Parece que la llamada crisis no ha afectado nada a los armadores griegos. En 2011 sus beneficios (declarados) llegaron a los 14 mil millones de euros. Como veremos más adelante en realidad son muchísimos más. Y como siempre no pagaron ni un euro de impuestos ni al Estado griego ni a otro Estado. Unos días antes de las últimas elecciones amenazaron con trasladar la sede de sus compañías navieras a otros países y con cambiar la bandera de conveniencia de sus barcos, si el nuevo gobierno pedía la anulación de los memorándum, de las leyes anti-obreras que los acompañaron, así como de la exención de impuestos y de los otros privilegios de los que gozan por ley.

Al mismo tiempo, los armadores griegos subvencionan a los partidos políticos que apoyan al Régimen y están a favor de los memorándum, promocionan a sus miembros, facilitándoles abundante tiempo televisivo en los medios de desinformación que poseen o controlan, y no dudan en proceder a unas obras de caridad, echando unas migajas a unas cuantas personas pobres, con el fin de construir su perfil social. Es que se están preparando para el nuevo reparto de los recursos energéticos del mediterráneo oriental y por supuesto para ganar más, ellos y los parásitos que los rodean.

Hace unos días la Unión de Armadores Griegos le agradeció al gobierno la aprobación de una ley, con la cual se les permite contratar a guardias de seguridad armados a bordo de los barcos que tengan bandera griega y de otros buques de patrulla que les podrán acompañar. Así cada armador podrá tener a su disposición un pequeño ejército privado, por igual que los señores feudales de hace unos tiempos, que al parecer no son muy lejanos. La ley fue votada después de una petición de la Unión de Armadores, en la cual estaban bien explicitados todos los detalles de la ley. Más sobre este tema podréis leer dentro de unos días en otra entrada nuestra.

Además de la exención de impuestos legal (todo se hace por la vía legal…como es debido en el capitalismo), la evasión de impuestos a través de sus empresas offshore y las contribuciones patronales casi inexistentes, muchos de ellos evaden impuestos de una manera provocadora y descarada. Uno de ellos evadió 40 millones de euros de impuestos de la compra de unos 130 inmuebles durante los cinco últimos años…Aunque el caso llegue a la llamada Justicia, dicho armador- así como todos- no tiene por qué preocuparse. Como hemos comentado, todo es legal. Desde los años ´60 el único sector de la economía griega que está totalmente “protegido” de los…escollos y de los…malditos impuestos es el de los armadores.

Son tantos los privilegios de los que gozan los armadores griegos que han llegado a poder financiar ellos mismos la construcción de sus barcos y en menos de 5 años tener la oportunidad de duplicar su flota y a continuación “invertir” una parte del dinero ganado en compra de tierra, inmuebles, hoteles, agencias de viajes, compañías marítimas y por supuesto canales televisivos y emisoras de radio, para controlar aún más directamente la vida política del país.

A propósito, varios políticos y periodistas, como unos perros fieles a sus amos, andan reproduciendo el argumento de sus amos de que ellos ofrecen trabajo a miles de marineros griegos. Entonces, de ser así, todos los negocios que emplean a trabajadores griegos tendrán que gozar de los mismos privilegios… Tampoco son muchos los marineros griegos que trabajan en barcos de bandera o de propiedad griega. En la actualidad son menos de unas 5 personas en cada barco de propiedad griega. Los marineros griegos contratados por los armadores griegos suelen ser el capitán, el mecánico de primera clase y algún oficial más entre los tripulantes. Estos son los que tienen el control de todo lo que ocurre en el barco y son personas de la confianza total del armador. Los demás tripulantes son los modernos esclavos de las cárceles flotantes.

