En esta entrada se puede leer la séptima parte de una serie de artículos temáticos sobre la diacronía del fascismo en el territorio del Estado griego. El artículo original, titulado “Hablemos del fascismo moderno” y subtitulado “actualizando nuestro análisis y organizando la guerra contra sus raíces y no sólo contra los fascistas declarados”, fue publicado en la página web de la colectividad anarquista de Volos Manifesto. Todas las partes se pueden leer aquí.

El nacionalismo-“patriotismo” izquierdista tiene muchas patas…

“Pero nosotros no queremos derrotar el fascismo para sustituirlo por algo peor. Peor que el fascismo es la onsolidación del Estado. Los fascistas dan palizas, incendian, asesinan, violan toda norma de libertad, aplastan de la manera más ofensiva la dignidad de los trabajadores. ¿Pero, francamente, todo el mal que ha hecho el fascismo durante los dos últimos años (y seguirá haciendo mientras os trabajadores no dejen vivir) puede compararse con el mal que ha hecho el Estado, tranquila y regularmente durante muchísimos años, y seguirá haciendo mientras exista?”

Errico Malatesta, 14 de marzo de 1922, “El fascismo y la legalidad”, Umanita Nova

Los partidos y organizaciones izquierdistas-“patrióticos” (LAE, EPAM, PLEUSI, e.tc.) que se oponen a esta narrativa “nacional” predominante proponiendo otro objetivo “nacional-patriótico” estatista e interclasista, con su propaganda constante contra los memorandos y su populismo, hasta el momento no han sido capaces de persuadir una parte significante de la población sobre el carácter real de su narrativa. O sea si en condiciones de globalización financiera, sin que el Estado pueda tomar préstamos al exterior y con una posibilidad de producción y manufactura de recursos energéticos e industriales interior (dentro de las fronteras) deficiente para las necesidades modernas individuales y sociales, es posible el regreso al “liberalismo radical” anterior de una moneda “nacional” inflacionista, o a un modelo estatal-capitalista del tipo de la ex Unión Soviética. Están propagando un modelo que independientemente del grado del intervencionismo estatal en el desarrollo de las fuerzas de producción, pretenden que a nivel comunicativo parezca un “oasis” dentro del “desierto” capitalista de la globalización…

No es nada curioso que esta segunda narrativa nacional-patriótica y minoritaria tenga bastantes puntos en común con el relativo “programa económico” de la Aurora Dorada fascista, o por lo menos los tenía hasta el asesinato de Fyssas y el inicio de los “empujes” institucionales y jurídicos hacia la organización fascista, cuyo objetivo fue su transformación en un componente político “serio” del llamado “arco institucional”. Tomando en consideración estas dos narrativas “nacionales” de la Izquierda, la predominante y la minoritaria, no debería extrañar el hecho de que las luchas de clase relativamente masivas de 2010 a 2012, ya estén notablemente más flojas.

El texto en griego.

Deja un comentario

*

Archivo