Comunicado de la coordinadora de acción contra la abolición del domingo como día festivo y los horarios “liberalizados”Nunca trabajar en domingo

No trabajamos, no compramos

No retroceder más hacia el medievo laboral

La abolición del domingo como día festivo en el sector comercio, abre la puerta a su abolición en todos los sectores, y la sumisión total de la sociedad a las leyes del mercado.

Coordinadora de acción contra la abolición del domingo como día festivo y los horarios “liberalizados”

Este texto es uno de los dos comunicados de la Coordinadora de acción contra la abolición del domingo como día festivo y los horarios “liberalizados”, dirigido a consumidores, trabajadores y trabajadoras, desempleados y desempleadas. El comunicado fue emitido con motivo de las movilizaciones contra la abolición del domingo como día festivo, el próximo domingo 13 de abril. El segundo comunicado de la coordinadora está dirigido a los trabajadores en el sector comercio.

La abolición del domingo como día festivo en el sector comercio, abre la puerta a su abolición en todos los sectores, y la sumisión total de la sociedad a las leyes del mercado.

Con una audacia increíble, pero con una política clara y específica, en una época en que la gran mayoría de la gente está tratando de sobrevivir, nos dicen que la gente quiere que las tiendas estén abiertas más días y horas, para poder comprar. Sí, seguro que esto es lo que les falta a los 1.500.000 desempleados y a los 800.000 obreros sin cobrar en el sector privado. ¡Les falta el tiempo para ir a las tiendas! ¡Obviamente el mismo problema tienen también los pensionistas y los funcionarios, que vieron sus salarios, sus pensiones y sus pagas extras recortados!

No te falta el tiempo para comprar, te falta el dinero y el tiempo para vivir

Nosotros decimos que ni en los “tiempos de la abundancia”, ni aún menos hoy, hace falta que las tiendas estén abiertas con unos horarios agotadores, siete días a la semana, y con los trabajadores empobrecidos y sin derechos. Lo que pretenden es crear conciencias de consumidores: de consumidores de mercancías, de entretenimiento, de política, e.tc. Porque saben muy bien que, cuanto todos nosotros y nosotras pensamos como clientes y no como trabajadores, éstos continuarán enriqueciéndose cada vez más, aprovechándose de nuestro trabajo, y continuarán reproduciendo su poder, aprovechándose de nuestra tolerancia.

No nos hagamos falsas ilusiones. La abolición del domingo como día festivo no concierne sólo al sector comercio. Muy pronto los trabajadores de otros sectores laborales (trabajadores en almacenes, transportes, servicio de mensajería, bancos, e.tc.) se verán obligados a trabajar los domingos. La jornada laboral de 40 horas diarias, 6 días a la semana, aprobada con el último memorando, las exigencias de la Troika y de los patrones, que se esconden detrás de ella, a imponer la jornada de 6 días de trabajo a la semana, muestran que esta es la dirección para todos.

En la era de la barbarie quieren que los mercados decidan por todo, que los trabajadores se conviertan en esclavos modernos, y que nuestras vidas se adapten a las necesidades del mercado. El sector comercio, en el cual trabajamos muchos y muchas de nosotros, siempre ha sido el “laboratorio experimental” de las nuevas relaciones de trabajo. Desde este sector comenzaron a aplicarse el sueldo por hora, los contratos de duración determinada, los horarios partidos, y se han ido extendiendo como la gangrena a los otros sectores. En cada “liberalización” de la jornada laboral, ministros y patrones prometían nuevos puestos de trabajo, y lo único que quedaba era una flexibilidad aún mayor de las relaciones laborales, una mayor intensificación del trabajo, y recortes salariales.

¡Si has optado por hacer la compra los domingos, prepárate para trabajar los domingos!

La verdad es que los patrones en el sector comercio y el gobierno han encontrado un aliado inesperado, además de Thomsen, la Troika, los medios de desinformación fieles al Régimen, y sus periodistas, es decir, más allá de sus aliados que se dan por hechos. Nos referimos a las personas que el domingo se fueron al mercado (la mayoría vagando sin rumbo, ya que no tenían ni un céntimo en el bolsillo), jugando en realidad el juego de los que saquean los derechos laborales y nuestras vidas. A los trabajadores, los desempleados y los jubilados, al parecer no se les ocurrió que no sólo se volvían contra sus colegas, sino también que lo que hicieron podría volverse a ellos mismos como boomerang, y que ellos también podrían verse obligados a trabajar los domingos. Desde luego, esta película está vista. Empleados en el sector privado contra los del sector público, desempleados contra trabajadores, agricultores contra trabajadores en puertos, e.tc. ¡El canibalismo social en todo su esplendor!

La cosa es muy clara. No puede ser que estés acomodado en tu sofá maldiciendo a la Troika, al primer ministro, al líder del segundo partido de la coalición gubernamental, a los periodistas de los canales televisivos, y que al rato que te pongas del lado de todos ellos y de la patronal, contra los trabajadores y las clases oprimidas de la sociedad, a las que ellos disuelven la vida.

El próximo domingo, el 13 de abril de 2014, ponte al lado de los huelguistas – trabajadores en el sector comercio. Todos juntos vamos a disfrutar de la alegría de la solidaridad y de la lucha de clases, organizada y llevada a cabo por nosotros mismos. ¡Esta alegría es real y no confeccionada, como la del consumo! Tu apoyo a nuestra lucha, el boicot que puedes realizar, el bloqueo del “buen funcionamiento” de los negocios, serán cruciales para poner por fin freno a sus planes.

Somos obreros, no somos clientes. ¡No vamos a respaldar a los patrones!

Coordinadora de acción contra la abolición del domingo como día festivo y los horarios “flexibles”

El texto en griego.

Deja un comentario

*

Archivo