindicación de condiciones laborales decentes, sobre convenios colectivos y salarios según nuestras necesidades, crear comités de lucha visibles o invisibles en todos los lugares de trabajo, reunirnos en los sindicatos ramales o empresariales de nuestro sector, de manera combativa, convocando huelgas y tomando la lucha en nuestras manos. A convertir el temor y la rabia en conciencia colectiva. No les vamos a conceder ningún domingo.

Orthostasía, trabajadores y trabajadoras en el sector del comercio

El texto en griego, portugués.

Deja un comentario

*

Archivo