Hace unos días la okupa de techo para inmigrantes de la calle Notará, 26 (Exárjia, Atenas), recibió un ataque incendiario. Sigue el comunicado emitido por la asamblea abierta de la okupa con motivo del ataque.

El miércoles 24 de agosto, a las 3:45h, la okupa de techo para inmigrantes de la calle Notará, 26, recibió un ataque incendiario. El modo en que actuaron los incendiadores es considerado por nosotros un claro ataque asesino, planificado para causar muertes, además de los graves daños materiales. Esta acción cobarde se realizó en agosto por pensar los incendiadores que los reflejos del movimiento de solidaridad serían bajos. Sin embargo, en vano…

Después del ataque con cócteles molotov y con artefactos incendiarios, el grupo de vigilancia (salvaguardia) de los inmigrantes y los solidarios actuó de inmediato, haciendo uso de los extintores de la okupa. Las más de 130 vidas que corrieron un grave peligro se salvaron exclusivamente por la reacción inmediata de todos los residentes, de los solidarios y de los vecinos, así como de los bomberos, a pesar de que en su boletín de prensa la okupa está citada como almacén, insinuando que no había personas en su interior.

Este suceso forma parte de una serie de ataques contra las okupas de los y las inmigrantes, contra los refugiados y los centros sociales libres. Estos ataques han sido realizados por el Estado y los aparatos paraestatales en conjunto. En esta colaboración el primero actúa “legalmente” (como en el caso de las tres okupas desalojadas) y el segundo con las bien conocidas prácticas de la mafia (como en los casos de varias okupas de Atenas), poniendo en el punto de mira el movimiento de solidaridad.

Después de unos meses de referencias caritativas en los mass media al drama de los y las inmigrantes, la reacción naciente de la xenofobia y del racismo ha hecho cambiar rápido la actitud de los mass media y del Estado: De la aproximación “amistosa” de la cuestión a la de la actitud fóbica contra los solidarios, poniéndoles en el punto de mira.

Tales acciones no pueden debilitar nuestra solidaridad. Las formaciones fascistas que viven en la oscuridad saben muy bien cuáles serán las consecuencias de sus acciones. Su racismo no tiene ningún fundamento social. Se manifiesta sólo con acciones cobardes, típicas del sub-mundo, por lo general inacabadas y fracasadas. Nuestra rabia hacia el Estado y sus aparatos terroristas nos fortalece y nos llena de insistencia. Nuestros proyectos seguirán existiendo y se multiplicarán, dando techo a los parias de la Tierra, y machacando el fascismo en la sociedad. Nuestro movimiento está creando las rupturas necesarias de la normalidad impuesta por el Estado, los mass media y sus bravucones fascistas.

Desde hace once meses solidarios e inmigrantes de la okupa de techo para inmigrantes de la calle Notará, 26, actuamos en común sobre la base de la igualdad, la solidaridad y el funcionamiento horizontal, luchando diariamente por una vida mejor, lejos y fuera de todo tipo de discriminaciones. Por esta okupa han pasado unos 5.000 refugiados e inmigrantes. Con los valores de la auto-organización y la auto-gestión, y a despecho de los percances que hayan surgido, se han cubierto las necesidades de techo, alimentación, enseñanza, protección jurídica, atención médica y entretenimiento. Se trata de una solidaridad constante, realizada por todos y todas en común.

Como respuesta a este ataque incendiario, son llamados todos y todas, individuos y colectividades, a apoyar en la práctica los proyectos de solidaridad, respondiendo de una manera combativa al régimen de terror que quieren imponer el Estado y los fascistas.

Todos y todas a la manifestación, el lunes 29 de agosto de 2016, a las 18:00h, en los Propileos de la vieja Universidad (centro de Atenas).

PD. Con respecto a las sonrisas de los maderos, se las devolvemos. La ocupa está viva y seguirá estando en pie.

Atenas, 25 de agosto de 2016,

La asamblea abierta de la okupa

El texto en griego, portugués.

Deja un comentario

*

Archivo