Después de los chantajes, el terrorismo laboral, los despidos y las reducciones salariales no oficiales, se han anunciado oficialmente los recortes a los salarios de todos los trabajadores en las empresas Carrefour-Marinopoulos SA.

La patronal de esta cadena de supermercados decidió recortar los salarios de los trabajadores un 10%, eliminando una serie de subsidios. Se espera que esta decisión de la patronal de la empresa multinacional Carrefour será sucedida por más reducciones salariales y despidos en otros supermercados. Se nota que los dueños y mayores accionistas de los grandes supermercados en Grecia han sido acusados varias veces de haber montado una especie de oligopolio o trust en el sector de la alimentación.

La empresa Carrefour tiene unos 13.000 empleados en Grecia. Alrededor del 70% de ellos se emplea con un régimen de jornada reducida (a tiempo parcial) y sus salarios son de los más bajos en el sector privado. Desde hace algo más de un año Carrefour ha empezado los despidos de trabajadores en sus empresas. Al mismo tiempo ha destinado un buen número de ellos a regiones lejanas a la ciudad en que residen y ha convertido muchos puestos de trabajo en puestos de personal no calificado, a fin de justificar reducciones salariales y la modificación respectiva de las condiciones de trabajo.

Según el sindicato de los trabajadores en las empresas Carrefour y Día, al mismo tiempo que la multinacional Carrefour sostiene que está interesada por los grupos sociales vulnerables, no duda en recortar aún más hasta el salario de 300 euros al mes.

El régimen de la esclavitud asalariada y sus partidarios (Capital, Estado y todos sus lacayos y sirvientes), no tienen la menor sensibilidad, el menor interés por los esclavos asalariados. El ejemplo de Carrefour lo demuestra claramente. La lucha del hombre digno y consciente no es una lucha sólo por aumentos o  mejores condiciones laborales, es una lucha contra el sistema de la explotación del hombre por el hombre.

Deja un comentario

*

Archivo