Sigue un breve texto informativo de la Unión Sindical Libertaria de Emacia (norte de Grecia) sobre una concentración realizada hace unos días fuera de la cafetería Mikel en Berea, así como el texto del folleto que se repartió durante la concentración.

El jueves 23 de marzo de 2017 realizamos una intervención fuera de la cafetería Mikel en el centro de Berea, con motivo de la muerte del 22añero que trabajaba en esta empresa. La muerte se produjo hace unas dos semanas mientras el trabajador estaba trabajando. Se tiraron volantes, se repartieron cientos de folletos a clientes y transeúntes, y por supuesto a los trabajadores y las trabajadoras que en aquel momento se encontraban en la cafetería.

Sigue el texto que se repartió:

Contra el terrorismo de los patrones. A hacer de nuevo el sindicalismo peligroso para los patrones

Una vez más las condiciones laborales miserables que prevalecen en todos los lugares de trabajo, y en concreto en el sector de los repartidores, condujeron a la muerte del repartidor de 22 años que trabajaba en la tienda de la cadena de cafeterías Mikel, ubicada en el barrio de Colono, Atenas. El repartidor fue lesionado gravemente mientras estaba trabajando el jueves 2 de marzo, y después de estar muchos días hospitalizado falleció el 10 de marzo.

Por desgracia, este incidente viene a sumarse a una serie de accidentes laborales, y parece que refleja la dura cotidianidad de los que trabajan por la mañana y por la noche, de los que arriesgan su vida para cobrar unas migajas, y de los que luchan por vivir con dignidad. Hace tres meses, el 1 de diciembre de 2016, una trabajadora de 42 años perdió su vida mientras estaba trabajando en la tienda de comida rápida Everest, ubicada en la plaza de la Victoria, Atenas, mientras que otras cinco personas resultaron heridas y fueron conducidas al hospital. Hace un mes murió en un accidente de tráfico otro repartidor, padre de dos hijos, quien estaba trabajando en Speedex de Atenas. Si recurrimos a incidentes más antiguos, veremos que la lista de los accidentes es larga y totalmente concordante con el lucro de los patrones, en perjuicio de los trabajadores.

Seguridad social, horas extras pagadas, protección contra el estado del tiempo, mantenimiento correcto de los vehículos, aumentos previstos por la legislación: Estas son unas condiciones laborales que nunca se cumplen. La realidad de los que trabajan en la calle, bajo lluvia, en la moto, de los que no han cobrado, de los que están agotados y alienados, es muy diferente: Horas extras no pagadas, horarios flexibles, trabajo hiper-intensificado, trabajo sin descansos, amenazas diarias dirigidas a los que reclaman lo obvio.

A la intensificación del trabajo y a la explotación de nuestras vidas contestamos colectivamente. Nos organizamos directamente y de forma democrática en los lugares de nuestro trabajo, actuamos donde trabajamos y vivimos.

No nos acostumbramos a la muerte y al terrorismo de la patronal. Hacemos el sindicalismo peligroso para los patrones.

Unión Sindical Libertaria de Emacia

El texto en griego, portugués.

Deja un comentario

*

Archivo