Ninguna casa sin electricidad

El gobierno ha amenazado con cortarles el suministro eléctrico a quienes no paguen el último impuesto inmobiliario: se trata de uno de los innumerables impuestos, tributos y contribuciones que tiene que pagar el súbdito que vive en esta provincia de la Unión Europea al Capital y al Estado. El Régimen declaró que iba a cobrar este impuesto adicional extraordinario a través de la cuenta de electricidad de cada propiedad. A continuación se presentan algunas de las reacciones colectivas auto-organizadas, contra este impuesto.

El viernes 11 de noviembre los miembros de la Asamblea Abierta de Vecinos del barrio de Atenas Iliúpoli, y más gente que se opone a los tributos impuestos por el gobierno y sus amos, realizó una concentración de protesta fuera de las oficinas de la Compañía de Electricidad local. El domingo 13 de noviembre, se celebrará una asamblea abierta en este barrio para tomar decisiones sobre las acciones realizadas en el futuro.

En correspondencia con las acciones de la Asamblea Abierta de Vecinos del barrio de Iliúpoli, los miembros de la Asamblea Popular Abierta del barrio de Aguios Dimitrios (Brajami), se reunieron el viernes 11 de noviembre, a las 12:00h, fuera de las oficinas de la Compañía de Electricidad de su barrio.

Sigue el comunicado de la Asamblea Popular de Brajami:

Impuestos inmobiliarios cobrados con la cuenta de electricidad, cortes del suministro eléctrico, medidas sucesivas, despidos, pobreza… Que la oposición individual se convierta en negativa y acción colectivas.

Las medidas que está imponiendo el gobierno son presentadas como la única solución para poner fin al “colapso económico”. La acumulación de la deuda, sin embargo, es una creación del mismo sistema capitalista, el cual en ocasiones produce crisis, que siempre tienen que pagar los trabajadores y los desempleados. Durante los últimos dos años estamos viviendo las consecuencias de esta política en nuestras vidas, con los estratos sociales bajo y medio recibiendo diariamente un aluvión de impuestos por parte del Estado. El desempleo crece a ritmos galopantes, los sueldos disminuyen y la búsqueda de beneficio en cualquier actividad humana se hace cada vez más intensa. En el marco de esta invasión  económica que estamos recibiendo, la gente no puede cumplir los requisitos mínimos de la supervivencia, corriendo además el riesgo de que le corten el suministro eléctrico. Como si fuera poco, a todo esto viene a sumarse el nuevo tributo inmobiliario cobrado a través de las cuenta de electricidad. Por primera vez en nuestro país, la electricidad se transforma de un bien social en un medio de chantaje.

Es necesario darnos cuenta del poder que tenemos en nuestras manos y actuar de inmediato, de manera colectiva y eficaz contra la ofensiva que recibimos diariamente. A integrar nuestra oposición individual a la resistencia colectiva para salir vencedores. A solidarizarnos con los que se les han cortado el suministro eléctrico por no tener o no querer pagar los tributos. Nadie va a estar solo en esta opción (de no pagar), vamos a estar todos juntos.

Confiando en la auto-organización como la única opción en nuestros tiempos, formamos nuestras resistencias de desobediencia colectivas, sin esperar nada a “salvadores”. Organizamos nuestra reacción, con procesos de democracia directa, de una manera más eficaz y práctica.

Llamamos a un debate-información, el sábado 12 de noviembre, acerca de los modos de acción y de solidaridad práctica a nivel local, en caso de corte del suministro eléctrico y sobre la negativa a pagar el impuesto inmobiliario a través de la cuenta de electricidad.

La Asamblea Popular Abierta de los barrios de Elinikó, Argirúpoli, se celebró el sábado 5 de noviembre. A continuación se puede leer la traducción de su comunicado.

No al impuesto inmobiliario a través de las cuentas de electricidad. ¡Ninguna casa sin electricidad!

Vecino/vecina,

La Asamblea Popular Abierta de los barrios de Argirúpoli-Elinikó es una iniciativa de vecinos, quienes desde el mayo pasado se reúnen para debatir y formar en común respuestas a todo lo que dificulta nuestra vida.

