El miércoles 31 de mayo de 2017 los trabajadores en el grupo mediático Real Group realizaron una concentración fuera de las oficinas del grupo. Este grupo mediático tiene varios medios desinformativos como periódicos, revistas y emisoras de radio. El dueño del grupo es Nikos Jatzinikolau, periodista y presidente de la Asociación de Propietarios de Periódicos de Atenas. Dicho sujeto es socio de Andreas Kurís, dueño de canales televisivos, páginas web, emisoras de radio, periódicos y revistas. Este último es bien conocido por llevar años sin pagar a los trabajadores en sus empresas.

Los trabajadores en el grupo mediático Real Group están protestando por los recortes salariales impuestos por la patronal del grupo, por las condiciones de trabajo exhaustivas, así como por no cobrar su salario, al mismo tiempo que la patronal del grupo lanzó al mercado un nuevo periódico. Ante la amenaza de una huelga, la patronal de Real Group se valió de una chusma de periodistas-esbirros, miembros del sindicato amarillo de los periodistas, quienes cobran unos salarios bastante gordos por sus servicios, y durante las últimas semanas están tratando de convencer a los esclavos asalariados de que tengan paciencia y no reaccionar. Al mismo tiempo, la patronal del grupo ha recurrido a la bien conocida táctica de prometer llegada de un mesías-inversor, quien supuestamente comprará el grupo entero o en parte y resolverá todos los problemas de los trabajadores…

El dueño de este grupo mediático es a la vez presentador del telediario del canal televisivo Ant1 (perteneciente a otro grupo, sin embargo, es bien conocida la interrelación entre los patrones). “Regaña” a los otros “patrones malos” por ser morosos, pero no dice ni una sola palabra sobre la situación en su grupo. Cuando los oyentes de su emisora de radio hacen preguntas sobre este tema, contesta de manera genérica, hablando de “tentativas de difamación” por parte de sus competidores… En Internet simplemente bloquea a los que lo preguntan sobre este tema.

¿Y la Inspección del Trabajo? Simplemente hace su trabajo, o sea la vista gorda, cobrando por supuesto por sus servicios, los cuales son salvaguardar las ganancias de los patrones y perpetuar el mito de que en el capitalismo pueden existir instituciones que protegen los intereses de los esclavos asalariados.

El texto en portugués.

Deja un comentario

*

Archivo