El viernes 13 de julio la ocupación Draka, situada en una de las calles más céntricas de la capital de la isla de Corfú recibió un ataque incendiario. Sigue el comunicado que ha emitido la ocupación.

No ha sido un fuego, ha sido un incendio provocado

Viernes 13 de julio, 20:30h. La ocupación Draka, situada en la avenida Alexandras, 15, es entregada a las llamas. A pesar del hecho de que la estación de bomberos está a tan sólo 100 metros de distancia, el edificio de la ocupación será completamente destruido. Afortunadamente, los daños serán únicamente materiales.

Las causas no son conocidas y por supuesto no son las que serán expuestas por los maderos, los bomberos y cualquier otra persona involucrada en la investigación del caso. No hay necesidad de que nos den explicaciones, ya sabemos.

Es conocido que los miércoles por la tarde cada vez más gente ha ido participando en la asamblea abierta de la ocupación. Es conocido que cada martes se celebra una sesión de café político, abierta a todos y a todas, y que ésta funciona con las contribuciones libres de los participantes. Es conocido que en el área de ocupación se han realizado numerosas proyecciones. Es conocido que se daban clases de español. Es conocido que funcionaba una peluquería auto-organizada, sin cobrar. Es conocido que hubo muchos homenajes a diversas tendencias y facetas creativas. Es conocido que se han realizado presentaciones de libros.

Es conocido que nosotros mismos intentamos y nos las arreglamos para hacer que el edificio estuviera habitable, resolviendo muchos de los problemas que había y que habían sido creados a causa de su abandono durante varios años. Es conocido que hemos logrado crear una huerta en pleno centro de la ciudad. Es conocido que (la ocupación) ha ofrecido un hogar a aquellos y aquellas que se han percatado de que lo fundamental para sobrevivir no puede tener precio.

Es conocido que hemos participado en huelgas, movimientos, y en cualquier acción cuyo objetivo ha sido la mejora de la realidad social. Es conocido que hemos desarrollado relaciones de solidaridad, compañerismo, igualdad y libertad. Es conocido que durante toda nuestra trayectoria, acción, mentalidad y manera de funcionar, solo pueden ser percibidas de una manera hostil por el Estado y el paraestado. De todas formas, estos dos son las dos caras de la misma moneda.

Puede ser que digan que el incendio fue debido a un cortocircuito, si saben de sobra que esto no puede pasar si no tienes electricidad, sobre todo si durante el incendio hubo un corte de luz. Puede ser que digan que el incendio fue debido un cigarrillo encendido, si saben de sobra que no había nadie en la ocupación al estallar el incendio.

Puede ser que digan que de una manera u otra nosotros somos los responsables, si saben de sobra que jamás ninguno de todos los que estamos involucrados en el proyecto consentiría que sucediera algo semejante, y que defenderíamos el proyecto a toda costa.

Saben también, al igual que nosotros, que se trata claramente de un incendio intencionado. Digan lo que digan todos estos, no van a cambiar nuestra opinión. Son conocidos los intereses que querían especular con el edificio de la ocupación. Es conocido que los neonazis de Amanecer Dorado (Jrisí Avgí) quieren abrir una oficina en la misma avenida.

Es conocido que durante el último año y medio en la ciudad de Corfú han sido quemados tres edificios por incendios provocados: La ocupación Elea, la sinagoga judía y, ahora la ocupación Draka. Recordemos también que los autores de estos incendios no han sido encontrados y que aun están libres.

Lo que puede ser que no sea conocido es que Draka no son ni sus muros ni su suelo, los cuales de todas formas no vamos a abandonar para nada (y que, de ser factible, tenemos la intención de restaurarla lo más pronto posible). La ocupación Draka son nuestras ideas, nuestras relaciones, es el mundo con el cual soñamos y tratamos de construir, son todos y todas quienes se han aproximado a nuestro proyecto, es la gente con la que compartimos valores comunes, somos nosotros, y todos estos son materiales que son ignífugos.

Lo hemos dicho antes, pero igual no nos han hecho caso, así que lo repetimos:

Los que tratan de aterrorizar, reprimir, o desalojar la ocupación Draka, deben saber que ni los participantes en el proyecto ni los solidarios con ellos-dentro o fuera de la isla-tienen la intención de abandonar este espacio liberado. Deben saber también (tanto los autores del incendio como los que se lo ordenaron) que no vamos a consentir los ataques del Estado y del paraestado a nuestra ocupación (que para algunos es también su casa) y que nuestras respuestas serán igual de fuertes que los ataques que recibimos (y serán dirigidas a cualquiera que actúe agresivamente hacia la ocupación). Por último, deben saber que tanto la necesidad como la opción política no pueden ser reprimidas. En cambio se enfrentan con la pasión por el compañerismo, la autogestión y la libertad, la cual puede arrancar de raíz los cimientos de este sistema podrido.

Así que tanto el Estado como su brazo largo, el estado profundo (paraestado), tienen que tener en cuenta que estamos aquí para quedarnos. Ningún incendio, ningún interés, ninguna imposición, pueden desanimarnos. Sabíamos de antemano el coste y el riesgo de nuestras selecciones. Desde luego no esperábamos que pudiera ser posible el incendio de la ocupación en una de las calles más céntricas de la capital de la isla y aun menos siendo de día. Sin embargo, aprendemos de nuestros errores, reforzamos aún más los lazos entre nosotros y nos ponemos más obstinados de los ataques que recibimos.

Nada se ha acabado, todo comienza ahora

Ocupación Draka

El texto en griego.

Deja un comentario

*

Archivo