Hoy ha sido puesto en libertad Giorgos Rupakiás, el neonazi que el 18 de septiembre de 2013, siendo miembro de un batallón de asalto de la banda neonazi Aurora Dorada, asesinó al músico y antifascista Pavlos Fyssas. El tribunal que lo dejó en libertad le impuso ciertas condiciones restrictivas: Prohibición de salir del territorio del Estado griego, arresto domiciliario (temporalmente) y desplazamiento sólo para su traslado a los tribunales, bajo custodia polcial.

No es la primera vez que la llamada “Justicia” pone en libertad a un asesino (madero, fascista u otro paraestatal). Esta vez la excarcelación fue debida al hecho de que se cumplió el tiempo de su retención (treinta meses) sin la finalización de su juicio, a causa de los procedimientos demasiado lentos durante estos treinta meses. Recordamos también que han sido excarcelados casi todos los fascistas de Aurora Dorada (diputados, altos “dignatarios” o meros miembros), acusados de varios delitos mayores.

El texto en portugués.

Deja un comentario

*

Archivo