Sigue el comunicado de colectividad anarquista “Ciclo del Fuego” sobre las movilizaciones contra la cumbre del G20 en Hamburgo.

La cumbre del G20 en la ciudad alemana de Hamburgo se convirtió en un evento mundial para las resistencias de los de abajo, gracias a la presencia combativa de miles de manifestantes en las calles de la ciudad. La selección de una ciudad grande de Alemania para esta cumbre ha constituido desde el principio un intento de los soberanos de ostentar su Poder. Según la canciller de Alemania: “No podemos decir que haya sitios en los que no se pueda celebrar este evento”. Los responsables de la indigencia y la opresión de miles de millones de personas se reunieron cerca de un barrio de simbolismos históricos de lucha, y muy cerca de la okupa Rote Flora, por un lado para ratificar su ofensiva y elaborar planes para continuarla, y por otro lado para declarar que han ganado la guerra contra los plebeyos. Escogiendo este sitio para su reunión y expresando su voluntad de celebrarla sin estorbos, dentro de lo posible, pretendieron presentar la resistencia como un asunto marginal y sin ninguna importancia política.

Fueron desmentidos de la peor manera, ya que el hecho político más importante (central) de los últimos días no han sido las reuniones y los banquetes lujosos de la élite política mundial, celebrados bajo la custodia de un ejército represivo de 20.000 maderos. (El hecho político más importante) han sido los enfrentamientos, las barricadas y las manifestaciones, demostrando que la dictadura estatal y capitalista reina, no gobierna, y que la voluntad de los soberanos del mundo se impone por poder ejercer violencia con sus ejércitos. Los disparos al aire, las cargas salvajes contra los manifestantes que resisten, las detenciones y los manifestantes lesionados, nos exasperan y a la vez constituyen una derrota política grande para los soberanos del mundo, ya que estropearon la imagen falsa del consentimiento a su voluntad, y ridiculizaron su careta democrática.

La historia sigue escribiéndose en las calles, y el intento de la imposición del totalitarismo moderno choca con la barrera de las fuerzas sociales y de clase, que son existentes y son las que realmente alimentan las luchas. La pobreza, la miseria y el temor son impuestos por la minoría de los soberanos económicos y políticos. El G20 representa esta condición y esta imposición, y las luchas en Hamburgo expresaron la voluntad y la rabia de muchas más personas que las que se encontraron en aquellos días en las calles, movilizándose contra la reunión. Son muchos los que se asfixian dentro del régimen estatal y capitalista y dirigen su mirada a la lucha contra los soberanos. Queremos juntarnos con ellos en las vías (calles) de la resistencia, queremos dirigirnos a ellos para organizarnos a nivel político, social y de clase. Para impedir que sea realidad la perspectiva de los soberanos, y para edificar cada vez más comunidades de lucha. Para que adquieran los enfrentamientos durante las reuniones internacionales y las resistencias locales el carácter que les corresponde, el de la Internacional de los de abajo, que planteará, además de la cuestión de la resistencia a la dictadura estatal y capitalista, la destrucción y la organización del mundo desde abajo, teniendo como basamentos los principios de la igualdad, la libertad y la ayuda mutua.

Cada paso que damos en este camino deja abierta la posibilidad de dar otro. Los enfrentamientos (batallas) en Praga y en Génova, la revuelta de diciembre de 2008 en Grecia, las rebeliones en Francia y en Ferguson, las barricadas en Estanbul, los senderos de Chiapas, Rojava y el movimiento NoDapl, las huelgas, las patrullas antifascistas, las okupas, los puños elevados: Este es el mundo de la única perspectiva que tienen los miles de millones de pobres, indigentes y perseguidos, la única perpectiva que tenemos nosotros: La perspectiva de la lucha por igualdad y libertad.

Solidaridad con los que resisten a la soberanía mundial del Estado y del Capital. Organización y lucha por la anarquía y el comunismo libertario.

Colectividad anarquista “Ciclo del Fuego”, miembro de la Organización Política Anarquista, desde el terreno ocupado de Lelas Karagianni, 37

El texto en griego.

Deja un comentario

*

Archivo