Centrémonos un poco más en el tema de los tripulantes de sus barcos. Hoy los marineros griegos son unos 19.000, si en 2008 eran unos 35.000 y en 1980 unos 100.000. Uno podría suponer que todos estos marineros griegos han sido sustituidos por extranjeros. Sin embargo, de 2004 a 2006 el número de los marineros griegos bajó un 9,5%, mientras que él de los marineros extranjeros subió tan sólo un 0,4%. De 2006 a 2011 el descenso respectivo llegó al 4% y el aumento de los tripulantes extranjeros subió tan sólo un 2%. ¿Raro, no? O sea que según parece, los puestos de trabajo que ofrecen estos generosos señores son cada vez menos, pero sus barcos y sus beneficios son cada vez más. Según los datos oficiales, los 81.000 puestos de trabajo de marineros griegos que se perdieron entre 1981 y 2012 fueron sustituidos por tan sólo unos 5.000 extranjeros. ¿Cómo es posible? Algo no cuadra. Algo falta. Lo que faltan y por consiguiente no aparece en los datos y las estadísticas son los marineros y los obreros de los astilleros (griegos y extranjeros) que trabajan en negro, bajo unas condiciones de esclavitud total.

Y por supuesto los armadores no pagan nada de impuestos al Estado. Además, pueden contaminar lo que quieran, ya que gozan de una impunidad absoluta. Pueden transportar lo que quieran, legal o ilegal, dado que en el mar la única ley que es válida la ley de ellos, la ley del terror. Puede ser que en sus barcos y sus astilleros los denominados “accidentes laborales” sean frecuentísimos, pero ellos casi nunca son castigados o multados, y cuando lo son la multa les hace reír y seguir con su labor tan lucrativa, recibiendo los elogios de la Prensa y los demás medios de propaganda del Régimen que ellos mismos controlan.

Así pues los periodistas los llaman “Ulises contemporáneos”, “ingeniosos”, “linces” e.tc, consolidando en el inconsciente de la gente la imagen de unas personas inteligentes y astutas que han llegado a su estatus actual gracias al “genio griego” en el mar. La verdad es que son unos capitalistas despiadados que han hecho sus fortunas aprovechándose de todos estos privilegios que les concedió el Estado griego en los años ´60, en una época en la que el Capital naviero era el Estado. Estos privilegios han perdurado hasta nuestros días.

También sus esbirros en los mass media no dejan de repetir que son unos patriotas. Estos “patriotas griegos” parece que no son tan patriotas con los marineros griegos, ya que contratan cada vez menos de ellos, y explotan cruelmente tanto a ellos como a los marineros extranjeros. Es cierto que la explotación no hace discriminaciones. También, en su caso damos con la paradoja de unos “patriotas”, la mayoría de cuyos barcos no tienen bandera griega (casi el 80%), quienes no contribuyen nada a la economía de su querida “patria”, ya que no pagan impuestos y tienen su dinero depositado en bancos extranjeros.

Ya los dos tercios de sus barcos son construidos en astilleros extranjeros. O sea que tampoco dan trabajo a obreros de astilleros griegos. Menos de la quinta parte de sus barcos navegan con bandera griega. El resto de ellos navegan con banderas de conveniencia, rindiendo homenaje a la globalización y estando bien resguardados de “tormentas” y “escollos”.

Con respecto a los préstamos tomados por ellos, en 2008 pagaron unos 67 mil millones de dólares a bancos extranjeros y unos 4 mil millones a bancos griegos. No pagan ni siquiera el IVA al Estado griego, para productos comprados en Grecia y que van a ser consumidos a bordo de sus barcos. Hasta los gastos de sus compañías navieras son presentados como gastos de sus barcos y están exentos del IVA. Por si fuera poco, sus hijos, al heredar su fortuna, no pagan ningún impuesto por herencia como lo hacen todos los demás griegos. Todos menos los patriotas…

La única cláusula de la única ley que prevé un cierto impuesto a una cierta categoría de buques de carga griegos es por lo menos ridícula. Por ejemplo, por un barco de esta categoría de unos 8 años de edad, el impuesto previsto alcanza los 9.000 dólares, si los ingresos que puede tener el propietario de este barco oscilan entre 40 y 60 millones de dólares al año. Señalamos que un armador posee como promedio unos 40 buques, la quinta parte de los cuales navegan con bandera griega.Los beneficios que les reportan los barcos de bandera de conveniencia extranjera son iguales o a’un mayores.

