Atenas: Prohibición de manifestaciones y cargas policiales durante la visita del presidente de Alemania a GreciaAtenas: Prohibición de manifestaciones y cargas policiales durante la visita del presidente de Alemania a Grecia Atenas: Prohibición de manifestaciones y cargas policiales durante la visita del presidente de Alemania a GreciabicerkeicaapldeAtenas: Prohibición de manifestaciones y cargas policiales durante la visita del presidente de Alemania a GreciaAtenas: Prohibición de manifestaciones y cargas policiales durante la visita del presidente de Alemania a GreciaAtenas: Prohibición de manifestaciones y cargas policiales durante la visita del presidente de Alemania a GreciaAtenas: Prohibición de manifestaciones y cargas policiales durante la visita del presidente de Alemania a GreciaAtenas: Prohibición de manifestaciones y cargas policiales durante la visita del presidente de Alemania a GreciaAtenas: Prohibición de manifestaciones y cargas policiales durante la visita del presidente de Alemania a Grecia
Hoy jueves 6 de marzo de 2014 los habitantes de Atenas vieron otra vez la misma película que ven siempre que algún presidente extranjero visita su ciudad. Con la ocasión de la visita oficial del jefe del Estado de Alemania, el Régimen convirtió el centro de la ciudad en una “ciudad prohibida”, al igual que durante la visita oficial de la canciller de Alemania hace cinco meses.

La Dirección General de la Policía de Atenas emitió un comunicado, con el cual prohibía la realización de concentraciones, manifestaciones, marchas y todo acto de protesta en todo el centro de Atenas. Desde las 9:00h y hasta las 20:00h el acceso de la gente a la plaza mayor de Síntagma, el Parlamento, el Palacio Presidencial y todas las calles de sus alrededores fue cortado por la Policía.  Desde el mediodía se cerró la estación central de metro en la plaza de Síntagma, y los trenes del metro no paraban en esta estación. Durante casi todo el día el centro de Atenas quedó bloqueado al tráfico.

Centenares de maderos de todos los cuerpos de la Policía estuvieron de guardia durante todo el día por todo el centro y sobre todo en los alrededores del Parlamento, del Palacio Presidencial, de la embajada de Alemania y de varias instituciones alemanas. Francotiradores tomaron posición en las azoteas de casi todos los edificios del centro de la ciudad.

Un poco antes del mediodía la Policía disolvió por la fuerza una concentración de protesta por el desempleo, convocada por la organización sindical del autodenominado Partido Comunista y varios sindicatos burócratas. Algunos de los manifestantes rompieron el cordón policial a poca distancia de la plaza mayor, y se dirigieron al Ministerio de Finanzas, situado en la plaza, donde recibieron la carga policial.

Casi una hora después, profesores de secundaria y trabajadores municipales estaban realizando una concentración de protesta en otra plaza del centro, a poca distancia de la plaza mayor, contra los despidos y la medida de la suspensión laboral que ha afectado a miles de funcionarios. Los manifestantes hicieron caso omiso de la prohibición de la Policía e iniciaron una marcha hacia el Parlamento y el Ministerio de Reformas Administrativas, ubicados en la plaza mayor. Al aproximarse a la plaza y al ver que el camino estaba cortado por numerosas fuerzas policiales, los manifestantes cambiaron de ruta y se desviaron hacia una zona residencial, donde la Policía les cortó de nuevo el camino. Entonces, los sindicalistas oficialistas empezaron a…negociar con la Policía la ruta de la marcha…Las negociaciones no duraron mucho y después de la negación de la Policía de permitirles marchar a la plaza mayor, los manifestantes se retiraron y al rato se disolvieron.

Al mismo tiempo fuera del Parlamento unas decenas de guardias escolares realizaban una concentración de protesta contra la ley aprobada por el gobierno neoliberal, la cual permite despidos de funcionarios en suspensión laboral durante los dos meses que anteceden a las elecciones. La suspensión laboral de muchos de ellos se acaba el 23 de marzo, justo dos meses antes de las elecciones municipales y europeas.

Deja un comentario

*

Archivo