Información sobre la concentración del 24  de junio en Ilion contra las llamadas "Noche Blancas"Información sobre la concentración del 24  de junio en Ilion contra las llamadas "Noche Blancas"Información sobre la concentración del 24  de junio en Ilion contra las llamadas "Noche Blancas"Información sobre la concentración del 24  de junio en Ilion contra las llamadas "Noche Blancas"
El sábado 24 de junio de 2017 en el barrio de las afueras de Atenas Ilion se realizó una concentración contra la “fiesta” del amodorramiento, consumista y anti-obrera, llamada “Noche Blanca”. Unas doscientas personas participaron en la concentración realizada en la plaza mayor del barrio. Frente a ellas se alinearon unos quince empleados del municipio local, esbirros de sus amos y rompehhuelgas, así como maderos de todo tipo, uniformados y vestidos de paisano. Los rompehuelgas-trabajadores en el sector de la limpieza del barrio se pusieron justo al lado de los maderos, para vigilar, junto con ellos, a los manifestantes, y para asegurar el funcionamiento de las tiendas hasta muy tarde por la noche, y en general la realización regural de la “Noche Blanca”.

Los manifestantes empezaron los bloqueos de las tiendas a las 18:30h. Al principio fueron bloqueadas seis tiendas por unas cien personas, y dos horas más tarde unos doscientos manifestantes bloquearon el acceso a diez tiendas en total. En una de las tres calles peatonales del centro del barrio no abrió ni una tienda. Otras tiendas, situadas en otras calles del centro, no abrieron por haber decidido sus dueños no recibir las protestas de los manifestantes. En las fachadas de estas tiendas sus dueños habían pegado anuncios relativos. Otros dueños abrieron sus negocios, o trataron de abrirlos, después de las 20:00h.

Los bloqueos continuaron hasta las 22:00h. Durante las apoximadamente cuatro horas que duró la acción se repartieron miles de folletos, y se entabló conversación con cientos de trabajadores en las tiendas y vecinos. En algunas ocasiones algunos dueños de tiendas trataron de provocar a los manifestantes pero sin éxito. Ninguna tienda bloqueada se abrió, a pesar de las tentativas de sus dueños. Igual de provocativa fue la actitud de los lacayos del alcalde, quienes fueron repelidos por los manifestantes, y fueron echados de los lugares en los que se realizaban bloqueos de tiendas.

La postura de Zenetos, alcalde del barrio, fue ridícula e hipócrita: Los días anteriores a la celebración de la llamada “Noche Blanca” andaba diciendo que no tenía ninguna relación con esta fiesta. La tarde de la “fiesta” unos empleados de la Inpección del Trabajo, custodiados por un puñado de maderos, llegaron al centro del barrio para hacer controles a los dueños de las tiendas, o sea para comprobar que ellos cumplían con la legislación totalmente anti-obrera. Entonces, el alcalde y sus esbirrios (los trabajadores en el sector de la limpieza) trataron de impedirlos, sosteniendo a gritos que la Policía tenía que detener a los que impedían el funcionamiento de las tiendas. Los organizadores de la protesta señalan que les deja indiferentes la “legalidad” o “ilegalidad” de las llamadas “Noches Blancas”.

Notamos que en el marco del “Pan (poco) y circo (malo)” varios sujetos auto-denominados artistas ofrecieron sus servicios al Capital y a las autoridades locales. Así, durante unas horas las masas consumistas disfrutaron del espectáculo ofrecido, antes de regresar a sus jaulas.

El texto en portugués.

Deja un comentario

*

Archivo