La empresa multinacional de telefonía móvil Wind, aprovechándose de la nueva ley anti-obrera que fue votada con la aprobación del segundo memorándum, ha comenzado a despedir a muchos de sus trabajadores al tiempo que no respeta ni el convenio colectivo ni las mínimas condiciones de higiene y seguridad de ellos. Wind es otro ejemplo de la esclavitud total que nos reserva el Régimen de la Democracia. A continuación publicamos el comunicado de prensa del sindicato de los trabajadores sobre las movilizaciones huelguistas.

La Dirección de la compañía telefónica Wind continúa despidiendo a compañeros de trabajo de todos los niveles administrativos. Solamente en el último mes procedió a unos 30 despidos, sin haber sustituido a los despedidos por otros trabajadores. Unos trabajadores con muchos años de experiencia, que han ofrecido lo máximo, con una calidad en su trabajo, con un reconocimiento de sus servicios demostrado, son conducidos al desempleo. Último ejemplo de esto fue la tentativa de la Dirección de despedir anteayer a uno de los encargados de un departamento, la cual fue detenida por la negativa del despido por parte del trabajador, la reacción de sus subordinados y la intervención directa del sindicato en el momento de la entrega a él del documento de notificación de su despido.

La Dirección de la empresa se vela por camuflar los despidos del personal, llamándolos retiradas por voluntad propia, chantajeando a última hora a los candidatos a ser despedidos, consiguiendo así su consentimiento sigiloso.

Estos despidos están conduciendo a la desestructuración gradual de los departamentos de la compañía, ya que son eliminados unos ciertos departamentos, son abolidos sectores de trabajo, y siguen entregándose obras a empresas de contratistas, con una calidad y unos beneficios económicos dudosos para Wind. Y todo esto está pasando cuando hace unos meses el director general aseguraba en epístolas y entrevistas suyas que la empresa va bien, no tiene obligaciones a otros, es rentable y continúa su ruta con unos planes claros.

Las reducciones de los gastos de funcionamiento y del personal conducen varios departamentos a la intensificación de su trabajo hasta el punto en que son recortados los días de vacaciones de verano o incluso son concedidos fuera del período en que los necesiten los trabajadores, conducen a recortes en la necesidad del trabajador de tener un trabajo seguro y saludable, conducen a la eliminación de los descansos de los trabajadores, quienes se ven forzados a dedicar el tiempo de su descanso a la atención telefónica, conducen al empeoramiento de las condiciones de trabajo, ¡si la Dirección hace recortes hasta en el aire acondicionado en unos espacios en los que trabajan unos compañeros de trabajo a unas temperaturas altísimas!

Más allá de esto, la compañía se precipitó de forma unilateral a aplicar las decisiones del gobierno anterior, posterior a la votación de las leyes del segundo memorándum, y a minar el convenio colectivo, congelando los ascensos salariales, y no reconociendo la extensión (prórroga) de los convenios colectivos ramales (sectoriales).

Por todo lo anterior, se celebró una asamblea general del sindicato, en la que se tomó la decisión de convocar una huelga de 24 horas en toda Grecia, el jueves 21 de junio, desde las 00:00h hasta las 23:59. Llamamos a todos los trabajadores a participar en las manifestaciones y protestas huelguistas que se celebrarán en Atenas, fuera de los edificios de Wind, en la avenida Athinon, 106, y en la avenida Kifissias, 66, desde las 7 de la mañana de ese día.

Todos juntos unidos reivindicamos:

– Que paren de inmediato los despidos

– Que se aseguren los puestos de trabajo

– Que pare la degradación de las condiciones de higiene y de seguridad en nuestro trabajo

– Que pare la desestructuración de los departamentos de la empresa

– Que sean aplicadas las condiciones del convenio colectivo

El texto en griego.

Deja un comentario

*

Archivo