También, el estado griego subvenciona a la Caja de Seguridad Social de los marineros griegos con 1,1 mil millones al año. ¡Es decir que las contribuciones patronales de los armadores griegos las paga el pueblo griego!

Con todos estos privilegios escandalosos, uno tiene que ser muy estúpido y esforzarse mucho por no tener las ganancias que tienen ellos… La verdad es que la mayoría de ellos no se caracteriza por su inteligencia y eso se les nota al oírles hablar fatal su propia lengua materna. Tampoco se esfuerzan, ni por no ganar ni por ganar…

Por cierto, hablando de ganancias en 2008 un periódico de la Prensa más fiel al Régimen calculó que los beneficios del propietario de un solo buque de carga de 90 a 120 mil toneladas de capacidad superan los 70.000 dólares por cada día que este barco esté fletado. Multiplicar esta cifra por 100 o por 140 (el número promedio de la flota mercante de un armador griego) y luego por 200 (los días anuales en que un barco de esta capacidad está fletado) para hacerse una idea del pastón que están ganando estos capitalistas en pleno crisis. Sólo con los impuestos que evaden estos “patriotas” podrían pagar la deuda exterior de su patria. Pero como es bien conocido el Capital no tiene patria.

Concluyendo, hay que señalar que no hemos entrado en detalles, haciendo estos cálculos. Seguro que los beneficios de los armadores son muchísimo más altos, estando metidos en negocios aún más oscuros. Pero aún cuando no lo sean, ¿después de todo esto, le queda a alguien la menor duda de que la riqueza producida en la sociedad (por una mayoría) y acumulada (en manos de una minoría) sería algo más que suficiente para sustentar a todos, siempre que estuviera repartida? El caso escandaloso de los armadores griegos, además de ser ilustrativo de cómo funciona el capitalismo, nos ayuda a contestar a este interrogante.

Fuentes: http://ergasiakodeltio.wordpress.com/, http://thesecretrealtruth.blogspot.com/.

4 comentarios para “Armadores griegos: patriotas de agua dulce flotando en un mar de dinero sucio”

  • […] Nadie dice nada del sufrimiento intolerable de la población. Que sus impuestos han subido un 300%. Que los ingresos de los más débiles han bajado un 82%. Que salarios y funcionarios se han reducido más del 30%. O lo que es más grave, que los más ricos armadores no pagan impuestos. […]

    Responder
  • […] privilegios a los armadores, que vienen siendo los principales capitalistas nacionales de Grecia: Armadores griegos: patriotas de agua dulce flotando en un mar de dinero sucio | "Parece que la llamada crisis no ha afectado nada a los armadores griegos. En 2011 sus beneficios […]

    Responder
  • […] de impuestos a los armadores, que vienen siendo los principales capitalistas nacionales de Grecia: Armadores griegos: patriotas de agua dulce flotando en un mar de dinero sucio | "Parece que la llamada crisis no ha afectado nada a los armadores griegos. En 2011 sus beneficios […]

    Responder
  • […] A la hora de entender la posterior intervención gubernamental, hay que tener en cuenta que este sector mueve mucho dinero en la economía griega y que la patronal del mismo (la Unión de Armadores Griegos) ostenta una cantidad ingente de privilegios desde los años 60 del pasado siglo. En este sentido, las empresas marinas están exentas de pagar muchos impuestos, su contribución a la caja de la seguridad social a través de cada uno de sus empleados es mínima (en gran medida lo afronta el Estado) y, si esto no es suficiente,  siempre tienen la posibilidad de utilizar bandera de otros países y ahorrarse aún más contribuciones al erario público. Todo esto ha hecho que éstos hayan ido enriqueciéndose a lo largo de estos años, con lo que han diversificado sus negocios alargando sus tentáculos a la construcción o los medios de comunicación. Para más información sobre este asunto se pude consultar el siguiente artículo: http://www.verba-volant.info/es/armadores-griegos-patriotas-de-agua-dulce-flotando-en-un-mar-de-dinero-suci…. […]

    Responder

Deja un comentario

*

Archivo