El sábado 5 de noviembre, se habló sobre las formas de confrontar el impuesto inmobiliario depredador incorporado a las cuentas de electricidad. Hemos intercambiado opiniones y experiencias, hemos compartido temores, preocupaciones y ansiedades, y hemos concluido una vez más con el lema de que ante la alienación del individualismo y de la acomodación, la solidaridad en la práctica no sólo es nuestra arma más fuerte, sino también la única respuesta que tenemos que dar como sociedad.

Teniendo como principio la solidaridad y con arreglo a ella, procedemos a una breve información sobre las  posibilidades que tenemos, así como sobre propuestas de acciones prácticas. Para pagar sólo el precio de la electricidad, sin tener miedo, vamos a un cajero automático de un banco que colabora con empresas de servicios públicos. El municipio de Elinikó-Argyrúpoli se ha encargado de de recolectar las facturas de las cuentas pagadas y apoya la negativa a pagar el impuesto inmobiliario (tel. 2132018745). Cerramos bajo llave el armario en que se encuentra el contador de electricidad. Cada uno de nosotros está al lado de su vecino e impide el corte del suministro eléctrico en todas las casas.

En el caso de que logren cortarnos el suministro eléctrico, organizamos nuestras reacciones en común con el barrio y lo reconectamos nosotros mismos. La solidaridad en la práctica es nuestra arma más fuerte contra la ofensiva de terrorismo que el Capital y el Estado han desatado contra nosotros. La única garantía de la eficacia de nuestra lucha es nuestra acción colectiva y nuestra lucha combativa.

¡No pagamos! ¡Porque no podemos y qué no queremos pagar! La electricidad es un bien público y no puede ser un medio de chantaje para el cobro de un impuesto injusto y antisocial.

Sigue el comunicado de la Red de Solidaridad Social de Eksárjia-Neápoli Contra los Tributos. Ya se ha realizado una asamblea, el domingo 6 de noviembre y la próxima es para el sábado 12 de noviembre en la plaza de Eksárjia.

Ninguna casa sin electricidad.

¡No más “salvación”! ¡A salvar a nosotros mismos y a nuestro prójimo!

Desde hace dos años, con el pretexto del terrorismo de la deuda, estamos experimentando una ofensiva sin precedentes: recortes salariales y de pensiones, despidos, reducción de los gastos sociales, aumento de los precios de los artículos de primera necesidad…La lista es interminable. Otro episodio de esta guerra que se ha declarado contra nosotros es el impuesto inmobiliario que el gobierno quiere cobrar con la cuenta de electricidad, chantajeándonos bajo la amenaza del corte del suministro de electricidad a los que no lo paguen. No sólo es inconstitucional el convertir la cuenta de electricidad en un mecanismo de recaudación de impuestos, sino también es inaceptable privarle a cualquiera de nosotros de un elemento social esencial, como la electricidad.

¡Hemos decidido auto-organizarnos y resistir!

Ya la imposición del tributo ha dado con la oposición masiva de sindicatos, asociaciones, municipios, asambleas vecinales y otros colectivos, que se están organizando para no pagarlo. Estamos decididos a impedir a cualquiera que intente cortar el suministro eléctrico, así como a reconectarlo si ya se ha cortado. ¡Tomemos iniciativas para defender nuestras vidas y apoyarnos mutuamente! ¡Nuestra selección es la desobediencia y nuestra arma es la solidaridad! ¡Todos juntos tenemos el poder de anular sus planes!

Para aquellos que no tienen dinero de pagar o se niegan a pagar el tributo, el sábado 12 de noviembre, a las 18:00, en la plaza de Eksárjia, debatimos sobre:

– Negativa masiva a pagar el tributo (formas de no pagar)
– No dejamos a ninguna persona sin electricidad. Organización de apoyo a los que corren el riesgo de que les corten el suministro eléctrico
– Reconexión del suministro eléctrico cortado
– Concentración de protesta y bloqueo de la Compañía de Electricidad
– Conexión con (movimientos de) otros barrios/colectivos
– Propuestas de otras acciones

Red de Solidaridad Social de Eksárjia-Neápoli Contra los Tributos

Más asambleas de vecinos contra los impuestos se están celebrando en varios barrios de Atenas y en varias ciudades y pueblos del territorio del Estado griego.

2 comentarios para “Acciones contra el impuesto inmobiliario extraordinario cobrado a través de la cuenta de electricidad”

Deja un comentario

*

Archivo