Rosa Nera es una okupa que lleva 13 años funcionando en Canea, Creta. Llevamos 13 años enfrentando el modelo ciudad basado en el mercantilismo y la gentrificación. Entonces, un grupo de personas estudiantes, anarquistas, habitantes de Canea, ocupamos este edificio abandonado, propiedad de la Universidad de Creta, y lo convertimos en un espacio dedicado a la auto-organización popular, además, creando vivienda para 15 personas.

Este espacio político que posee un pequeño teatro, una sala de conferencias, bar, guardería, biblioteca, taller y preciosos atardeceres sobre el mar, ha desarrollado campañas contra la OTAN y los ejércitos, difundido el antifascismo, ejercido en defensa de las tierras de los agricultores contra los parques eólicos y contra la gentrificación. Hemos practicado la solidaridad con las personas inmigrantes y siempre nos hemos vinculado a otras okupas y luchas.

Hoy, en cambio, Vasilis Digalakis, rector de la universidad y persona cercana al partido Nueva Democracia, queriendo impulsar su carrera política en los próximos meses, ha decidido ofrecer varias propiedades de la Escuela Politécnica Superior a capos del turismo. En concreto, el edificio que ocupa Rosa Nera y otros colindantes. Su objetivo, dicen, es convertirlo en un complejo hotelero de lujo, en una ciudad ya saturada de hoteles, donde cientos de habitantes de Canea ponen sus viviendas en Airbnb, siendo aún más complicado para los trabajadores vivir en esta ciudad (isla). Historia ya conocida: Solucionar la precariedad capitalista con más precariedad. Aún así, los habitantes de Canea saben que el verdadero sentido de ésta operación es, el rédito político en la bolsa de votos derechista que conlleva intentar desalojar a las anarquistas.

La ocupación refuerza su sentido, si echamos una mirada al pasado del edificio. Situado en una fortaleza del siglo XIII sobre el puerto de Canea, está abierto por primera vez a todo el pueblo. Las autoridades griegas se han impuesto en Creta los últimos cien años, en formato de monarquía y de dictadura. El edificio que encarna Rosa Nera siempre ha estado en manos de los poderosos, como administración o como base militar. Por ejemplo, durante la ocupación nazi, incontables luchadores fueron torturados en sus sótanos por la Gestapo. Y ahora los burgueses quieren recuperarlo para los intereses del Capital.

Es sabido que el Escuela Politécnica y la empresa hotelera han llegado a un acuerdo económico por los próximos 25 años a cambio de 9 millones de euros, y eso significa que en las próximas semanas puede ser que intenten desalojar Rosa Nera. Encontrándose en el tiempo, del 21 al 25 de junio, se celebrará el 13º aniversario con multitud de eventos, a saber, conciertos, un homenaje al fallecido militante anarquista “Vardís Tsurís”, conferencias, así como una importante manifestación. El próximo 13 de junio realizaremos una manifestación por la ciudad, para gritar bien alto que defenderemos a Rosa Nera.

Queremos hacer llegar nuestro saludo a todos los compañeros de okupas en lucha, a la vez que hacer un llamamiento a la solidaridad. Estamos abiertos a cualquier apoyo, en forma de texto, acción, foto, o cuando haga falta defendiendo Rosa Nera en las calles.

¡Quitaos manos de Rosa Nera!

PD. Si queréis pasar por aquí, nos gustan las propuestas (conciertos, charlas, talleres, e.tc., correo electrónico: rosanera@espiv.net).

El texto en griego, portugués.

Deja un comentario

*

Archivo