Texto de la “Organización por la refundición del movimiento anarquista”, publicado en su página web.

En nuestro último texto (el cual fue quitado de manera arbitraria de Atenas Indymedia, con unas excusas infundamentadas) habíamos puesto de relieve el peligro de la reactivación de la podredumbre insurreccional y neo-nihilista, con motivo del estallido de una violencia ciega en la zona de Exarjia el 15 y el 17 de noviembre de 2016.

Había que acontecer los sucesos del 6 de diciembre de 2016, en los cuales la violencia ciega y el frenesí asesino de los ultras (hooligans) nihilistas y anti-sociales se manifestó en pleno esplendor. Se incendiaron toldos de viviendas, se clavaron cohetes en balcones de casas, neumáticos incendiados causaron problemas respiratorios a cientos de habitantes del barrio, quienes fueron llevados a hospitales. Y todo esto para montar la misma fiesta insurreccional sin sentido alguno, la cual vemos celebrarse reiteradas veces en nuestro barrio con motivo del asesinato de un joven.

Al parecer no hemos aprendido nada de la historia. Si no, no se puede explicar cómo un movimiento consiente todavía este carcinoma apolítico seis años después del asesinato horroroso en Marfín de tres empleados desafortunados y de un bebé no nacido. Así somos espectadores de manera pasiva de las mismas manifestaciones de esta violencia nihilista, sin hacer nada, hasta que haya más muertos. Sólo que entonces será tarde.

Respondiendo al llamamiento desesperado de la Asamblea Popular de Exarjia, declaramos que nos ponemos firmemente a su lado y al lado de los habitantes de esta zona tan sufrida por la insurreccionalidad fascista. Trataremos de contribuir, por todos los medios posibles, a la confrontación de esta gangrena, que llama revolución a los quioscos quemados, los semáforos y cabinas telefónicas rotos, las paradas de autobuses desmontadas, el saqueo de los pequeños negocios, así como los trolebuses incendiados.

Para nosotros no hay vacas sagradas, y los manifiestos paranoicos de algunos presos nihilistas insensatos, quienes incitan a ataques a los medios de transporte masivos, no nos dicen nada. El problema tiene que ser tratado de manera global, o sea con en cuanto a los autores, instigadores o cómplices, de esta realidad vergonzosa.

Llamamos por nuestra parte a más grupos-colectividades-organizaciones a posicionarse y a condenar estas prácticas y conductas anti-sociales y canibalísticas. Ya se han posicionado colectividades del ámbito anarquista en Atenas y en Corfú, y saludamos esta iniciativa suya de volverse con valor contra el carcinoma antisocial. El canibalismo no va a ganar.

Por la anarquía y el comunismo contra el canibalismo social.

Organización por la refundición del movimiento anarquista

El texto en griego.

Deja un comentario

*

Archivo