La parte más vil de la Izquierda burguesa, el partido «Izquierda Democrática», una “Ιzquierda gobernante responsable” según sus declaraciones electorales, participa con gran mérito en el gobierno tripartita que defiende al Capital y sus intereses. Ya desde la formación del gobierno se hizo clara la política del totalitarismo y de la tolerancia cero que sería ejercida por los socios de la coalición gubernamental.

La represión de la huelga de muchos meses de duración de los obreros en “Acería Griega”, la operación “Zeus Xenios” de inspiración nazi, en combinación con los campos de reclusión para inmigrantes, las torturas de los antifascistas de la marcha antifascista motorizada, dentro de la Dirección General de la Policía, los ataques sangrientos a obreros huelguistas en el centro de Atenas, el oprobio de jóvenes manifestantes, la redada de los cuerpos especiales de la Policía en la okupa Delta en Tesalónica, la invasión de los llamados equipos antidisturbios en la Universidad de Tesalónica para romper la huelga de los trabajadores en el sector de la limpieza, la represión brutal contra los oprimidos y los que luchan por la liberación social, son unas muestras de una línea política más general: la superación de la crisis capitalista tiene que caer sobre las espaldas de “los de abajo”, así que se mantengan intactos los privilegios políticos y económicos de la clase dominante. El partido «Izquierda Democrática» ofrece la coartada izquierdista para esta ofensiva. No nos hemos olvidado de que el alcalde de Atenas Kaminis había sido propuesto por el partido «Izquierda Democrática» en las últimas elecciones municipales, parte de cuya “obra” es  la evacuación del edificio del Centro Cultural del Municipio de Atenas de las personas sin hogar, y el desalojo del Mercado Municipal ocupado en el barrio de Kipseli…

Parte de esta guerra es el desalojo de “Villa Amalías” el 20 de diciembre de 2012. De una okupa que desde hace 22 años propone la auto-organización, la resistencia y la solidaridad, que ha sido una barricada contra los fascistas y sus ataques, día y noche. Unos días más tarde viene la redada policial en los locales de la Universidad de Estudios Económicos y Empresariales y la confiscación de la maquinaria de la radio subversiva 98FM, junto con las detenciones en el patio de la Universidad de 17 inmigrantes vendedores ambulantes.

La retórica del gobierno sobre encapuchados y focos de ilegalidad, bien coordinada por los rufianes de los medios de desinformación, sin guardar las apariencias pone en el punto de mira al enemigo interno y cada resistencia de clase y social, organizando la táctica de su exterminio. El fin de las ilusiones sobre la prosperidad social y el estado de bienestar viene a ser sustituido por un duro régimen fascista, que lo único que le queda por imponerse es el temor. El temor a la pobreza, el desempleo, el hambre. El temor a la represión, la cárcel, las bandas fascistas, los maderos…

Porque todos son conscientes de que la imposición del pillaje y de la destrucción de nuestras vidas no es el fruto de una decisión, sino de una lucha. De una lucha que hemos de dar. Por la abolición del capitalismo. Por la liberación social.

Las resistencias sociales y los proyectos auto-organizados no pueden ser reprimidos

Las ideas no pueden ni silenciarse ni confiscarse

La lucha por una vida con dignidad no se puede criminalizar

A machacar el moderno totalitarismo que está surgiendo

A retirarse todas las fuerzas policiales de “Villa Amalías”

De 5 a 12 de enero de 2013: Semana de acciones de solidaridad en todo el territorio del Estado griego

Compañeros y compañeras, solidarios y solidarias, desde el edificio ocupado del partido “Izquierda Democrática”

El texto en griego.

Deja un comentario

*

Archivo