El miércoles 2 de octubre la “Justicia” griega dejó en libertad condicional a tres diputados y a otros cuatro miembros de la banda neonazi Aurora Dorada, tan sólo cuantro días después de su detención, el sábado 28 de septiembre, tras ser imputados por pertenecer a una banda criminal.

Otro diputado neonazi ha sido enviado a prisión preventiva, acusado de estar asociado con el asesinato del antifascista Pavlos Fyssas (Killah P) por un batallón de asalto neonazi de la misma banda el 18 de septiembre. El mismo fascista está acusado también de proxenetismo, extorsión y relaciones con niñas menores de edad. Siguen encarcelados otros diez miembros de la banda fascista, entre ellos una oficial de la Policía.

Después de su excarcelación condicional, los tres fascistas se dedicaron a sus conocidas ya chulerías y bravuconerías, mientras que no dejaron de repetir que son víctimas de una «persecusión política», jugando de nuevo el papel de los antisistémicos, olvidándose de los asesinatos, los intentos de asesinato, los ataques asesinos contra inmigrantes y luchadores sociales, la interrelación entre su banda y la Policía, su papel en la represión del movimiento anarquista y antifascista, las operaciones represivas que han realizado en conjunto con la Policía, su papel sus íntimas relaciones con industriales, armadores y otros capitalistas, sus conexiones con proxenetas, bravucones, matones y con todo tipo de mafiosos y hombres de negocios de la noche. Al mismo tiempo negaron lo que es un secreto a voces, o sea que empresarios hayan financiado y sigan apoyando la banda neonazi… Anteayer se hicieron públicas las conversaciones telefónicas de neonazis de varios rangos de la jerarquía de la banda, antes y después del asesinato de Pavlos Fyssas.

El mismo día el líder de Aurora Dorada compareció  ante el juez instructor, mientras que el subjefe de la banda comparecerá el próximo jueves. Con respecto a sus escoltas, en total han sido suspendidos nueve escoltas de diputados de Aurora Dorada, acusados de ilícita posesión de armas. Uno de ellos es investigado también por posesión ilegal de municiones, pues en su casa han sido hallados numerosos cartuchos y balas. Al mismo tiempo, en casa del subjefe de la banda se hallaron tres armas de fuego sin licencia. También durante el registro del domicilio de un oficial de la Policía, miembro de la misma banda fascista, se encontraron más de 100.000 euros que no se corresponden con la justificación de ingresos ni con la declaración de la renta del madero. Además, en la misma casa fueron halladas más de 30 piezas de diversas armas, cartuchos, documentos públicos que tenía en su posesión ilegalmente. En registros realizados en varias casas de neonazis han sido encontrados explosivos, munición, documentos falsificados, decenas de miles de euros, material de propaganda nazi y hasta una bandera española con el escudo franquista.

No esperábamos escuchar las varias conversaciones pinchadas o ver las fotos del sinfín de los hallazgos en las casas de los neonazis de Aurora Dorada para darnos cuenta del papel que juega esta banda fascista. Tampoco esperábamos las detenciones y a los pocos días las excarcelaciones de unos cuantos de ellos para percatarnos del papel clasista de la llamada “Justicia” y de los fuegos artificiales micropolíticos del gobierno a favor de la normalidad burguesa. Tampoco esperamos las futuras detenciones y excarcelaciones de otros miembros de esta banda nazi para enterarnos de la identidad y de las pretensiones de los fascistas. Todo lo acontecido durante los últimos días refuerza aún más la convicción que la lucha contra el fascismo, ya sea a nivel teórico o práctico, tiene que ser insistente. Es una lucha que se da contra todo tipo de fascismo, constitucional y neonazi, declarado y encubierto.

El texto en portugués.

Deja un comentario

*

Archivo