En esta entrada publicamos el comunicado emitido por la Asociación de camareros, cocineros y otros trabajadores en el sector de la alimentación en la Macedonia Central, sobre la muerte reciente de un trabajador en la cadena de cafeterías Mikel durante su trabajo. La primera concentración en Tesalónica se realizó delante de la cafetería Mikel en el centro de la ciudad (Kamara) el sábado 18 de marzo. Este mismo día el grupo anarquista de Patras realizó una intervención en una cafetería de esta cadena en el centro de Patras, durante una manifestación contra las fronteras, la guerra y el totalitarismo moderno. La segunda se realizó el viernes 24 de marzo en Tesalónica, en el mismo sitio.

En Mikel (y no sólo en Mikel) los patrones asesinan a obreros. No son accidentes, no tenemos ilusiones falsas

El jueves 2 de marzo se realizó un “accidente” laboral más, en el cual se sumó un muerto más a la lista de los obreros muertos. Un repartidor de la cadena bien conocida Mikel fue gravemente herido mientras estaba trabajando, y falleció tras estar hospitalizado durante casi una semana. A pesar de los esfuerzos por encubrir los verdaderos motivos de los “accidentes”, nosotros sostenemos que se trata de un asesinato más.

Sí, se trata de un asesinato. Al mismo tiempo que la “crisis” se está intensificando, como nos están informando, se están intensificando también la devaluación y explotación de nuestras vidas. Somos llamados, pues, a sobrevivir en un sector totalmente fragmentado, el de la alimentación, en el cual las condiciones laborales están regidas por temporalidad, precariedad, intensificación, agresiones sexistas, e.tc., y a menudo acaban con nuestras vidas.

Unos ejemplos recientes son los del asesinato de una trabajadora en Everest, de un repartidor en Speedex, y el caso aún más reciente de un trabajador que murió mientras estaba trabajando en las obras del metro de Tesalónica. Estos incidentes no pueden llamarse aislados, tampoco son fortuitos o puras coincidencias. Constituyen una condición diaria y son el resultado de la intensificación que experimentamos en nuestros lugares de trabajo. Es una intensificación cuyo objetivo es el aumento de los beneficios (del lucro) de los patrones pequeños o grandes, al mínimo coste.

Desde hace mucho tiempo la cadena de cafeterías Mikel, la cual tiene muchas tiendas en Grecia, ha hecho claro que para conseguir más beneficios está dispuesta de eliminar todos los acervos (conquistas) laborales, y de crear un régimen de precariedad y disciplina. Horas extras no pagadas, trabajo sin seguridad social, contratos de trabajo de cuatro horas diarias, trabajo nocturno y en domingo sin suplementos, así como convenios individuales firmados tras chantajes, completan la imagen del marco laboral de explotación.

Los beneficios enormes de esta empresa no son dirigidos ni al mínimo a la mejora de las condiciones laborales. En concreto, en el estatus laboral de los repartidores hay un hueco legislativo que les deja desprotegidos ante la arbitrariedad de la patronal. Se ven forzados no sólo a ofrecer su fuerza laboral, sino trabajar con su propia moto, pagar por la gasolina y el mantenimiento de la moto, conformarse con el equipamiento deficiente y los vehículos mal mantenidos, trabajar en condiciones de intensificación del trabajo, las cuales les fuerzan a repartir los recados a una velocidad de vértigo. Todo esto constituye los trozos del puzle de la explotación de los trabajadores.

Creamos resistencias y nos negamos a someternos más a este sistema de explotación, exigiendo condiciones de trabajo y salarios decentes. Es imperante nuestra organización en los lugares de trabajo, y el intento de estructurar relaciones de confianza y solidaridad con nuestros colegas. Nos resistimos fuertemente para bloquear la reproducción regular del Capital y nos oponemos a todas sus tentativas de devaluar nuestras vidas.

Resistencia a la intimidación que ejercen los patrones. Auto-organización en todos los lugares de trabajo. Solidaridad entre los trabajadores.

Asociación de camareros, cocineros y otros trabajadores en el sector de la alimentación en la Macedonia Central

El texto en griego.

Deja un comentario

*

Archivo