Sigue el llamamiento del Comité de solidaridad con los presos políticos en Turquía y Kurdistán, a una concentración fuera de la embajada de Turquía, en solidaridad con los docentes Nuriye Gülmen y Semih Özakça, en huelga de hambre durante 226 días en contra del régimen de emergencia impuesto por el régimen fascista turco.

El juicio de Nuriye Gülmen y Semih Özakça fue dos veces pospuesto. La nueva fecha de su celebración es el 20 de octubre de 2017. El lugar en que tendrá lugar es la cárcel Sincan en Ánkara.

La demanda justa de los luchadores, quienes están en huelga de hambre durante 226 días contra el régimen de emergencia, es que les dejen regresar a su trabajo. Dos días antes de la fecha en la que se celebraría el juicio fueron detenidos los abogados de los huelguistas de hambre. El día del juicio, no les permitieron estar presentes en los tribunales, invocando “falta de medidas de seguridad”. En este juicio 1.300 abogados declararon que eran sus abogados de defensa. En la sala del tribunal estuvieron presentes más de 300 de ellos. Aquel día fueron detenidos catorce abogados de las “Oficinas Jurídicas del Pueblo”. A causa de la ausencia de los acusados, los jueces pospusieron el juicio dos semanas.

El 26 de septiembre de 2017, dos días antes de la fecha de la celebración del segundo juicio, Nuriye fue forzada a trasladarse al servicio de urgencias de un hospital estatal, con el fin de que fuera evitada (impedida) su presencia en el juicio. Dos días después, el 28 de septiembre de 2017, fecha en que se celebraría el juicio, la Policía detuvo los autobuses con personas que iban a asistir al juicio, y cargaron contra las personas que se habían reunido fuera de la sala del tribunal, a la cual habían trasladado sólo a Semih. En su discurso de defensa Semih declaró que el juicio era una parodia (teatro) y se refirió a la situación política y social en el país (Turquía), así como al papel de la huelga de hambre durante los últimos meses.

Ahora cada día es crucial para su estado de salud. La posibilidad de practicar la alimentación forzada es alta, al igual que el peligro apra su salud. También, los huelguistas de hambre declararon que no van a aceptar la alimentación forzada y que continuarán su huelga de hambre hasta la satisfacción de sus demandas. Es conocido que la noticia de la huelga de hambre se propagó por toda la Tierra y se ha convertido en un símbolo de resistencia contra las medidas de emergencia.

Llamamos a todos y a todas a no permitir al Estado fascista de Turquía a asesinar a Nuriye y a Semih. Que sean excarcelados los docentes en huelga de hambre y que se satisfagan sus demandas. Que vivan Nuriye y Semih, y que regresen a su trabajo. Que se acabe el estado de emergencia y que se abolan las leyes que lo han impuesto.

Llamamos a todos y a todas a manifestarse el viernes 20 de octubre fuera de la embajada de Turquía (esquina de Vasileos Georgiou y Rigillis), desde las 10:30h hasta las 12:30h. Vamos a estar ahí para expresar nuestra solidaridad con Nuriye Gülmen y Semih Özakça.

El texto en griego, portugués.

Deja un comentario

*

Archivo