El totalitarismo está presente pero está más débil que nunca. El toque de queda, la prohibición de todas las manifestaciones y concentraciones por el centro de Atenas y todas las medidas de terrorismo y represión impuestas reflejan su debilidad y su temor a la rabia de la sociedad.

El martes 9 de septiembre la canciller de Alemania Merkel visitará Atenas por unas seis horas. El Régimen de la Democracia, basándose en un decreto de ley de la dictadura de los coroneles (1967-1974) va a imponer un toque de queda por casi todo el centro de la capital, mientras que ha prohibido cualquier marcha, manifestación, concentración o protesta por todo el centro de la ciudad, así como en un radio de 100 metros y a lo largo de la carretera de circunvalación y de todas las avenidas de entrada entre el aeropuerto y el centro de la ciudad desde las 9 de la mañana hasta las 10 de la noche. Después, los súbditos podrán circular por las calles de la capital del Estado griego, a menos que el Régimen anuncie lo contrario…En cambio, el Régimen guardando las apariencias va a permitir la celebración de dos concentraciones-funerales en las dos plazas mayores de Atenas, de dos sindicatos oficialistas y de la organización sindical del partido “comunista”.

También, miles de maderos de todos los cuerpos de la Policía van a estar de guardia por todo el centro y sobre todo alrededor del Parlamento, del Palacio Presidencial, de la embajada de Alemania y de varias instituciones alemanas. Francotiradores se van a situar en casi todos los edificios del centro. Seis estaciones de metro van a permanecer cerradas, los autobuses y trolebuses se retirarán de 10 a 4 y varias escuelas primarias y secundarias no van a funcionar. El 9 de septiembre Atenas se convertirá en un escenario de terror, en una “ciudad prohibida”. La Policía va a organizar la mayor operación de represión en Atenas desde la visita que realizó el entonces presidente estadounidense Clinton en 1999, la cual fue acompañada de masivas manifestaciones y enfrentamientos con la Policía por todo el centro de Atenas. Los medios de desinformación están constantemente reproduciendo los comunicados de la Policía y del gobierno que estas medidas se han aprobado “por el bien de la seguridad pública” y para “preservar la paz”, identificando la seguridad de los gobernantes, de la clase pudiente, de las elites trasnacionales y de su sistema podrido con la paz y seguridad públicas.

La opresión, la explotación, la represión, la discriminación, la pobreza y la indigencia no se pueden personificar en una canciller o en general de una persona. Sin embargo, el toque de queda. la prohibición de cualquier tipo de manifestación y todas las medidas que la tomado la Dictadura encubierta por la visita de un títere de la Soberanía y la Banca trasnacional no pueden dejar indiferente a ninguna persona que está luchando por un mundo de dignidad y libertad. Son unas medidas que pretenden imponer el totalitarismo.

Para el día de la visita de Merkel a Atenas varios sindicatos han convocado paros y movilizaciones contra las medidas y en general la política del Fondo Monetario Internacional, del Banco Central Europeo y de la Unión Europea, que a través de sus títeres locales, intentan imponer un régimen totalitario y conducir la sociedad a la indigencia. Esperamos que la continuación de la historia sea escrita en las calles.

 

Un comentario para “El Régimen impone prohibición de manifestaciones en el centro de Atenas durante la visita de Merkel”

Deja un comentario

*

Archivo